Publicidad
Publicidad
La era AMLO / header desktop
La era AMLO / cintillo galería desktop

Juan Pablo Castañón: "La forma de combatir la pobreza es con empleo productivo"

El presidente del CCE dice que el crecimiento sólo se logra con inversión pública y privada. Y para eso tiene que haber colaboración y confianza, añade, en su balance de la primera semana de AMLO.

Colaboración y sinceridad, elogiando algunas veces y criticando cuando sea necesario. Así se resume la actitud de los empresarios con el nuevo gobierno, según se desprende de las palabras de Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el organismo que agrupa a las principales agrupaciones empresariales del país.

Por eso, por un lado, el representante empresarial firma este viernes, junto con la Secretaría del Trabajo, el primer convenio con compañías privadas para la puesta en marcha del programa 'Jóvenes Construyendo el Futuro', impulsado por Andrés Manuel López Obrador. Pero por otro, no tiene reparo en criticar algunas medidas del nuevo gobierno, en esta entrevista con Expansión en la que hace balance de la primera semana del presidente.

EXPANSIÓN: ¿Cuál fue su opinión del discurso de López Obrador en la toma de posesión?

JUAN PABLO CASTAÑÓN: Primero, hay que señalar que el discurso del presidente fue consistente con sus planteamientos durante su campaña política. Y es positivo reconocer que para el crecimiento de México se requiere inversión privada, combinada con inversión pública. Hoy, el 85% es privada y sólo el 15% de la inversión es pública, y por lo tanto es imposible pensar en un proyecto de gobierno que pueda hacerse sólo con inversión pública. Entonces, tiene que haber una sincronía de proyectos, una visión compartida y términos de confianza que permitan aterrizar esa inversión, para que no se nos caiga, pues cayéndose la inversión se caerían los empleos, y entonces tendríamos un serio problema de productividad en el país.

Lee: ¿Qué sabemos del proyecto de Santa Lucía?

También es importante fijar como las dos prioridades el combatir la inseguridad y combatir la corrupción. Eso nos puede dar 1 o 2 puntos de crecimiento económico. Desde las empresas, nosotros estamos haciendo lo propio, en cuanto a integrar códigos de comportamiento y mejores prácticas de gobierno corporativo y códigos de ética empresarial. Al mismo tiempo, este miércoles acordamos con el secretario de Seguridad Pública integrar un equipo multidisciplinario, desde la iniciativa privada, en donde le propongamos ciertas medidas que nos ayuden a proteger mejor el transporte de las mercancías y el entorno de violencia en algunas zonas del país, alrededor de las empresas.

Publicidad

Por otro lado, nos preocupa el no reconocimiento de la función de la empresa en un mercado de libre empresa, como el que hemos tenido los últimos 30 años. El crecimiento de México ha sido moderado, en un promedio de entre el 2% y el 2.5% en estos 30 años, pero nos ha llevado a ampliar la expectativa de vida de los mexicanos de 68 años a 77 años, nos ha llevado a disminuir en 6% la mortalidad infantil, a aumentar el PIB per cápita de 2,000 dólares por persona a 8,900 dólares. El modelo de apertura de México, el modelo de generación de competitividad a través de libre mercado, ha tenido sus resultados positivos.

Lee: Las reservas internacionales no se tocan, son de Banxico, dice Carlos Urzúa

Pero tenemos que reconocer que este modelo de apertura, de inversión y de empleo formal se ha concentrado en el centro y el norte del país. Hay retos muy importantes en donde se concentran la pobreza, la falta de infraestructura y la falta de inversión, en el sur sureste del país.

Al mismo tiempo, tenemos estados como Aguascalientes, Nuevo León, Guanajuato y Querétaro, que crecen al 8%, al 10%, incluso hasta el 12%. Este modelo es el que tenemos que llevar al resto del país. Las empresas que exportan pagan un 37% más de salarios que el resto de las empresas. Tenemos que buscar que más pymes, a través de acceso a tecnología, mejor preparación de los jóvenes pre-universitarios y universitarios, puedan incrementar el valor de lo que se produce para ser más competitivas. Es la forma de crecer, es la forma de combatir la pobreza, sólo así, a través de empleo productivo.

La “creatividad legislativa” daña, dice la cúpula empresarial

Habla de la importancia de colaborar entre la inversión pública y privada. ¿La cancelación del nuevo aeropuerto de Texcoco puede reducir la confianza en México de los inversionistas, sobre todo de los extranjeros?

Publicidad

Esta medida ha causado un problema de confianza en los mercados financieros, que ha deteriorado la calificación de la deuda mexicana, y eso ya nos está costando, no sólo a lo que debemos, sino a los proyectos productivos que en todo México generan inversión pública y privada. Porque todos requieren financiamiento, y si el costo del financiamiento sube 1 punto, eso encarece las inversiones.

Lee: ¿Qué sabemos del proyecto de Santa Lucía?

El tema del aeropuerto se nos consultó, nosotros dimos nuestra postura, y... pues se tomaron decisiones en el sentido contrario. Ahora hay que ver cómo el gobierno encuentra mecanismos para no romper con la confianza de los grandes inversionistas de mercados mexicanos y extranjeros, para que los siguientes proyectos de infraestructura puedan seguir teniendo apoyo. Me parece acertado no suspender las obras hasta encontrar una solución, y al mismo tiempo iniciar los estudios de Santa Lucía para ver si es factible la convivencia en seguridad aeronáutica entre el aeropuerto actual y Santa Lucía. Todo este tiempo permite una reflexión que nos lleve de nuevo a generar confianza en los mercados internacionales, porque sí se deterioró y tenemos el reto de recuperarla.

¿Qué opinan los empresarios de la propuesta de la zona libre en la frontera?

Nosotros estamos en discusiones o análisis con la Secretaría del Trabajo, esperando la implementación por parte de la Secretaría de Economía y la Secretaría de Hacienda. La combinación de disminución de impuestos con aumento de salarios tiene que ser cuidadosa, tiene que ser clara, para que no tenga una afectación en costos de productividad que aleje la inversión o disminuya el empleo. Sí se trata de hacer atractiva la inversión y el empleo en la zona norte, pero también se trata de que no existan distorsiones en la economía que puedan generar problemas de baja productividad o disminución de la inversión, y por eso estamos trabajando con la Secretaría del Trabajo y esperamos hacerlo pronto con la Secretaría de Economía.

Lee: La industria de la construcción espera licitaciones del Tren Maya

Publicidad

Este viernes firman el primer convenio del programa 'Jóvenes Construyendo el futuro'. ¿Qué resultados puede dar esta medida y cómo se puede lograr que incluya a los jóvenes en situación de mayor pobreza, y no sólo a la clase media?

Nosotros estamos muy optimistas de poder incorporar a más jóvenes al sector formal, para enseñarles nuevas competencias laborales, incorporarlos a las habilidades del mundo actual.

Los jóvenes que se inscriban serán bienvenidos, y que se le pueda dar acceso a información a jóvenes con menores recursos será una responsabilidad de la Secretaría del Trabajo. La nuestra será incorporar más empresas que estén dispuestas a 'tutorear' durante un tiempo a los jóvenes que no han tenido oportunidades para darles habilidades. Eso seguramente fortalecerá el espíritu, la cultura empresarial productiva de la juventud mexicana.

Seguramente será positivo, y esperemos que logremos también incluir a jóvenes en lugares de pobreza y pobreza extrema. Desafortunadamente, hay que reconocer que los lugares de mayor pobreza son los menos comunicados, y donde es más difícil que una empresa esté establecida. Por eso tiene que acompañarse con un plan de inversión, de infraestructura, de conectividad y de certeza en las inversiones hacia esas zonas del país, para que el programa tenga el efecto incluyente que estamos buscando.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad