Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Lincoln Continental revive las 'puertas suicidas'

La marca lanzará una versión especial del famoso modelo de los años 60, con su distintivo diseño de puertas traseras que abren a la inversa.
mar 25 diciembre 2018 09:38 AM
Ford Lincoln Continental
Reto. Las 'puertas suicidas', algo que diseñadores de Lincoln siempre han querido incluir en un auto, representaron algunos desafíos de ingeniería.

CNN - Lincoln está trayendo de vuelta sus icónicas “puertas suicidas”. Una versión especial de edición limitada del gran Lincoln Continental tendrá puertas traseras con bisagras en la parte trasera en lugar de en la delantera.

Esta característica presentó algunos desafíos de ingeniería, pero las puertas que se abren hacia atrás son algo que los diseñadores de Lincoln siempre han querido incluir en un automóvil, dijo el director de diseño, David Woodhouse. Las puertas están estrechamente asociadas con uno de los modelos más recordados de la marca, el Lincoln Continental de la década de 1960.

El Continental de 1961 fue un punto de inflexión en el diseño automotriz estadounidense. Muchos fabricantes de automóviles experimentaban con nuevos estilos a medida que cambiaban las tendencias. Después de años de crecientes adornos cromados y alerones cada vez mayores que alcanzaban las alturas de las de los aviones de pasajeros, el Continental fue impactante con su simplicidad puramente horizontal.

Lee: Estas son las razones por las que Ford no elimina al Mustang

“El Lincoln de 1961 fue realmente un auto de referencia en una era de muchos cambios de estilo realmente significativos”, dijo John Kraman, un analista del mercado de autos clásicos de Mecum Auctions. “Realmente restableció las expectativas”.

El modelo continuó en producción, con pequeños cambios, durante varios años. Jacqueline Kennedy tenía un Continental convertible blanco para su uso personal. Su esposo, el presidente John F. Kennedy, fue asesinado en una limusina Continental negra. Ese acto de violencia fue capturado en una grabación que ayudó a definir la época. Pablo Picasso poseía un sedán Continental 1963 en blanco marfil.

Publicidad

Adam Genei, propietario de la tienda de personalización de automóviles de Detroit Mobsteel (cuyo lema es “Autos por los que moriríamos”) dijo que la puerta suicida del Continental es uno de sus puntos de partida favoritos para las creaciones atractivamente amenazantes de la compañía.

Lincoln Continental 1960
Siguiendo la furia de las aletas cromadas de los 50, el Lincoln Continental de 1960 fue una declaración de estilo.

“Creo que es un gran auto y, siempre, si llevas un Lincoln a cualquier parte, puedes poner a cualquier otro auto del mundo (a competir) contra él. Parece que la gente se siente atraída por él”, dijo. “Les encantan las puertas suicidas, les encanta su tamaño. Es un vehículo único y genial”.

Originalmente, la razón de las puertas traseras con bisagra trasera era para ahorrar costos corporativos. Su estilo atemporal fue solo un agradable efecto secundario. Ford, la empresa matriz de Lincoln, dictó que el Continental compartiera gran parte de su ingeniería con el Ford Thunderbird de dos puertas para que los dos modelos pudieran construirse en la misma línea de ensamblaje. Eso significaba mantener el cuerpo del Continental lo más corto posible. Aunque el Continental de 1961 es enorme para los estándares actuales, los diseñadores pensaron que era demasiado corto para que los pasajeros de los asientos traseros salieran con elegancia con las puertas tradicionales. Las puertas con bisagras traseras eran la solución. Los pasajeros pueden estirar las piernas, ponerse de pie y salir sin tener que rodear de inmediato la puerta.

El término correcto para las puertas suicidas es puertas de vagón. Se les llama coloquialmente “puertas suicidas” porque, supuestamente, es fácil salirse a través de ellas. Si la puerta se abriera mientras el automóvil es conducido por una carretera, el viento la forzaría a abrirse en lugar de mantenerla cerrada.

En los automóviles modernos, se ven más comúnmente en los Rolls-Royce. La marca británica de ultralujo las tiene en todos sus modelos. Por supuesto, el que sean “más comúnmente vistas” en los Rolls-Royce significa que no son comúnmente vistas en absoluto.

Lee: Los inversionistas ansían que Ford revele el misterio de los 11,000 mdd

El Continental ayudó a mantener a Lincoln vivo en aquel entonces. Según los informes, Ford había considerado eliminar la marca. Aun así, el modelo no fue un gran éxito de ventas. El Cadillac de General Motors continuó superando fácilmente a Lincoln, dijo Kraman. Pero es el Continental, con sus líneas limpias y esas puertas elegantes, el que destaca actualmente.

El Continental se volvió irrelevante y el nombre finalmente fue eliminado de la línea de Lincoln en 2002. Regresó en 2016 en un sedán completamente nuevo que toma prestado parte del estilo y las proporciones de los modelos de los años 60. Es 28 centímetros más corto que el automóvil de los años 60, pero en estos días, difícilmente es considerado pequeño.

La nueva versión de puerta de vagón de edición limitada es 15 centímetros más larga que la del modelo base. Lincoln, de todos modos, había estado considerando un Continental con distancia entre ejes extendida, dijo Robert Parker, director de mercadotecnia de la marca. La longitud adicional permitió las puertas de vagón, dijo Woodhouse, porque abrió espacio detrás de las puertas para un conjunto de bisagras de puertas muy separadas.

Solo 80 de los Continental del aniversario 80 están siendo fabricados a un precio que se espera que supere los 100,000 dólares cada uno. También se pondrá a disposición un número limitado adicional de unidades Continental con puertas de vagón en el año modelo 2020. Los clientes podrán ordenar los autos inmediatamente y los primeros serán entregados a los clientes en el verano. Sin embargo, Ford no se está cerrando a la idea de hacer más Continental “suicidas” si hay suficiente demanda.

Publicidad
Publicidad