Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los inversionistas ansían que Ford revele el misterio de los 11,000 mdd

En julio, la automotriz informó que quería invertir esa cantidad para reformar su negocio; los inversores esperan más detalles en su próximo reporte de ganancias.
mié 24 octubre 2018 05:49 PM
181023 ford is VanderWolf-Images.jpg
Ford. La automotriz sacudió la confianza de los inversores cuando dijo que estaba planeado reformar su negocio en los próximos tres a cinco años.

NUEVA YORK (CNN) - Ford pretende gastar 11,000 millones de dólares por remodelar su negocio. Pero cómo planea gastar ese dinero sigue siendo un misterio.

Los inversionistas podrían comenzar a obtener algunas respuestas este miércoles.

En julio, Ford sacudió la confianza de los inversionistas cuando dijo que estaba planeado reformar su negocio en los próximos tres a cinco años. Pero no dio muchos detalles sobre lo que planeaba hacer.

Ford dijo que quería invertir dinero para “remodelar nuestra cartera de productos y mercados”. La compañía abandonará algunos de sus negocios e invertirá en los más importantes para su futuro. Pero los ejecutivos, por lo demás, han sido muy estrictos con respecto a sus planes y con respecto a dónde obtendrán el dinero necesario para hacer los cambios.

El presidente ejecutivo, Jim Hackett, dijo a los analistas que Ford aún no había tomado las decisiones finales sobre el camino que iba a seguir y que continuará teniendo el diálogo necesario sobre esos planes con grupos como concesionarias, sindicatos y reguladores.

“No es tan simple como simplemente desactivar algo o salir de los mercados”, dijo.

Publicidad

Las acciones de Ford han bajado 20% desde el anuncio. Mucho estará en juego en el reporte de ganancias del miércoles de la compañía y en la llamada con los inversores que le seguirá.

“En este momento, están en un punto en el que hay una demanda real de claridad sobre sus planes”, dijo Jeremy Acevedo, gerente de análisis de la industria para Edmunds.

Una reestructuración podría reducir la fuerza laboral global de Ford de 200,000 empleados en decenas de miles, según Adam Jonas, analista de automóviles de Morgan Stanley.

“No vemos la reestructuración en Ford como algo ‘bueno que tener’, sino como un paso crucial”, escribió en una nota en la que rebajó la recomendación de Morgan Stanley sobre las acciones, el viernes. “El problema es que el gobierno no ha elegido proporcionar un plan de ruta sobre cómo se podrían ser gastados los 11,000 millones de dólares”.

La industria automotriz enfrenta un desafío aún mayor ahora que durante la crisis financiera de 2008, dijo Rebecca Lindland, analista senior de Cox Automotive. Hace 10 años, todas las automotrices sufrían una hemorragia de efectivo, las ventas se desplomaban y GM y Chrysler se dirigían hacia el rescate y la bancarrota. Hoy en día, la situación financiera inmediata es mucho mejor, pero se enfrentan a una gran presión para invertir en tecnología nueva y costosa, y a una amenaza competitiva por parte de las empresas de tecnología con grandes recursos que están interesadas en el mercado.

“La dificultad a la que se enfrenta Ford junto con otros fabricantes es que tienen que respaldar el desarrollo de productos existentes al mismo tiempo que deben realizar grandes inversiones de alto riesgo en vehículos autónomos, vehículos eléctricos y autos compartidos, cosas que los consumidores ni siquiera están seguros de querer todavía”, dijo ella.

La buena noticia para los 100,000 trabajadores norteamericanos de Ford es que la unidad doméstica es la parte más fuerte de la compañía. Aun así, Ford también tiene trabajo por hacer en ese segmento. Su lujosa marca Lincoln ha estado a la zaga de sus rivales durante años, con solo aproximadamente la mitad de las ventas de Audi en Estados Unidos, y con aproximadamente un tercio de las ventas en Estados Unidos de las de BMW o Lexus.

Es probable que su negocio en América del Sur, Medio Oriente y África esté en riesgo. Las pérdidas en curso y el tamaño relativamente pequeño de las empresas amenazan su futuro.

Lo que no está tan claro es su estrategia a largo plazo en Europa, donde Ford ha tenido dificultades durante años, pero recientemente informó una serie de ganancias estrechas. Ford podría seguir los pasos de GM hacia la salida de la región. En 2013, General Motors cerró su marca Chevrolet en Europa, y vendió sus marcas Opel y Vauxhall al fabricante francés PSA Group en 2017.

“Ciertamente no quisiera quitar de las opciones una salida de Europa”, dijo Lindland. “GM ha demostrado que se puede sobrevivir y, de hecho, prosperar haciendo eso”.

Y además está la pregunta sobre cómo pagar por los cambios que dice que necesita.

Algo que Ford podría hacer es buscar inversión externa para sus esfuerzos de vehículos eléctricos y autónomos, así como para los viajes compartidos. GM ha comprometido millones en inversión para configurar una unidad separada conocida como Cruise para manejar esa parte del negocio enfocada en el futuro, y al vender participaciones a Softbank y Honda.

La pregunta para el miércoles es si Ford está listo para anunciar movimientos tan radicales como esos.

Publicidad
Publicidad