Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
DESKTOP_AMLO.jpg
GALERIA_DESKTOP_AMLO.jpg

IEnova huye del negocio de los ductos de gasolina por los huachicoleros

El gigante energético mexicano tiene la capacidad para construir más ductos en el país, pero el robo de combustibles le mantiene al margen del negocio.

La estrategia contra el robo de combustibles de Andrés Manuel López Obrador, que causó desabasto al cerrar varios ductos, ha puesto en evidencia que México necesita más infraestructura para el transporte de combustibles.

“El tema de la infraestructura de refinados es interesante. México ha reducido su producción de gasolinas y ha incrementado el consumo, pero, por razones que no vale la pena discutir, no ha habido inversión suficiente para construir la infraestructura que permita llevar ese producto al mercado”, dice Tania Ortiz, directora general de IEnova.

Lee: Una red de funcionarios traficaba con gasolina donada por Pemex

Pemex ha frenado casi en seco la ampliación de esta red de ductos en los últimos 17 años, al igual que el almacenamiento. “Derivado de los controles de precio (de las gasolinas) y la escasa rentabilidad de la cadena de suministro dentro de Pemex, la construcción de ductos y terminales de almacenamiento mostraba un rezago significativo. (...) De igual forma, durante los últimos 17 años, Pemex sólo ha construido la Terminal de Almacenamiento Tapachula II, en Chiapas, la cual entró en operación en 2016, agregando menos del 1% a la capacidad de almacenamiento operativa nacional”, comenta un documento de la Secretaría de Energía, de noviembre de 2018.

IEnova, en ese mismo lapso de tiempo, se convirtió en una de las firmas con más presencia en la construcción de ductos y plantas, pero dedicadas al transporte de gas natural y, en menor medida, de gas LP. Cuenta con activos con un valor cercano a los 8,000 millones de dólares.

La apertura en el sector de los combustibles, con la reforma energética, animó a la empresa a iniciar su incursión en la construcción de terminales de almacenamiento de gasolinas a gran escala, como la que erige en Veracruz para recibir gasolinas importadas.

Publicidad

Pero el gigante energético, filial de la estadounidense Sempra Energy, ha decidido alejarse por ahora de la construcción de ductos para transportar refinados. “A día de hoy, nosotros no hemos entrado a esa línea en particular por el problema del robo de combustibles, que me da mucho gusto que ya se esté confrontando y que se busque solucionar”, afirma Ortiz. “Hay que esperar a ver el resultado de la solución que se le trata de dar al robo de combustibles. Espero que se resuelva, y que operar en ducto sea tan razonable como un gasoducto, una carretera o cualquier otra infraestructura”, añade la directiva.

Lee: México tiene suficiente energía eléctrica y hasta de más, afirma AMLO

IEnova prefiere apostar en estos momentos al traslado de combustibles por tren, así que busca posiciones estratégicas para conectar sus terminales con este transporte que, si bien es más caro que el ducto, ofrece más seguridad y mejores costos que hacerlo por pipas.

Responde a AMLO

Este lunes, el presidente señaló a esta empresa, junto con otras, al criticar que "no es ético" que la CFE pague "sanciones onerosas" a las compañías que construyen u operan ductos, cuando los trabajos son interrumpidos por causas 'de fuerza mayor' ajenas a las empresas, y prometió que buscará renegociar los contratos.

En un comunicado, IEnova —cuyas acciones cayeron 4.7% en la Bolsa por las declaraciones de López Obrador—, replicó que "todos los contratos de ductos de transporte de gas natural de la empresa con CFE fueron adjudicados bajo procesos de licitación pública internacionales abiertos y transparentes bajo estándares internacionales de la industria".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad