Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carlos Ghosn pide ayuda al gobierno francés tras su último arresto

El exdirectivo calificó la detención de "indignante y arbitrario", mientras las autoridades japonesas lo explican ante un posible riesgo de destrucción de pruebas.
jue 04 abril 2019 09:36 AM
Carlos Ghosn, presidente del consorcio Nissan-Renault, ve oportunidades de crecimiento con los autos eléctricos. (Foto: Reuters)

TOKIO. - El expresidente de Nissan Carlos Ghosn, depuesto por la automotriz, volvió a ser detenido hoy por la fiscalía japonesa, bajo sospecha de haber tratado de enriquecerse a costa del fabricante de automóviles, en otro giro de un caso que, según sus abogados, es un intento por acosarlo judicialmente. El exdirectivo calificó el arresto de "indignante y arbitrario".

El arresto, que según expertos legales es poco habitual en Japón para un acusado que ya estaba en libertad bajo fianza, marca otro momento dramático en la caída en desgracia del otrora poderoso ejecutivo. La explicación dada por las autoridades apunta a la existencia de un "riesgo de destrucción de pruebas", señaló el fiscal adjunto Shin Kukimoto.

Los investigadores de la Fiscalía acudieron al amanecer a su vivienda, ante la cual instalaron una cortina gris, según imágenes difundidas por las cadenas de televisión japonesas. Menos de una hora más tarde, un automóvil abandonó el lugar con Ghosn en su interior, según imágenes del canal privado Nippon TV.

Lee: Fiscalía de Tokio detiene de nuevo a Carlos Ghosn

Fiscales de Tokio dijeron que Ghosn causó a Nissan Motor Co pérdidas por 5 millones de dólares durante un período de dos años y medio, hasta julio de 2018, al incumplir sus obligaciones legales con la empresa con el objetivo de obtener ganancias personales.

La agencia de noticias Kyodo informó que las pérdidas tienen relación con el traspaso de fondos a través de un distribuidor en Omán a la cuenta de una compañía propiedad de Ghosn. El medio no citó ninguna fuente.

Publicidad

Ghosn, quien posee ciudadanía francesa, libanesa y brasileña, pidió ayuda al Gobierno galo. "Soy inocente", dijo Ghosn en una entrevista transmitida el jueves por las cadenas de televisión francesas TF1 y LCI. "Pido al Gobierno francés que me defienda y que defienda mis derechos como ciudadano".

No está claro dónde fue grabada la entrevista. El ministro de Finanzas de Francia dijo que Ghosn debía tener derecho a la presunción de inocencia y reveló que está recibiendo protección consular.

Su principal abogado, Junichiro Hironaka, dijo que los fiscales querían silenciar a Ghosn, quien el miércoles divulgó en Twitter sus planes para realizar su primera conferencia de prensa el 11 de abril. "La intención de los fiscales es presionar a Ghosn y evitar que hable libremente", dijo Hironaka, que agregó que el acceso a lo que ellos consideran como evidencia adicional también es un probable motivo de su último arresto.

Lee: Renault sospecha de prácticas irregulares de Ghosn en Medio Oriente

"Va contra el espíritu de la ley o de lo que la ley prevé, es algo que no debe suceder en un país civilizado", declaró a la prensa Hinoraka, quien anunció que iba a utilizar todos los recursos posibles para obtener su libertad. "No comprendemos por qué necesitan dejarlo detenido [...] Es extremadamente injusto", agregó.

Hinoraka denunció además la confiscación del móvil sin acceso a internet de Ghosn y del teléfono inteligente de su esposa, a quien también se le confiscó el pasaporte.

El cargo adicional probablemente prolongará el juicio en contra de Ghosn, que se espera comience a fines de este año, según Hironaka. El abogado añadió que el no poder acceder a los documentos relacionados con el juicio de Ghosn podría poner a su cliente en una desventaja jurídica.

Con información de Reuters y AFP.

Publicidad
Publicidad