Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El sindicato de telefonistas se guarda una carta en plan de separación de Telmex

El sindicato tiene aún la esperanza de que el gobierno federal intervenga en defensa de los trabajadores ante la división de la empresa.
lun 23 septiembre 2019 12:13 PM
telmex
Se niegan a la separación. El sindicato se opone a entregar la lista de trabajadores y piden la intervención del presidente.

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana tiene todavía una carta que jugar en cuanto a la separación de Telmex, proceso que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ordenó ejecutar a la empresa a más tardar el próximo 31 de enero y que dará como resultado dos compañías: una que brinde servicios a usuarios finales y otra que solo dé servicios al mayoreo para otras empresas y que se llamarán Telmex Última Milla y Tenor Última Milla.

La organización espera la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador para evitar que Telmex se divida en dos empresas y afecte con ello a los trabajadores sindicalizados, argumenta Francisco Hernández Juárez, representante de los telefonistas.

Publicidad

“El presidente nos hizo el favor de hacernos esta invitación (para dialogar) hace dos semanas. Enviamos el escrito la semana pasada y calculamos que entre esta semana y la próxima deberemos hacer la reunión”, señala Hernández Juárez en entrevista telefónica para Expansión.

López Obrador señaló en su conferencia matutina del 5 de septiembre que fungirá como mediador entre los trabajadores, la empresa y el IFT a fin de llegar a un acuerdo de separación.

Lee: ¿Qué implica para Slim la separación de Telmex?

“Peña Nieto me ofreció a mí y al sindicato resolver el problema, pero no cumplió su compromiso. La llegada del nuevo gobierno nos ayudó porque de inmediato se creó una mesa de negociación presidida por la Secretaría de Gobernación, la Secretaría del Trabajo y la Subsecretaría de Comunicaciones, en donde se planteó la necesidad de resolver este problema sin afectar los derechos de los trabajadores y garantizando la viabilidad de la empresa”, agrega el líder sindical.

Para continuar con la separación de Telmex en dos compañías, el sindicato debe entregar una lista con los nombres de los empleados el próximo 30 de septiembre, pero los trabajadores se niegan a hacerlo.

Publicidad

“Obviamente, si no estamos de acuerdo con la separación funcional tampoco vamos a presentar ninguna lista. Estaríamos mandando a esos trabajadores a una empresa que nacerá quebrada por el diseño que han considerado, porque va a subsidiar a la competencia y no va a tener recursos para poder mantener la planta laboral, la nómina y las prestaciones del contrato colectivo”, explica Hernández.

Aunque el sindicato ha tenido reuniones con el IFT desde 2017 para plantearle el desacuerdo con la medida, que es parte de la regulación especial que se aplica a Telmex como parte de América Móvil por tener más del 50% del mercado en servicios de telecomunicaciones, aún no llegan a un arreglo.

Los hijos de Slim ya figuran entre los mayores empresarios de México

Publicidad

¿Qué puede hacer el gobierno?

La división de Telmex en dos empresas también es conocida como separación funcional. Que este asunto llegué al presidente López Obrador puede analizarse desde el punto de vista laboral y no que directamente el presidente puede incidir en la orden que dio el IFT.

“(El presidente) no tiene las facultades para anular la separación funcional, pero sí existen otros mecanismos: el sindicato puede argumentar que ya se han vistos lesionados sus derechos por no recibir reparto de utilidades y que la separación funcional va a lastimar los ingresos de la empresa”, explica Sandra Rodríguez, directora de Jurídica en Telecomunicaciones.

El representante sindical señala que se han interpuesto cuatro amparos contra el proceso, pero el IFT no ha dado marcha atrás en su decisión. El órgano regulador no estuvo disponible para dar mayores detalles del caso.

Lee: ¿En qué te beneficia que se divida Telmex?

“El objetivo final es que esto pudiera entrar en un tribunal o que el Poder Judicial contraviniera la parte de la medida regulatoria, porque el presidente, es muy claro en la ley, no podría hacer algo porque no depende de él ejecutar la política de competencia económica de las telecomunicaciones”, explica Jesús Romo, director de Telconomia. “La ruta laboral es la que nos lleva a un a un eventual conflicto jurídico”, agrega.

Los especialistas coinciden con el sindicato en que se desconoce la efectividad de la medida para mejorar la competencia. “No hay un estudio de qué se quiere lograr (con la separación funcional) ni cuándo se obtendrá. El sindicato tiene elementos para demostrar que la separación funcional no es la mejor alternativa para incrementar la penetración de banda ancha”, indica Jorge Bravo, director general de Digital Policy & Law.

América Móvil, que se apega a los ordenamientos del IFT para este proceso, no ofreció comentarios para esta nota.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad