Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Canirac advierte que un nuevo cierre sería catastrófico para los restaurantes

La amenaza de regresar al semáforo rojo en algunas entidades del país preocupa aun sector que ya ha visto como al menos 90,000 negocio han bajado la cortina para siempre.
jue 03 diciembre 2020 03:35 PM
Restaurantes
El sector ha perdido al menos 400,000 puestos de trabajo por la crisis sanitaria, que tambien ha afectado a sus proveedores.

El sector restaurantero es uno de los que más ha sufrido los daños económicos de la pandemia, dado que ha tenido que recortar horarios y el aforo en sus unidades como parte de las medidas sanitarias ante el COVID-19. Y un nuevo cierre, advierten los empresarios, sería catastrófico para el sector.

Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), señala que el panorama podría complicarse para el sector con un nuevo confinamiento ante la amenaza de que en algunas entidades, como Ciudad de México, se regrese al color rojo del semáforo epidemiológico.

“Si llegase el cierre sería catastrófico. Si se volviera a cerrar nos agarrarían hincados. Cuando esto sucedió teníamos recursos y una dinámica de ingresos, pero de un día a otro esos recursos se fueron a cero y se tuvieron que mantener los egresos, que es la fórmula perfecta para quebrar. Si esto se prolonga tres meses o cuatro meses, seguirá el cierre de establecimientos y la pérdida de empleos”, declaró Fernández en un encuentro con medios.

Publicidad

El representante del sector restaurantero declaró que aún no tienen un estimado de las afectaciones, ya que la emergencia sanitaria aún no finaliza, pero puntualizó que cerca de 90,000 negocios tuvieron que bajar la cortina.

Añadió que antes de la pandemia había 2.1 millones de personas laborando en la industria de manera directa y otros 3.5 millones de indirectos, de acuerdo con datos de Inegi, de los cuales han desaparecido cerca de 400,000 puestos de trabajo.

“Hicimos una analogía con base en lo que sucedió en el 2009, pero ahora la afectación es muchísimo mayor”, dijo Fernández durante una conferencia virtual.

Efecto dominó

Las afectaciones del sector restaurantero han tenido un efecto dominó en las pequeñas y medianas empresas que son sus proveedores, afirmó Manuel Corona, de Banca Mifel, quien llamó a cuidar la cadena de suministro del sector.

“Los proveedores que son pequeñas y medianas empresas no han podido tener un desarrollo económico importante. Sufren y tienen créditos con la banca y, si no se cuida esta cadena de suministro, se puede generar un daño sistémico irreversible”, advirtió.

Por su parte, Enrique Téllez, presidente de la Asociación de Desarrollo Inmobiliarios (ADI), afirmó que el sector restaurantes es uno de sus socios más relevantes y con el cierre de food courts, además de negocios de moda, mueblerías y gimnasios, han tenido pérdidas en rentas anual por más 120 millones de pesos.

El presidente de ADI declaró que durante el confinamiento no se pararon las construcciones de inmuebles que ya estaban en marcha, sin embargo los nuevos proyectos quedaron en el congelador, lo que causó pérdida de 50,000 empleos y la caída de entre 20% y 25% de las inversiones.

“Los nuevos proyectos se están posponiendo para ver cómo viene el proceso de reactivación económica hacia 2021, lo cual va a influir en la próxima toma de decisiones”, dijo Téllez.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad