Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La científica mexicana del informe de la ONU sobre clima: "Tenemos que actuar"

Ruth Cerezo-Mota, la única científica mexicana que formó parte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, explica por qué a México le debería importar.
mié 11 agosto 2021 05:00 AM
Cambio climático
El IPCC ha lanzado una advertencia: los cambios a favor del medio ambiente deben ser radicales y deben hacerse ya.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por siglas en inglés) lanzó un código rojo el lunes pasado: muchos de los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles de años y otros ya en marcha serán irreversibles. Ruth Cerezo-Mota, una oceanógrafa que ha dedicado su trayectoria a estudiar los efectos del cambio climático en los océanos y las precipitaciones pluviales, es la única mexicana que formó parte del grupo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que ha publicado este primer reporte. La científica y autora líder de uno de los capítulos, que asegura que el trabajo para sacar a luz el informe ha sido extenuante, tiene una advertencia: “Toda la Tierra está vulnerable y no hay una región que se vaya a salvar de los impactos del cambio climático”.

El documento de más de 3,000 páginas involucró la colaboración de 234 científicos de 66 distintos países que, de manera voluntaria y tras un riguroso escrutinio, se unieron al proyecto que ha tardado tres años en ser publicado. La publicación detalla las bases físicas del cambio climático, los dos siguientes a lanzarse en marzo y abril próximos abordarán la adaptación y cómo lidiar con ello. Y advierte que la evidencia de la influencia del ser humano en el clima es ya tan abrumadora que no hay duda científica.

Publicidad

El grupo de expertos de la ONU ha acabado con el negacionismo de la responsabilidad de las actividades humanas, sobre todo las relacionadas con los combustibles fósiles, en los continuos cambios en el planeta; una hipótesis que aún prevalecía en 2013, cuando el IPCC lanzó su informe previo que ya daba cuenta del desastre. “Es indiscutible que las actividades humanas están causando el cambio climático, que está haciendo que los cambios climáticos extremos, como las olas de calor, lluvias torrenciales y sequías sean más frecuentes y más severas. Todo lo que ahí se dice aplica completamente para México”, dice Cerezo-Mota en entrevista.

México, que en los últimos años se ha distanciado de un discurso cercano al cuidado de medio ambiente, no debería de ser ajeno. El simple hecho de ser una nación completamente rodeada de costas debería preocuparnos, dice la doctora por la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

Los efectos en el país ya han comenzado a notarse. El grupo de científicos, que ha revisado más de 14,000 artículos, ha hallado que en México los días calurosos ya abundan con más frecuencia y los días fríos son cada vez más escasos. Por regiones, el norte del país ya presenta sequías más frecuentes y el sur, especialmente la península, podría vivir cada vez más episodios de precipitación pluvial.

La científica rechaza dar una postura sobre las acciones climáticas realizadas por el gobierno mexicano. El IPCC, argumenta, no evalúa las acciones hechas por los gobiernos de todo el mundo, pero sí lanza una advertencia: los cambios deben de ser radicales y deben realizarse ya. “Tenemos que actuar, hoy tenemos que exigirle al gobierno políticas públicas para la mitigación de los efectos del cambio climático y ponerse muy en serio la camiseta de reducción y tasa cero de dióxido de carbono”, sostiene.

Ruth Cerezo
Ruth Cerezo-Mota es oceanógrafa y cuenta con un doctorado por la universidad de Oxford.

El llegar a una tasa de emisión cero de gases contaminantes es una meta que ya se han propuesto los grandes países emisores, como China y Estados Unidos. Hasta ahora, México no ha cumplido sus metas y tampoco se ha fijado nuevas.

Ya hay un punto en el que no se puede dar revés: el mundo ha perdido la biodiversidad que no ha podido adaptarse a las nuevas temperaturas y el ser humano ha ocasionado en los últimos 20 años un aumento en la temperatura que no se había visto antes.

El informe plasma tres escenarios, el peor de ellos proyecta que hacia finales de este siglo se incrementará la temperatura global en 4.4 grados centígrados. Cada grado adicional conllevaría a escenarios mucho más catastróficos, que incluye un aumento importante en el nivel del mar que amenazaría la vida de algunas naciones.

Y la científica mexicana califica esto y lo relatado en el informe como desalentador, pero mantiene el optimismo y asegura que aún hay algo por hacer. “Sí, las noticias sí son desalentadoras, pero también es cierto que así como cada gramo de dióxido de carbono que ponemos en la atmósfera tiene potencial de aumentar la temperatura, también cada acción que se toma a nivel nacional, a nivel mundial, para la reducción de estas emisiones, van a construir para que no lleguemos a los escenarios más dramáticos”.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad