Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las 7 claves del informe de la ONU sobre el cambio climático

El reporte de Naciones Unidas refleja ocho años del trabajo de cientos de científicos del mundo y sus miles de páginas suponen el trabajo más abrumador sobre cambio climático. Te resumimos las claves.
lun 09 agosto 2021 12:29 PM
Informe ONU cambio climático 2021 (imagen de un devastador tornado en un área desolada)
En su informe de la ONU sobre el cambio climático en 2021, se prevé que los incendios serán cada vez más frecuentes en regiones como Norteamérica.

La ONU publicó este lunes el nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés). En él, alerta que los cambios de la acción humana sobre el medioambiente son "irreversibles" y tendrán consecuencias cada vez más graves en el futuro. A la vista del reporte, el secretario general de la ONU, António Guterres, describió el informe como una "alerta roja para la humanidad". "Las sirenas de alarma son ensordecedoras. Este informe debe hacer sonar una campanada de fin para el carbón y los combustibles fósiles, antes de que destruyan nuestro planeta", señaló en un comunicado.

¿Cuál es la importancia de este informe de la ONU? Aquí te contamos por qué no es simplemente un estudio más y cuáles son sus principales conclusiones.

Publicidad

¿Qué es el IPCC y por qué su informe sobre el cambio climático es diferente?

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático se formó en 1988, reúne a los principales expertos mundiales sobre clima y medioambiente y su tarea es preparar reportes exhaustivos sobre la situación en estos temas.

Su primer informe se publicó en 1990 y ya criticaba que las consecuencias de las emisiones de efecto invernadero podían ser desastrosas. Desde entonces, ha difundido sus trabajos cada siete u ocho años. Este reporte de 2021 es el sexto que finaliza: de momento sólo se ha publicado la primera parte, enfocada en los resultados científicos, y aún falta conocer en este año los otros dos apartados, que tratarán sobre los impactos de la crisis climática y las soluciones propuestas.

Cada informe tiene miles de páginas y está elaborado por cientos de científicos de todo el mundo. Ningún otro reporte es tan exhaustivo, tan detallado y tan abrumador desde el punto de vista técnico. Y la conclusión es incontestable: el cambio climático ya ha llegado y las consecuencias serán graves.

Lee nuestro especial sobre cambio climático:

¿El cambio climático es real?

Sí, desde luego.

La primera vez que se advirtió que el planeta se estaba 'calentando' fue en 1930. Aunque las emisiones de dióxido de carbono ya se barajaron como una posible explicación, finalmente se consideró en ese entonces que el aumento de la temperatura era fruto de una fluctuación natural. Desde entonces, el calentamiento global se hizo cada vez más evidente. Eso encendió las alarmas y llevó a los científicos a aumentar su vigilancia y su recolección de datos.

El primer reporte del IPCC, de 1990, señalaba que las secuelas de la acción humana sobre el clima aún no podían confirmarse científicamente, pero pronto serían evidentes. Hoy, las pruebas son innegables: el clima se ha transformado con respecto al de la era pre-industrial y la actividad humana es la principal causa de este cambio.

La tecnología ha permitido conocer cómo la atmósfera y las emisiones contaminantes interactúan con el océano, la nieve, el hielo, los ecosistemas y la superficie terrestre. Además, las simulaciones por computadora han mejorado mucho en los últimos años y, gracias a ellas, es posible realizar predicciones más acertadas a partir de los datos científicos. Las señales del cambio climático son cada vez más obvias por todo el planeta.

¿Dónde es más visible el cambio climático?

El mayor aumento de temperaturas se observa en las latitudes del norte, con claros efectos sobre el deshielo y los glaciares.

Una ola de calor mortal deja decenas de muertes en Canadá y EU

Publicidad

¿Cómo afecta el cambio climático a México?

Según el IPCC, todos los países de la región de Norteamérica, América Central y el Caribe experimentarán el cambio climático. Las observaciones actuales muestran un mayor aumento de las temperaturas que el promedio global, ante el crecimiento en las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los escenarios previstos por el reporte de la ONU anticipan con total seguridad el aumento de las temperaturas extremas en la región, con un aumento del nivel del mar en la costa, lo que implicará inundaciones y erosión en esas áreas. Las únicas posibles excepciones serán el sur de Alaska y la Bahía de Hudson, en Canadá.

Los glaciares y la nieve se irán derritiendo, excepto en la parte norte el Ártico, y los ciclones e incluso las tormentas de arena serán cada vez más comunes en la zona del Golfo y el Caribe. Las sequías a lo largo del año, por supuesto, serán cada vez más graves, una situación preocupante en países que ya sufren la falta de agua en algunas de sus zonas, como México.

En las grandes zonas urbanas, además, la contaminación del aire será cada vez peor.

En el pasado, ya ha habido ciclos donde la temperatura de la Tierra aumentó. ¿Por qué ahora es distinto?

La temperatura de la Tierra siempre ha variado cíclicamente de manera natural. Pero ahora, la evidencia científica muestra que el calentamiento es inusual: la temperatura de la superficie es la más elevada en 1,000 años, y se ha producido en medio de una tendencia hacia el enfriamiento que venía dándose en los últimos cientos de años.

En el pasado, ha habido ocasiones donde el planeta estaba todavía más 'caliente' en algunas regiones, pero en esta ocasión hay diferencias evidentes: el calentamiento se está produciendo en todas las áreas de la Tierra; el aumento de las temperaturas se está produciendo con inusual rapidez; y, a diferencia de hace cientos de miles de años, la acción industrial del ser humano, y no un cambio natural de ciclo, es la causa. Por tanto, si no se toman acciones para revertir la situación, el calentamiento será cada vez mayor.

Publicidad

¿Pero de verdad el cambio climático es culpa de los humanos?

Sí. Todos los estudios del IPCC responden que el rol dominante de la acción humana sobre el calentamiento del planeta es evidente. Se basan en décadas de observación científica y análisis de datos de milenios de historia de la Tierra y en todos los ecosistemas.

El clima se ve influido por muchos factores. Las principales causas naturales que provocan un enfriamiento o un calentamiento del planeta a gran escala son el aumento de la actividad solar y las erupciones volcánicas (que acumulan aerosoles en la atmósfera y reflejan la luz del Sol, causando la bajada de las temperaturas). Las causas 'artificiales' son la emisión de gases de efecto invernadero, producto de la quema de combustibles fósiles, y la explotación del suelo. Las cifras muestran que el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero —dióxido de carbono, metano y óxido nitroso— en la atmósfera está a un nivel sin precedentes en 800,000 años. Las simulaciones científicas que sólo incluyen las actuales condiciones naturales no dan como resultado el aumento de las temperaturas que experimenta ya el planeta.

¿Y es posible hacer algo para revertir el cambio climático?

Aquí la respuesta es sí, pero nos estamos quedando sin tiempo.

Según el informe de la ONU, "los efectos de una reducción sustancial en las emisiones de dióxido de carbono no se notarían de manera inmediata y el tiempo requerido para detectarlos dependería de la escala y el ritmo de la reducción de esas emisiones. En el escenario de mayor reducción considerado en este reporte, el aumento en las concentraciones contaminantes en la atmósfera sólo empezaría a frenarse después de cinco o diez años. Y la bajada de las temperaturas globales comenzaría a ser detectable 20 o 30 años más tarde".

Para entonces, algunas de las consecuencias del cambio climático —como el deshielo de parte de Groenlandia, la erosión de las costas, el aumento del nivel del mar, las sequías a gran escala, los ciclones y los incendios— ya se habrán producido.

Singapur presenta una de las mayores centrales solares flotantes del mundo

Publicidad
Publicidad