Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Los motores de combustión tienen los días contados en México?

El futuro de los motores divide opiniones. Algunos predicen que desaparecerán en la siguiente década. Otros anticipan que los dos tipos de vehículos coexistirán en la carretera durante mucho tiempo.
vie 17 septiembre 2021 10:58 AM
Motores de combustión
Una posibilidad es que los modelos a gasolina puedan ser reemplazados con bastante rapidez por vehículos eléctricos. Pero esto requeriría no solo una producción muy rápida de vehículos eléctricos, sino también una retirada repentina de los vehículos de combustión de las carreteras.

Los vehículos eléctricos son actualmente una pequeña fracción del mercado de automóviles -menos del 1% de las ventas totales en México, según datos de Inegi-, que está dominado por los motores de combustión interna. Pero Gerardo Gómez, director de J.D. Power en México, considera que el equilibrio cambiará probablemente a mediados de esta década, cuando el precio y el costo de tener un vehículo eléctrico sea similar al de un vehículo de combustión interna.

La electrificación se ha convertido en una realidad empresarial. Los fabricantes de automóviles planean invertir más de 90,000 millones en el cambio a vehículos eléctricos durante la próxima década, según un análisis de Reuters. General Motors, por ejemplo, ya ha comprometido 35,000 millones de dólares de inversión para el desarrollo de vehículos eléctricos, Volkswagen 35,000 millones de euros, Hyundai 7,400 millones de dólares y Toyota 13,000 millones de dólares.

Algunas armadoras incluso ya han anunciado que eliminarán de su oferta los modelos con motores a combustión a partir de esta década. Volvo, por ejemplo, ya espera que la mitad de sus ventas hacia 2025 provengan de vehículos a baterías. Conforme nuevas marcas van sumando nuevos modelos, el futuro de los vehículos de combustión durante la transición se torna borroso.

Publicidad

Los coches de gasolina aún mantienen varias ventajas que los mantienen en la pelea. Por ejemplo, son más baratos que los eléctricos. También es más rápido y fácil rellenar el tanque de gasolina, mientras que la infraestructura de la estación de carga para eléctricos aún es limitada. Sin embargo, los expertos predicen que estas ventajas se irán desdibujando a medida que las baterías de litio sean más baratas, la carga sea más rápida y haya mayor disponibilidad de los cargadores.

Un análisis de la consultora Jato, estima que los vehículos eléctricos superarán en ventas a los modelos de combustión para 2030. En México esto puede tardar una década más. Luz María Gutiérrez, directora general de G500, dijo durante el Expansión Summit que en el país esto ocurrirá a partir de 2040. “Creemos que todavía nos va a durar mucho tiempo (el negocio de) la gasolina, quizá hasta 2040 o 2050”, dijo.

Aunque aún no queda claro cuándo la balanza finalmente se inclinará hacia los eléctricos en México, los especialistas consultados coinciden en que conforme nuevos modelos lleguen a los pisos de ventas y más cargadores se instalen en las carreteras, el futuro del automóvil a gasolina se torna borroso.

Una posibilidad es que los modelos a gasolina puedan ser reemplazados con bastante rapidez por vehículos eléctricos. Pero esto requeriría no solo una producción muy rápida de autos enchufables, sino también una retirada repentina de los de combustión de las carreteras. Entre los factores que podrían acelerar esta desaparición están precios muy altos de la gasolina o prohibiciones y restricciones a la circulación de los vehículos de combustión interna.

Otros son mucho más escépticos sobre una salida acelerada de los motores a combustión y anticipan que los dos tipos de vehículos coexistirán en la carretera durante mucho tiempo.

“La edad promedio de un vehículo en la carretera es de casi 16 años en México", dice Gómez. "Incluso si el 100%de los vehículos vendidos fueran eléctricos a partir de hoy, todavía tomaría más de una década reemplazar toda la flota de vehículos con vehículos eléctricos", añade.

El futuro de los motores a combustión dependerá de las estrategias de cada marca. "Algunas podrían descontinuarlos completamente más rápido que otras", dice Gómez. "Aquellas que mantienen modelos plug-in hybrid o híbridos seguramente seguirán invirtiendo en motores de combustión eficientes. Este podría ser el caso de Nissan, Mitsubishi o Toyota", añade

José Román, CEO de Nissan Mexicana, considera que el motor de combustión interna no desaparecerá en un futuro cercano en el mercado mexicano. "Hay mercados que ya están listos para la electrificación, pero hay otros donde no puedes abandonar al 100% a los motores de combustión. Por eso, nosotros estamos apostando mucho por la tecnología e-Power, que requiere de un pequeño motor de combustión interna para generar la electricidad. Vamos a seguir invirtiendo en el desarrollo de nuevos motores en el futuro”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad