Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“El viejo enfoque del capitalismo feroz ya está caduco”

Raúl Romero, fundador de Capitalismo Consciente Capítulo México, asegura que formar a nuevos líderes es uno de los desafíos actuales del ecosistema empresarial.
mar 16 noviembre 2021 03:55 PM
Raúl Romero
Raúl Romero fue uno de los participantes del primer encuentro del foro Capitalismo Consciente, en el que 30 empresarios mexicanos de distintos sectores analizaron los desafíos de las organizaciones en el futuro.

Para Raúl Romero, un líder no es aquel empresario que logra utilidades en el menor tiempo posible y con un margen de utilidad bastante elevado. “Esto es capitalismo crónico”, afirma el fundador del capítulo México de Capitalismo Consciente, una organización civil que busca cambiar la forma en la que los negocios se llevan a la práctica y son percibidos por la sociedad.

A su parecer, estamos viviendo uno de los momentos de transformación más grande de la historia, en el que el viejo enfoque del capitalismo feroz ya está caduco. “Se acabaron los tiempos en que las empresas únicamente nacían para generar ingresos y hacer crecer los bonos de sus accionistas”, dice el responsable de Capitalismo Consciente en México, que ayer y hoy celebró su primer encuentro en el país.

Publicidad

En esta nueva realidad, un líder es aquel que se pregunta cómo puede ser una mejor persona, aquel que crea valor sostenido y busca generar un cambio de mentalidad, con el fin de que las compañías operen bajo un propósito superior, con el que puedan responder e involucrar a sus stakeholders, crecer de manera conjunta y asegurar su sobrevivencia en el tiempo.

De cara a 2022, Romero advierte que hay tres cosas que van a poner en jaque a las empresas: las condiciones climáticas, los capitales que quieren invertir en organizaciones con propósito y el mismo consumidor, que demanda mejores prácticas humanas y productos sustentables.

“Hoy las organizaciones y el impacto que tienen en la sociedad es básicamente el reflejo de las personas que las lideran. Necesitamos poner más atención al impacto que tenemos como líderes, más allá de generar negocios y utilidades efectivas”, menciona.

El empresario apunta que, actualmente, las peores prácticas que sobresalen en las empresas en México es la corrupción, que los líderes piensen solo como un ente empresarial y no como parte de un ecosistema, privilegiar el cortoplacismo y creer que el éxito es sinónimo de dinero rápido.

“Hemos olvidado que el valor de las empresas no es generar dinero sino soluciones. Como líder consciente, en tu mapa de creación de valor no tendrías por qué maximizar tus utilidades, castigando a un proveedor, por ejemplo. El gran desafío que tenemos los empresarios es hacer empresas que incluyan en la propuesta de valor a todos los stakeholders” reafirma.

Para ello, es preciso observar con atención, escuchar e integrar a los distintos grupos de interés; transitar a un capitalismo consciente, en el que los líderes reconozcan la responsabilidad e impacto de la toma de sus decisiones.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), México es el cuarto país con mayor desarrollo económico de América Latina, pero con salarios muy pobres. Al respecto, Romero señala que hay diferentes tareas a realizar para construir un país más justo, con una visión de capitalismo consciente. Estas son las principales:

1.- Entender que los líderes empresariales son un motor de cambio y de beneficios sostenibles en México.

2.- Conocer a las audiencias de interés y hacerlas partícipes del propósito empresarial para avanzar bajo una misma dirección.

3.- Promover una comunicación abierta, pero poniendo a las personas en el centro de las empresas.

4.- Ser congruentes con los que decimos y hacemos para dejar al mundo mejor de lo que lo recibimos.

5.- Medir avances a partir de KPI concretos en un afán por seguir mejorando como empresarios, pero sobre todo como líderes y seres humanos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad