Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“Necesitamos remover barreras políticas”, dicen transportistas sobre México y EU

La Organización Internacional de Transporte por Carretera busca limar asperezas para dinamizar la logística, sobre todo ante nuevos cuellos de botella que podrían provenir desde Shanghái.
dom 22 mayo 2022 08:00 AM
Cruces fronterizos problemas
La advertencia de IRU se da algunas semanas después de una serie de bloqueos carreteros a causa de minuciosas inspecciones en la frontera de Texas con México, promovidos para presionar la política migratoria en Estados Unidos.

La Organización Internacional de Transporte por Carretera (IRU, por su sigla en inglés) advirtió que, ante potenciales nuevos cuellos de botella en las cadenas logísticas, es crucial limar asperezas para el libre tránsito de mercancías entre los países que conforman la región del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), donde en meses pasados se presentaron problemas de naturaleza política en los cruces fronterizos.

Sobre la logística en la región, Radu Dinescu, presidente de IRU ­(que representa a más de 3.5 millones de transportistas en 80 países, incluyendo compañías como FedEx y UPS) señaló que hay una falta de estandarización para el movimiento de mercancías entre los tres países, que en ocasiones se traduce en un exceso de regulación y trámites que se suma a otros factores como la saturación de puertos y la oferta de transporte carretero para agilizar las cadenas de suministro.

Publicidad

“Estamos conscientes de estos problemas. En junio trataremos de cerrar algunos acuerdos en un foro en la región; Norteamérica es una de las regiones con el acercamiento más complicado, necesitamos llegar a algunas soluciones”, dijo a Expansión durante el Foro de Transporte Internacional (ITF, por su sigla en inglés) 2022.

La advertencia de IRU se da algunas semanas después de una serie de bloqueos carreteros a causa de minuciosas inspecciones en la frontera de Texas con México, promovidos por el gobernador Greg Abott como respuesta a la potencial eliminación del Título 42, una medida que permitía una deportación exprés de migrantes, originada como un control sanitario en el contexto de la pandemia de COVID-19.

La preocupación de los transportistas también se da ante nuevos cierres en centros de fuerte actividad comercial en Asia, que se han implementado ante nuevos brotes de COVID-19, y que podrían derivar en aun más presiones al transporte marítimo y comercial, lo que a su vez ha presionado los precios de los bienes derivado de su lento tránsito e incluso escasez.

“A Europa vienen nuevos cuellos de botella en tres o cuatro semanas porque Shanghái está cerrando, y repentinamente tenemos que manejar grandes volúmenes”, señala Dinescu. “Tal vez después de la pandemia veamos una mayor diversificación del transporte, porque actualmente está en las manos de los grandes jugadores, pero necesitamos un transporte más regional debido a su flexibilidad”.

La Organización de Transportistas también se pronunció ante la falta de combustible de ultra bajo azufre (o DUBA), necesario para cumplir con la NOM-044 que entró en vigor a inicios de este año, y que, entre otros rubros, sólo permite la producción e importación de unidades de transporte con motores de tecnología Euro vi / EPA 10, que requieren de este tipo de combustible.

“Nuestros colegas en México nos comentan que hay algunos problemas en la calidad del diésel, no es lo que debería, como la que requieren los motores de autobuses con tecnología Euro VI. Así, básicamente no puedes detonar todo el potencial de la tecnología”, concluyó.

 

Tags

Publicidad
Publicidad