Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nissan ve en Kicks e-Power la vía para electrificar su producción en México

El nuevo modelo del 'crossover' no depende de un cable para cargarse, por lo cual la armadora japonesa ve potencial en un mercado sin infraestructura de carga como la región latinoamericana.
mar 12 julio 2022 06:33 PM
Kicks e-Power
Nissan cuenta con tres complejos de manufactura en el país: uno en Cuernavaca, Morelos y dos en Aguascalientes

México destaca para Nissan por haber albergado su primera planta de manufactura fuera de su natal Japón en 1966, la cual llegó a Cuernavaca, Morelos, y adoptó el nombre de CIVAC. Este proceso marcó el inicio de una historia en la que el país se posicionó como el cuarto mercado más importante para la armadora a nivel mundial.

Kicks, Versa, Sentra, March y NP300 son los modelos que la compañía ensambla en el país a través de sus tres plantas, todos con funcionamiento a base de gasolina. Estas unidades llevaron a la empresa a colocarse como la segunda marca con mayores niveles de producción al cierre de 2021.

Pero ahora la compañía quiere comenzar a electrificar su oferta nacional a partir de la segunda mitad del año con un nuevo modelo del crossover Kicks, impulsado por la llamada tecnología e-Power, que la armadora considera una solución eléctrica pese a también contar con un motor de combustión. Con este movimiento, la armadora inicia lo que llama una “rebelión eléctrica” encaminada a comenzar con la producción de vehículos impulsados por energías limpias, asegura Rodrigo Centeno, director senior de mercadotecnia de Nissan en México.

Publicidad

Pese a no ser completamente eléctrico, para Centeno el modelo e-Power de Kicks resulta una apuesta eléctrica no sólo en términos de comercialización, sino también para eventualmente avanzar en su producción en el país. La unidad resulta particularmente atractiva para un mercado que, como otros en Latinoamérica, cuenta con bajos niveles de infraestructura de carga.

“Ese ha sido uno de los impedimentos fundamentales del mercado, eso es algo que e-Power no tiene, no depende de un cargador, no depende de un cable. En esa materia va a abrir senda, no solo para Nissan, sino para otras tecnologías de electrificación y ojalá que así sea, porque es buena para los consumidores y el mercado. La apuesta que estamos haciendo va en esa vía, estaremos fortaleciendo nuestra apuesta de vehículos electrificados en el mundo”, dice a Expansión.

El modelo e-Power de Kicks será importado de Tailandia, en donde se ubica una de las dos plantas donde se ensamblan a nivel global, además de Japón. Para el mercado mexicano contará con un motor de tres cilindros de 1.2 litros.

Con ello coincidió Luciana Hermann, directora de comunicación corporativa para Nissan Mexicana, quien aseguró que el lanzamiento de Kicks e-Power forma parte del primer eslabón de una serie de acciones de la empresa en materia de electrificación en América Latina, haciendo especial énfasis en México.

Sin embargo, la directiva consideró que, para apuntalar el uso de este tipo de tecnologías, se debe comenzar con una mayor educación al explicar qué es la electrificación, para de ahí partir hacia el porqué es necesario cambiar a esquemas de movilidad más amigables con el medio ambiente.

“Una vez que esta tecnología sea difundida y conocida por los consumidores, ahí podemos pensar en ir más allá”, dijo Hermann a medios.

México resulta especial para Nissan a nivel global por haber albergado su primera planta de manufactura fuera de Japón, en Cuernavaca, Morelos, conocida como CIVAC, un plan enmarcado dentro de sus planes de globalización en 1966.

Hasta 2021, los datos hablan de un caso de éxito. El año pasado la armadora produjo en sus tres plantas del país –una en Morelos y dos en Aguascalientes– 536,323 vehículos, lo que la ubicó como la segunda compañía que más unidades produjo en el país. Hermann resaltó que en ello México ocupa un lugar importante, pues del total de su producción, cerca de 80% es destinada a la exportación.

 

El modelo e-Power de Kicks se suma a otras opciones eléctricas que ya se venden en México. Este es el caso de Leaf, que la empresa comenzó a distribuir en México, en 2012, un eléctrico enchufable del cual ha vendido 677 unidades desde entonces a la fecha. Para Centeno, el reciente lanzamiento de la versión eléctrica de Kickas “sin duda” tendrá mucho mejores resultados, pues destaca como una forma de “democratizar” y de “acercar” a los mexicanos a esta tecnología.

Nissan asegura que Kicks e-Power no es un vehículo híbrido, ya que es impulsado por acción del motor eléctrico. Si bien cuenta con un motor de combustión, este no participa de forma directa en el movimiento del auto, dando como ventaja una conducción que, a decir de sus fabricantes, es "más intuitiva".

“Esa es la condición más importante, dando como ventaja una conducción diferente. La conducción de un híbrido de repente puede ser un poquito lenta, un poquito sosa, sobre todo a bajas revoluciones; cuando el motor eléctrico está operando y requiere del empuje de combustión, en ese momento se percibe de esa forma, también cuando vas a altas revoluciones” , subraya.

El director senior de Mercadotecnia de Nissan Mexicana proyecta que el reciente modelo tendrá resultados muy favorables en el mercado local, tomando como ejemplo lo visto en 2016, cuando se lanzó el Note e-Power en Japón, que se convirtió en el mismo año en el modelo más vendido. En 2018 comenzó con la venta de Serena e-Power y Kicks, ambos también con tecnología e-Power.

 
Publicidad
Publicidad