Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Internet, televisión y telefonía caros? Podría ser peor

Las empresas está tratando de evitar trasladar a los usuarios todos los incrementos en sus costos operativos para evitar más desconexiones o la migración de usuarios a otras marcas competidoras.
vie 12 agosto 2022 07:26 PM
router with wi-fi
El precio del internet en México, por ejemplo, llegó a los 114.3 pesos promedio en julio, 3.1% más respecto a los 110.8 de julio de 2021, según los datos del Inegi.

Si en los últimos días tu proveedor de internet, cable o telefonía te avisó que próximamente subiría sus precios, es porque los servicios de telecomunicaciones no han escapado al fenómeno inflacionario. No obstante, el alza en los precios de estos servicios no ha sido tan marcada como el de productos.

El precio del internet en México, por ejemplo, llegó a los 114.3 pesos promedio en julio, 3.1% más respecto a los 110.8 de julio de 2021, según los datos del Inegi. Un incremento que se mantiene muy por debajo de la inflación, que cerró en julio en 8.15% a tasa anual.

Otro ejemplo, la tarifa promedio de la televisión de paga, que en julio de este año fue de 109.9 pesos, lo que implica un incremento de 0.6% en comparación con los 109.3 pesos que costaba el año pasado.

El sector de las telecomunicaciones hila siete años de mantener el precio de sus servicios por debajo de la inflación. Hacerlo era parte de los objetivos de las reformas estructurales aplicadas a la industria en 2014. Un año después de que la Reforma en materia de Telecomunicaciones entrara en vigor, los precios de algunos servicios bajaron hasta 14.5% su valor respecto al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Además, las empresas está tratando de evitar trasladar a los usuarios todos los incrementos en sus costos operativos para evitar más desconexiones o la migración de usuarios a otras marcas competidoras.

Publicidad

Los servicios de telecomunicaciones tomaron un papel fundamental en la crisis sanitaria, al convertirse en la principal herramienta para continuar con las actividades escolares, laborales y de entretenimiento, incrementando ligeramente su penetración en el país.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH), en 2021 el número de usuarios con acceso a internet es de 88.6 millones, mientras que 22.5 millones cuentan con un paquete que incluye internet.

Unos 6.9 millones de personas tiene una suscripción a televisión de paga, y 1.3 millones a una línea fija.

Aunque los servicios de internet, telefonía y televisión no han incrementado por arriba de la inflación, los operadores sí han tenido retos, entre ellos, la escasez de materias primas para el sector como son los semiconductores y la fibra óptica.

“El avance tecnológico está haciendo que se tengan que realizar nuevas inversiones que son costosas para tener un internet de mayor calidad y mayor velocidad para el streaming, y el trabajo en casa que requieren de nuevos equipos", advierte Miguel González Ibarra, coordinador de estudios financieros y de finanzas públicas de la UNAM.

Al 30 de junio de este año, Izzi ha inyectado 75.3 millones de dólares; mientras que Megacable ha destinado recursos a su red por 2,796 millones de pesos en el segundo cuarto de este año; en tanto que Telmex ha desembolsado 1,761 millones de pesos de abril a junio de 2022.

Algunos de los proveedores de paquetes triple play, que incluyen telefonía, internet y televisión de paga, han tenido que hacer incrementos de precio. Por ejemplo, Megacable ha incrementado sus tarifas tres veces en menos de un año. Totalplay también en marzo notificó a sus clientes de nuevos precios en sus paquetes; Izzi fue otra empresa que el mes pasado incrementó sus precios.

"La industria está siendo afectada por la volatilidad que ha generado la guerra de Rusia y Ucrania, y por la ruptura de las cadenas de suministro. Si no se resuelven pronto ambos temas, los costos de esta industria seguirán aumentando”, dice González Ibarra.

Sky, subsidiaria de Grupo Televisa enfocada en servicios de televisión satelital, ha mantenido sus tarifas, pero en conferencias con analistas, Luis Malvido, director general ejecutivo de la compañía, comentó que "ante la enorme presión que representa la inflación, es posible que puedan aumentar sus precios".

Brian Rodríguez, analista de Monex Grupo Financiero, explica que, de prolongarse el efecto inflacionario, los consumidores podrían empezar a recortar la cantidad de servicios contratados. "Los consumidores, si bien no cancelarán los servicios de conectividad, ya que los necesitan para continuar con sus actividades, sí empezarán a disminuir los montos de desembolso como puede ser adquirir un paquete con menos megas, disminuir canales en la televisión restringida o pasar del pospago al prepago o conseguir un plan más asequible", detalla.

De acuerdo con el Estudio sobre los Hábitos de Personas Usuarias de Internet en México 2022 de la Asociación de Internet, el 97% de los usuarios de internet fijo gasta en promedio 401.7 pesos al mes en este servicio, mientras que 74.4% de los internautas que se conectan mediante redes móviles pagan en promedio 176 pesos.

Sin embargo, la consultora The Ciu ha reportado una disminución en el gasto para recarga. En los primeros meses del año, el monto promedio destinado por los usuarios para recargar su teléfono móvil pasó de 89 a 87 pesos.

 
Publicidad
Publicidad