Publicidad
Publicidad

¿Buen Fin a meses sin intereses? Estas son las claves

¿Pagar durante 12 unas vacaciones de cuatro días? Te contamos cómo usar los pagos diferidos.
Compras
Antes de comprar a meses sin intereses, los especialistas recomiendan realizar un presupuesto.

Los meses sin intereses se convirtieron en la promoción estrella del Buen Fin. Cientos de empresas, desde supermercados hasta firmas electrónicas, pondrán sus productos y servicios a 6, 12, 24 y hasta 48 meses. Sin embargo, este tipo de esquemas no es para cualquier artículo. ¿Seguirás pagando los regalos de navidad hasta el próximo mes de junio?

Para evitar esto o que los cargos del boleto de avión del viaje a Nueva York que realizaste en Año Nuevo te persigan hasta el siguiente Buen Fin, Gabriela Aguado, directora del Instituto de Finanzas Personales, señala que lo indicado es comprar a meses sin intereses aquellos artículos que podremos seguir ocupando una vez que terminemos de pagarlos.

Lee: El 'e-commerce' aumentará durante El Buen Fin

Este esquema de pago es popular porque permite obtener de forma inmediata productos que tardaríamos mucho en poder adquirir al contado, es decir, si tuviéramos que ahorrar para poder comprarlos. Sin embargo, para evitar estresado por las deudas, es necesario sacar la calculadora y hacer un presupuesto, para conocer cuál es nuestra capacidad de pago.

Consejos para sacarle el máximo provecho al Buen Fin

“Tenemos que saber cuál es el producto que sí podemos pagar. Si yo quiero una computadora nueva, está padrísimo que pueda comprarla a meses sin intereses. No obstante, tenemos que saber que nos tomará 36 meses pagarla y durante este tiempo no voy a poder ir tantas veces al cine, salir de viaje o con mis amigos de manera seguida”, afirma.

Publicidad

Por eso, su recomendación es definir prioridades y conocer qué necesitamos, para no dejarnos llevar por las emociones.

Alejandro Saracho, escritor y director general de Abundantia Training, empresa de educación financiera, coincide en que los meses sin intereses son buenos siempre y cuando llevemos claro nuestro presupuesto. “Yo le digo a la gente que necesita tener algunas reglas. La de oro es que tienes que asegúrate que lo que pagas en deuda no rebase el 30% de tus ingresos mensuales", señala.

El especialista recomienda registrar las deudas que ya se tienen antes de tomar una decisión. Y, sobre todo, como señala Aguado, que la compra dure más que los meses sin intereses, para evitar estar pagando algo que ya no ocupas.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad