Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

iMile y NanoPay se suman a la transformación digital del ecosistema financiero

Ante el crecimiento de las ventas en línea, se torna indispensable contar con un método de pago cuyo proceso para obtenerlo sea más simple y estas dos compañías están marcando la diferencia.
mié 15 diciembre 2021 12:31 PM
Mensajero de iMile entrega un paquete a una mujer que después muestra su tarjeta de crédito NanoPay
Con esta alianza, iMile y NanoPay están cambiando desde el procedimiento para solicitar una tarjeta de crédito, hasta la flexibilidad y rapidez del servicio de logística para la entrega.

Durante 2020, la expansión del comercio electrónico en México fue de 81%, en comparación con las cifras registradas en 2019.

Sin duda, esta situación sin precedentes, reportada por la Asociación Mexicana de Venta en Línea (AMVO) y derivada de la pandemia, impulsó nuevas formas de pago para solventar la demanda de los consumidores; así es como nació la tarjeta de crédito NanoPay.

Publicidad

Aunque el porcentaje de usuarios que cuenta con tarjetas para hacer compras de forma digital todavía es muy bajo, como explicó Heye Guo, cofundador y CEO de NanoPay, este desafío lo están convirtiendo en una oportunidad.

Para lograrlo, están apostando no sólo por contribuir a que más personas tengan acceso a productos financieros en México, sino en toda la región de América Latina.

La base de su estrategia es, precisamente, la tarjeta de crédito NanoPay, con un mercado potencial de 40 millones de clientes en el continente.

Si bien la primera etapa de su lanzamiento cubría sólo la Ciudad de México y el Estado de México, en menos de tres meses su alcance se extendió a toda la República.

El CEO de la compañía afirmó que la meta es proporcionar servicios que estén “al alcance de la palma de la mano” de quienes cuentan con internet y un smartphone, sumándose a la transformación en el sector de la banca con un proceso paperless que se realiza completamente en línea.

“La accesibilidad, agilidad y simplicidad son los drivers de NanoPay, con la finalidad de contar con los mejores servicios, de manera masiva para la población no bancarizada. Todo con absoluta transparencia y apalancados en la tecnología de última generación”, aseguró Heye Guo.

De este modo, los #NanoPlayers (como llaman a sus tarjetahabientes) pueden obtener múltiples beneficios a través de dos productos de crédito.

El primero es la Tarjeta Nano que está enfocada en las personas que no cuentan con historial crediticio y pueden empezar a construirlo, como las generaciones jóvenes que se están integrando a la fuerza laboral. Igualmente, da la oportunidad de reconstruir el historial a aquellos que tienen un mal puntaje en el buró de crédito.

El segundo producto es la Tarjeta OG para los que “ya se la saben”, como expuso el CEO de la compañía, pues ofrece una línea de crédito de hasta 75,000 pesos.

Ambas están exentas del pago de anualidad y brindan diversas opciones de pago a meses con y sin intereses, así como otras promociones por temporada y alineadas a las preferencias de los usuarios.

Con el respaldo de MasterCard, afirmó Heye Guo, NanoPay ha sido calificada como una propuesta sumamente disruptiva, que también rompe con los paradigmas de entrega en tiempo récord.

Publicidad

Una vez aprobada la solicitud, se activa la tarjeta digital para hacer compras en línea desde ese mismo momento, mientras que la tarjeta física se entrega a partir de 48 horas en la CDMX y en un promedio de siete días a nivel nacional.

Para poder cumplir con esta garantía, su socio de negocio es iMile , firma internacional que provee servicios de logística y se especializa en la última milla. De esta manera, juntos participan en el fortalecimiento del ecosistema digital.

Al respecto, Jorge Jiménez, Chief Operating Officer (COO) de iMile México, aseveró que están haciendo frente al crecimiento del comercio electrónico con una base tecnológica y complementando la parte de la logística que posibilita la bancarización en el país.

El directivo puntualizó que la mayor ventaja competitiva de iMile es, precisamente, el aprovechamiento que hacen de la tecnología. Esto les permite brindar mayor flexibilidad a sus clientes, con soluciones innovadoras y, sobre todo, asegurando la protección de los datos personales de los tarjetahabientes.

Por ello, dijo Jiménez, atendieron la solicitud de NanoPay para mantener la información confidencial y que no estuviera visible el número telefónico de los remitentes en las etiquetas de los paquetes que envían.

“Gracias a nuestra infraestructura logística, logramos implementar este cambio en tres días, una solución que probablemente a otras empresas les hubiera llevado más tiempo. Los mensajeros no tienen acceso a los datos de quién va a recibir la entrega, pero pueden contactarlos a través de una plataforma digital para, incluso, hacer reprogramaciones de fecha”, refirió el COO de iMile México.

De igual manera, a través de esta infraestructura, NanoPay tiene acceso a todos los reportes de sus paquetes, con la posibilidad de hacer cancelaciones de guías o cambios en la dirección, entre otros, en tiempo real y de forma automatizada.

Como resultado, considerando que el tiempo es oro para la logística de la última milla, la automatización de procesos permite que iMile reduzca los periodos de entrega, con costos competitivos para sus aliados de negocio no solo en México, sino en América Latina.

Desde luego, esta y otras ventajas las seguirán ofreciendo gracias a la ronda de financiamiento de Serie A por 40 millones de dólares que la compañía de servicios de logística acaba de obtener, para aumentar su inversión en la mejor tecnología.

Publicidad
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad