Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Constancia y dinero: los requisitos para ser un runner en México

En los últimos años ha aumentado el interés de las personas por ser runner. Sin embargo, antes de hacer un cambio en tu vida, es necesario que consideres lo que vas a invertir.
jue 25 agosto 2022 05:59 AM
cuanto cuesta ser runner
Además de la ropa deportiva y tenis, contempla ir al nutriólogo y un entrenador.

La fiebre del running regresa a la Ciudad de México con la celebración de su Maratón y si eres una de las millones de persona que se ha encantado por este deporte es importante que sepas que además de disciplina y constancia, también requerirás hacer una inversión para sacarle todo el provecho posible.

“Por mi actividad, paso muchísimo tiempo encerrado y, por mi hiperactividad, no me agradaba meterme a un gimnasio; tampoco quería estar marcado. Puedes correr donde sea, a la hora que sea y solo”, asegura Héctor Bastida.

“De niño soñaba con ser futbolista, pero terminé siendo futbolista de las retas. Me fui por el running porque tenía el antecedente de mi mamá; y en algún momento estaba pasado de peso y un doctor me dijo: ‘vete a dar una vuelta al parque’”, cuenta por su parte Carlos Vargas.

Publicidad

Tanto Héctor como Carlos, la pasión del running los ha llevado a mejorar su estilo de vida para tener una mejor salud.

“Me gusta verlo como una inversión y no como un gasto. Dices: ‘el nutriólogo me va a salir en 800 o 1,000 pesos’. Pero, ¿cuánto te va a salir después una cita con un cardiólogo? Al doble o al triple”, apunta por su parte en entrenador Quirino.

El 28 de agosto tendrá lugar el Maratón de la Ciudad de México, que este año tuvo un costo de inscripción de 500 pesos.

¿Cuánto cuesta ser runner?

Aunque la actividad física te trae beneficios, la inflación puede no ser un buen aliado para tus intenciones de practicar un deporte. En la primera quincena de julio el índice de precios al consumidor se ubicó en 8.62%, muy lejos de la meta de 3% de Banco de México (Banxico).

¿Qué crees que necesitas para comenzar a correr? Lo primero que se te viene a la mente son tenis y ropa cómoda y ligera. Es necesario que tomes en cuenta otros detalles como la inscripción a carreras, dispositivos para medir la frecuencia cardíaca, la distancia recorrida -no son indispensables, pero te pueden ayudar-, así como un entrenador, nutriólogo y un fisioterapeuta o quiropráctico.

A continuación, te presentamos un rango de costos de lo que necesitas para ser un runner:

Si optas por no comprar un reloj inteligente o algún otro dispositivo, es muy importante aprender a que “escuchen tu cuerpo”, señalan Héctor Bastida y Quirino Gutiérrez. “Este año pensaba correr el maratón, pero en junio me dio Covid; intenté correr el medio maratón de Día del Padre, pero lo troné a los 8 kilómetros. Tienes que aprender a escuchar tu cuerpo, más allá de que un reloj te diga cómo va tu pulsación”, Dice Bastida.

“Por ejemplo, si ya estás en las distancias más largas, como el maratón, es recomendable darte masajes de descargas; vas con un fisioterapeuta o un quiropráctico que sabe de deporte y te ayuda para que tus músculos se relajen y no llegues tan tenso a la carrera”, explica la nutrióloga y runner, Raquel Pérez de León.

Otro aspecto a considerar tiene que ver con los traslados si la carrera será en un lugar diferente al que vives. Hay que incluir el transporte, ya sea terrestre o aéreo, hospedaje y alimentación.

 

En el caso de los tenis, puedes encontrar desde 800 y hasta 7,000 pesos, señaló Quirino Gutiérrez. El calzado se tiene que cambiar, en promedio, cada 600 kilómetros, o entre cuatro y seis meses. De preferencia compite con los tenis con los que has estado entrenando, recomiendan los entrevistados.

Aunque en internet hay muchos tutoriales de entrenamiento y nutrición, lo ideal es contar con un especialista en cada rama, pues cada organismo en diferente y requiere un traje a la medida.

En el tema de nutrición es complicado hablar de un rango, pues existen diferentes opciones para tener una alimentación adecuada. “Una parte importante, o la más, son las frutas y verduras -unas cinco porciones de fruta y verdura en total- y en cada comida (desayuno, comida y cena) debe haber proteína: huevo, atún, pechuga de pavo, pollo, carne, pescado y los hidratos de carbono -arroz, tortilla, pasta-, alimentos más económicos”, precisa la nutrióloga Pérez de León.

Las frutas y verduras de temporada son más baratas y, en lo que respecta a la proteína, puedes optar por salmón o por atún o huevo, dependiendo de tu bolsillo, agrega la nutrióloga.

Tiempos

Raquel Pérez de León recomienda acudir al nutriólogo un año antes de correr, por ejemplo, un maratón, o seis meses antes.

El tiempo de entrenamiento depende de tu nivel, apunta Quirino. Entre 16 y 18 semanas si tienes experiencia, “para hacer una buena carga aeróbica; de 18 a 20 semanas si eres un poco más inexperto, pero tienes un background deportivo de alguna otra disciplina. Pero, si comienzas de cero, lo recomendable es entrenar entre 36 y 40 semanas antes, para que sepas como evoluciona tu cuerpo.

Los primeros pasos

Antes de amarrarte bien las agujetas, de echar a andar el cronómetro y comenzar a trotar, tienes que tomar en cuenta algunos aspectos relacionados con el running.

“Para entender el tema del corredor hay que irnos a esa parte donde tienes que saber que la disciplina, la constancia y, sobre todo, poder pasar tiempo contigo es súper importante”, explica, por su parte, Quirino Gutiérrez, entrenador y maratonista del equipo Runner Factory.

La constancia no termina en los entrenamientos, sino con mejorar el estilo de vida, desde la alimentación hasta el tiempo de descanso. “Obtienes muchísimos beneficios al momento de comenzar a practicar una actividad física. No te va a limitar, pero te va a obligar a que tengas un equilibrio en fiestas, comidas no saludables, alcohol”, agrega.

Carlos Vargas recuerda que el correr le ayudó a bajar de peso. Mientras que Héctor Bastida agrega que, se modificaron sus hábitos de sueño, su proceso de recuperación aeróbica y, lo más importante, “recibí unos tiros (balazos) y me perforaron un pulmón. Entonces mi respiración no era como la común y, cuando empecé a correr, tuve un ritmo más frecuente y más profundo”, destaca.

“Empiezas a tomar más agua, entonces cambia tu cabello, tu piel; tu mismo aliento, tu digestión; fueron muy notorios a los seis meses”, agrega.

 
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad