Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Salir a Bolsa a través de los SPAC, una moda que no llega a México

Los SPAC que no tienen operaciones y su objetivo es comprar compañías reales. Cuando esto ocurre, la empresa comienza a cotizar en Bolsa, saltándose el proceso de una Oferta Pública Inicial.
mié 14 abril 2021 05:07 AM
BOLSA MEXICANA DE VALORES
Los SPAC con empresas sin operaciones que tienen como objetivo comprar una compañía real para que cotice en Bolsa.

La popularidad de las sociedades de propósito específico para la adquisición de empresas (SPAC) es proporcionalmente directa a lo aburrido que puede sonar su nombre. El furor por estos vehículos se ha detonado en Estados Unidos de la mano de celebridades como el ex basquetbolista Shaquille O’Neil, la tenista Serena Willliams, el cantante Jay-Z o el beisbolista Alex Rodríguez, entre otras.

Todas estas figuras han prestado su nombre para promocionar los SPAC, que son empresas que se financian saliendo a Bolsa, pero que no tienen operaciones y su objetivo es fusionarse (comprar) con empresas reales. Al momento que esto ocurre, la compañía real comienza a cotizar en Bolsa, saltándose todo el proceso tradicional de una Oferta Pública Inicial (OPI).

Publicidad

El boom de salir a Bolsa a través de estos instrumentos es desconocido para el mercado bursátil mexicano, donde al parecer fue llamarada de petate.

En 2017, cuando los SPAC iniciaron en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la expectativa era alta debido a que tan pronto se ofertó el vehículo, se lanzó al mercado el primer SPAC. Este instrumento fue utilizado para que Vista Oil & Gas debutara y logró recaudar un tercio más del monto original que ascendía a 500 millones de dólares. La fórmula se repitió un año después con Promecap Acquisition Company aunque recaudando un monto menor: 300 millones de dólares.

“A través de este instrumento de inversión, más empresas podrán acceder a la Bolsa Mexicana de Valores”, pronosticaba la consultora Deloitte en un estudio. Sin embargo, desde 2019, las luces de los SPAC se apagaron en México y no se ha observado otro debut -sólo la salida de Grupo Acosta Verde a través del de Promecap, la empresa de cheque en blanco (como también se les conoce) del empresario Fernando Chico Pardo-.

De hecho, algunas firmas mexicanas mejor han optado por lanzar sus SPACs en Estados Unidos, donde estos instrumentos ya existían desde los 90s pero resurgieron bajo el estandarte ‘antiestablishment’ que portaban firmas tecnológicas que no querían seguir el camino tradicional y lleno de intermediarios financieros de una Oferta Pública Inicial.

En los últimos dos años, al menos tres firmas con base en México prefirieron aprovechar este boom estadounidense y debutaron en el Nasdaq, en lugar de la BMV o de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA). Tal fue el caso de Betterware México, DD3 Acquisition II -un SPAC lanzado por la misma firma que sacó al mercado a Betterware México- y LIV Capital, la cual incluso ha mencionado que hará un doble lanzamiento en Nasdaq y en BIVA.

 

De acuerdo con la BMV, los Spac fueron identificados desde hace más de 10 años, cuando la institución investigaba sobre los CKDs en Estados Unidos, pero no fue hasta principios de 2017 que lanzaron el instrumento.

A medida que pasan los años, este instrumento se vuelve más atractivo. En 2019, las empresas que debutaron en el mercado a través de un SPAC ascendieron a 59, de acuerdo con el sitio especializado Spacdata. Para 2021, la cifra ya supera los 300. De esta manera los SPAC “sacudieron” el camino tradicional para salir a Bolsa, señaló el banco de inversión Barclays en un reporte.

“A diferencia de una oferta pública inicial típica, una transacción SPAC requiere menos tiempo y documentación”, señaló el banco con sede en Londres. “Como resultado, los SPAC se utilizan con mayor frecuencia en momentos de estrés y volatilidad para evitar el tiempo, los riesgos y la incertidumbre típicos asociados con las OPI tradicionales”.

A pesar de esta oportunidad, los SPACs aún son incipientes en México y en la región latinoamericana. Según datos recopilados por la consultora Miranda Partners, al cierre de 2020 se registraron cinco SPACs enfocados en Latinoamérica y han recaudado 500 millones de dólares. Aún así, los consultora considera que estos instrumentos son una “alternativa que vale la pena” para las empresas mexicanas que quieran debutar en el mercado de capitales.

 

Tags

Publicidad
Publicidad