Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La inflación y la tasa de interés, principales preocupaciones del mercado global

Los especialistas económicos explican que los principales problemas en México, y en el mundo, tienen que ver con el alza de los precios y el manejo de la política monetaria.
mar 13 septiembre 2022 04:25 PM
Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics; Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Grupo Financiero BASE, y Luis de la Calle, economista.
Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics; Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Grupo Financiero BASE, y Luis de la Calle, economista.

El crecimiento económico se ha convertido en toda una proeza que hoy se ve lejana, ya que las expectativas para un mejor horizonte se ve hasta 2023. Sin embargo, al final del túnel pueden encontrarse opciones que den tranquilidad y oportunidades a los inversionistas y, al mismo tiempo, reducir el daño a su patrimonio pese al difícil entorno.

En el marco del Inter.mx Expansión Summit 2022, en el panel “Certeza en tiempos de cambio y volatilidad”, especialistas debatieron sobre los principales factores que podrían incidir en el rumbo de la economía mundial el próximo año.

Publicidad

Por el momento, los mercados ya han descontado el aumento de 75 puntos base en la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, luego de la publicación de la inflación de este martes, que apuntó su segundo mes a la baja (8.3% en agosto). El dato refuerza las expectativas de que la tasa de los fondos federales suba a 4.25%, lo que alimenta la inquietud sobre la recesión en EU. Pero ¿Qué implicaría en términos en condiciones financieras?

“Como bien sabemos el banco central de EU está inmerso de apretamiento monetario que se inició hacia finales del año pasado, en términos del retiro de parte de la liquidez bombeada durante la pandemia y en el 2021. A principios de este año a través de la tasa de interés ha subido constantemente y la normalización se debe al error del percepción que tuvieron todos los bancos centrales del mundo de ver al fenómeno inflacionario como transitorio”, mencionó Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

El director de Moody´s explicó que el dato de la baja de la inflación en Estados Unidos ha sido principalmente por la caída en el precio de los combustibles. Sin embargo en la inflación subyacente se observa que subió y es ahí donde los bancos centrales ponen especial atención.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Grupo Financiero BASE, reconoció que la inflación es el gran problema global actualmente, además de que está más que demostrado que no es transitoria, pues explicó que esta presionada por las disrupciones en las cadenas de suministro, la guerra en Ucrania y el exceso de liquidez a nivel global.

“En EU yo creo que la inflación si ha empezado a ceder un poco, obviamente no a la rapidez que los mercados quisieran. A lo mejor este año si siguen con una inflación mensual alrededor de 0.6% podrían cerrar el año en 7.9%”, comentó Siller.

 

En el caso de México, Siller dijo que la inflación no ha alcanzado un techo, porque los precios de la gasolina están artificialmente bajos por los subsidios del gobierno.

El economista Luis de la Calle consideró que todos los temas están relacionados: la inflación, la tasa de interés y el desempeño económico. La política monetaria tendrá un impacto económico en México y el único antídoto es ganar participación de mercado en EU para que el impacto menor.

“Es crear una situación donde seamos más atractivos a la inversión directa. Esto no es necesariamente claro, ya que lo que nos está pidiendo EU no es tanto resolver los problemas puntuales que tiene una empresa a la que no le han dado un permiso, el corazón de la queja es asegurar que México va a tratar hacia adelante a las empresas canadienses y estadounidense exactamente igual que a la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, añadió De la Calle.

Este tema sobre las consultas es importante, dijo De la Calle, porque si hubiera una solución sólida se mejoraría sensiblemente el atractivo de México a la inversión y, podría aprovecharse el cambio ambiental y la iniciativa de EU de construir semiconductores (las cuales se requieren de producción de energía limpia).

Coutiño explicó que los mercados están apostando que esta recesión podría iniciar a principios del próximo año, cuando la tasa de interés de los fondos federales está ya en territorio restrictivo. El consenso de mercado señala que podría terminar este año en 4%, en términos nominales, un nivel muy por encima de la tasa estimada de neutralidad.

Los analistas coincidieron en que el principal temor es un mayor apretamiento monetario que supere al reportado por las condiciones inflacionarias, es decir, se podría tener más incertidumbre, si las autoridades monetarias en EU van más allá de lo que se necesita.

Algunos de los riesgos que se identificaron en el panel provienen de la economía real y también de la incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros, que podría traducirse finalmente en una crisis económica.

 

¿Cuáles son los márgenes de maniobra en México?

Los márgenes de maniobra que puede tener la política económica en México se tienen que crear, empezando por la fiscal, ya que uno de los riesgos que se ha empezado a desarrollar es un desarreglo de las finanzas públicas. El gobierno tiene una restricción presupuestal y gran parte de los excedentes, por los altos precios de petróleo, se han desvanecido en las últimas semanas por financiamiento de gasto a los programas sociales y el subsidio a la gasolina.

“Eso no es sostenible, porque el precio del petróleo ya viene para abajo, los ingresos por exportación de petróleo se van a ajustar también a la baja y el gobierno se quedará metido en la trampa que generó y que será difícil detenerla de golpe, a menos que implemente recortes del gasto público de manera brutal y eso nos lleve a los episodios de inestabilidad del pasado”, explicó Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

Lo anterior llevaría a que los mercados activen las alertas y empiecen a reconsiderar que tan conveniente es seguir en el mercado mexicano.

En la política monetaria todo dependerá de la inflación, si esta no cede por más que el Banco de México quiera acelerar el ritmo de tasas de interés, forzará a la economía e introducirá un riesgo muy importante en los mercados financieros nacionales y esa inestabilidad pegará al mercado cambiario.

La directora de Análisis Económico de Banco Base coincidió en que los problemas fiscales son el principal factor que podría incidir a que se genere una crisis de largo plazo para México. Con el paquete económico de 2023, se anunció un endeudamiento 28.5% mayor, además de expectativas 'muy alegres' en crecimiento económico (de 3%). En dado caso de no llegar a esas metas, los mercados podrían llegar a tener una mayor incertidumbre y por ende se ahuyentarían a los inversionistas.

Luis de la Calle concluyó que lo que viene es un importante impacto en las condiciones en las políticas monetarias a nivel global y por ende, tendrá un impacto en México. Por lo que la única manera de evitar un desfavorable escenario para México es hacer las cosas correctamente. “Ya no vamos a tener el pretexto de que la inflación es importada, ya que cuando todos los banqueros del mundo dicen que la inflación es importada, alguien está mintiendo. De hecho, con ello están validando la tasa de inflación”, dijo De la Calle.

Publicidad
Publicidad