Publicidad
Publicidad

Los presidenciables 'piratean' estrategias al iniciar campañas

Ricardo Anaya y José Antonio Meade recurrieron a actividades que ya fueron utilizadas por López Obrador. Para los expertos, esto puede resultar contraproducente.
Arranque.
Arranque. El candidato de la coalición 'Por México al Frente' inició su campaña con un hackaton para jóvenes. (Foto: Facebook Ricardo Anaya)

Las campañas presidenciales iniciaron sin originalidad ni creatividad. Además de la falta de innovación, algunas de las estrategias de posicionamiento implementadas por los políticos ya fueron utilizadas por Andrés Manuel López Obrador, hoy candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’. Por ejemplo, coinciden especialistas en marketing político, las conferencias matutinas de Ricardo Anaya y la declaración patrimonial de José Antonio Meade.

“Tanto Anaya -de la coalición ‘Por México al Frente’- como Meade -que representa al PRI, Partido Verde y Nueva Alianza- están siguiendo los pasos de Obrador”, dice Ivonne Acuña, académica de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana. “Ambos candidatos están utilizando estrategias que ya dieron resultado anteriormente”.

Durante la contienda presidencial de 2012, López Obrador realizaba conferencias diarias a las 7:00 horas, de la misma forma que ahora lo hace Anaya. Y en 2016, cuando era dirigente de Morena, presentó su declaración patrimonial -actividad que replicó Meade- en la que detalló que tenía Ingresos por 50,000 pesos mensuales y una casa en Chiapas.

Para Acuña, retomar estrategias pasadas es una acción inteligente. Sin embargo, su mal manejo puede resultar contraproducente, aunque hasta ahora los candidatos las han aprovechado. “Ricardo Anaya ha conseguido más visibilidad en la ciudadanía, mientras que José Antonio Meade demostró que sus propiedades son producto de su trabajo”, indica la experta.

Publicidad

Lee más: Cómo mantenerse en el 'top of mind' de los electores

Ricardo Robles, socio fundador de la empresa de comunicación política Strategos, asegura que Meade llamó la atención de la ciudadanía al presentar su la declaración patrimonial y reforzó la imagen que quiere construir de funcionario no corrupto, pero hasta ahora no es suficiente para generar empatía. “Su gran problema es el poco carisma que tiene, no logra conectar con la gente. Es el peor candidato que pudo haber tenido el PRI”, destaca.

El arranque más fuerte

Publicidad

El gran perdedor de las precampañas e intercampañas fue el aspirante de la coalición ‘Por México al Frente’. De acuerdo con Ricardo Robles, los escándalos que protagonizó opacaron su imagen. Pero ahora se esfuerza por revertir la mala reputación que consiguió.

“El candidato empieza a hacer las cosas bien. Arrancó su campaña más fuerte que su competencia y se ve claramente la inversión que ha hecho en las plataformas digitales para generar un vínculo con la ciudadanía”, menciona Alonso Cedeño, socio de la consultora política Estrategia en Línea.

Robles recomienda que la estrategia digital se enfoque en empatizar con los millennials, porque son los que tiene mayor presencia en estas plataformas. “Sacar a votar a este grupo de la población puede ser peligroso, ya que para ellos el PAN es un partido que forma parte del sistema que ellos tanto rechazan -explica-. El candidato tiene que conectar con los jóvenes, ideas como el hackaton con el que inició su campaña son buenas, aunque todavía le falta generar iniciativas que inviten a la gente a sumarse a su equipo”.

Lee más: Lo bueno y lo malo del marketing político en las precampañas

Publicidad

Quien también apuesta por la difusión de mensajes en redes sociales es Andrés Manuel López Obrador, aunque esta semana su estrategia fue desafortunada. El socio de la consultora política Estrategia en Línea explica que posteó ocho videos del 2 al 6 de abril, lo que diluye su mensaje y confunde al elector. “El problema es que no hay una propuesta real y sigue ‘clavado’ en temas de coyuntura. De pronto habla de dialogar, luego reacciona a una ofensa y después tiene un posicionamiento distinto”, afirma.

El socio fundador de Strategos considera que el reto del candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ es posicionar sus temas de agenda y no basarse en la coyuntura para expresar opiniones, pues esto solo reduce la importancia de sus mensajes. Asimismo, el político tiene que aprovechar el liderazgo que posee en Facebook, Twitter e Instagram. “Es clara la ventaja que tiene el candidato en estas plataformas. El reto ahora es construir narrativas innovadoras, convincentes e inéditas, que no confundan a los ciudadanos”, agrega la académica de la Universidad Iberoamericana.

Respecto a la campaña de Margarita Zavala, la candidata presidencial independiente, los expertos consultados coinciden en que sus estrategias de posicionamiento no están funcionando por dos razones. La primera porque es inevitable no relacionarla con el gobierno de su esposo, Felipe Calderón. “Aunque ella hable de que va a retomar la seguridad del país, la gente no le cree y asegura que su gobierno estará lleno de corrupción y violencia”, menciona Robles.

Y la segunda porque sigue utilizando elementos que la identifican con su antiguo partido político. Por ejemplo, los colores azul y blanco con los que iluminó el Ángel de la Independencia, lugar donde inició su campaña. “Esto nos hace dudar como ciudadanos, no sabemos si realmente es independiente o sigue ligada al PAN”, expone Cedeño.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad