Publicidad
Publicidad

10,000 personas reciben a Trump en Bélgica para decirle que no es bienvenido

La marcha partió de la estación del Norte de Bruselas poco después de que el Air Force One del presidente estadounidense aterrizara en la base militar de Melsbroek.
Máscara de Trump
Máscara Un manifestante utilizó una máscara del presidente estadounidense durante las protestas de este miércoles. (Foto: BRUNO FAHY/AFP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó este miércoles a Bélgica para su primera visita a la Unión Europea y la OTAN, donde unos 10,000 manifestantes pacifistas, feministas o anticapitalistas le hicieron saber que no es bienvenido.

La marcha partió de la estación del Norte, en Bruselas, poco después de que el Air Force One del presidente estadounidense aterrizara en la base militar de Melsbroek, procedente de Roma, y atravesó el centro de la capital belga en un ambiente festivo.

Mientras que el presidente estadounidense fue recibido en audiencia por el rey Felipe, y la reina Matilde, y después por el primer ministro belga, Charles Michel, los manifestantes rivalizaron para criticar la política del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Lee: El papa Francisco recibe a Trump, un encuentro para limar asperezas

Publicidad

"Esto no es un presidente", rezaba una pancarta, haciendo un juego de palabras con la célebre máxima del pintor surrealista belga René Magritte "Ceci n'est pas une pipe" ("Esto no es una pipa").

Entre banderas de Cuba, pancartas pacifistas y los estandartes negros de algunas decenas de anarquistas, un grupo de feministas reclamaron combatir el sexismo.

Los miembros de las juventudes del partido de izquierda radical PTB gritaron un explícito "Trump, lárgate" .

"Estamos a favor de la salida de la OTAN y de la reasignación de sus medios financieros a operaciones a favor de la paz", explicó Sophie Rauszer, del movimiento de izquierdas francés La Francia Insumisa.

Publicidad

Lee: Trump propone recortar ayuda económica a México y Centroamérica

Reunidos bajo el lema "Trump no es bienvenido", los manifestantes fueron convocados por movimientos de izquierdas, organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional y cincuenta asociaciones más.

"Dijo que Bruselas era un 'nido de ratas' y luego viene como un conquistador", denunció un manifestante, Yannick Blaise, militante de izquierdas.

Las fuerzas de seguridad se mostraron discretas durante la manifestación, que terminó sin incidentes y con una serie de conciertos poco antes de las 21:00 hora local.

Publicidad

Recomendamos: El papa Francisco bromea con Melania Trump sobre un postre esloveno

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad