Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Seguro por inundaciones: Harvey pone a prueba un sistema que lleva 12 años roto

Tras una serie de grandes tormentas que causaron inundaciones en los últimos años, el programa está endeudado por 25,000 mdd y cuenta con menos de 2,000 mdd a la mano.
mié 30 agosto 2017 08:52 PM
Desastres
Desastres Las intensas lluvias ocasionadas por Harvey cubrieron de agua los vecindarios en el estado de Texas. (Foto: WIN MCNAMEE/AFP)

La inundación en el área de Houston causada por el huracán Harvey es tan solo el problema más reciente para el ya problemático Programa Nacional de Seguro Contra Inundaciones.

El programa financiado por el gobierno federal, que es parte de FEMA, es la única protección contra inundaciones que pueden obtener la mayoría de los propietarios de casas y negocios, pues las pólizas privadas típicamente sólo cubren el daño por viento asociado con los huracanes, pero no el daño por inundación.

Pero, tras una serie de grandes tormentas que causaron inundaciones en los últimos 12 años, incluyendo el huracán Katrina en 2005 y la supertormenta Sandy en 2012, el programa está endeudado por 25,000 millones de dólares. Cuenta con menos de 2,000 millones de dólares en efectivo a la mano, con solo 6,000 millones más en capacidad de préstamo mientras se prepara para las peticiones que se presentarán por Harvey.

Lee: Harvey se perfila a ser el desastre natural más caro de EU

La mayoría de los hogares en el área afectada no cuentan con Seguro por inundaciones, pero cerca de 400,000 casas en los condados afectados por Harvey sí cuentan con pólizas.

El reclamo promedio en los últimos 12 años ha sido por cerca de 50,000 dólares, lo que significa que esta tormenta podría agotar rápidamente los recursos restantes del fondo.

Publicidad

Y la presión financiera simplemente va a empeorar, según afirman expertos, gracias a la combinación del cambio climático y el desarrollo en expansión, que puede empeorar las inundaciones pues el asfalto no puede absorber la lluvia del mismo modo en que el terreno sin desarrollar lo hace.

“Más desarrollo, en conjunción con el aumento en el nivel del mar (pone) a más personas en riesgo, más bienes en riesgo y (deriva en) reclamos de seguro más costosos”, dijo Laura Lightbody, directora del proyecto para reducir las catástrofes relacionadas con el impacto climático de Pew Charitable Trusts.

Para empeorar el asunto, el programa debe ser aprobado nuevamente por el Congreso antes del 1 de octubre o no será capaz de aprobar ninguna póliza nueva. Si bien las pólizas existentes seguirían activas, la falta de seguros contra inundaciones podría detener la venta de vivienda dentro de las zonas designadas con riesgo de inundación, donde los prestadores exigen típicamente pólizas por inundación.

Lee: Holanda tiene solución a las inundaciones, ¿por qué EU no?

“Siempre existió la intención de reautorizar este programa”, dijo Chris Gillott, director legislativo para el senador Bill Cassidy, republicano de Louisiana que introdujo un proyecto de ley apartidista para reautorizar el programa en abril. “Esta tormenta explica claramente la necesidad de hacerlo. La única pregunta es si es una solución de largo o corto plazo”.

Hasta 2005, las primas recolectadas por el programa cubrían prácticamente el costo de los reclamos pagados. Pero los pagos récord de 17.8 mil millones de dólares en 2005 lo pusieron en un hoyo del que aún no sale.

Ahora mismo, el programa está pidiendo prestado al departamento del Tesoro para cubrir sus costos, lo que significa que los contribuyentes podrían estar atrapados.

El Congreso ha intentado reformar el programa. Este aprobó un Proyecto de ley en 2012 que habría aumentado las primas, pero después de la protesta de muchos de los 5 millones de asegurados, el Congreso cambió el programa de nuevo en 2014 para limitar los incrementos que pagaban los asegurados.

Estos topes estarían en lugar bajo el proyecto de ley de Cassidy. Los críticos dicen que es erróneo que el programa sea subvencionado, y que cualquiera que elija vivir en la costa o en otras áreas propensas a inundaciones deberá asumir el costo total de esa elección.

Si los asegurados pagan primas que reflejan apropiadamente el riesgo de inundación, dijo Lightbody, esto crea un “incentivo perverso” que podría alentar a más personas a vivir en áreas de gran riesgo de inundación. La desventaja de un gran aumento de primas es que podría disuadir a los propietarios de mantener sus pólizas, lo que podría derivar en más pérdidas no aseguradas y mayor daño económico.

Lee: Harvey toca tierra por segunda vez, ahora en Luisiana

Las reformas bajo consideración incluyen el gasto de más dinero de primas en medidas de prevención de inundaciones y adquirir y derrumbar algunas de las casas que piden un número desproporcionado de reclamos de seguro debido a daños de inundación repetidos.

Lightbody dice que menos del 1% de los asegurados recibe entre el 25 y el 30% de las peticiones, pues hacen reclamos repetidamente.

Obviamente, ninguna de estas medidas resolverá los problemas asociados con las inundaciones más frecuentes y costosas. “No hay una solución única para reducir el riesgo de inundaciones”, dijo.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad