Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sin Gary Cohn, Trump tiene el camino libre para sus políticas proteccionistas

Quien fuera el número dos a la cabeza de Goldman Sachs, durante meses se esforzó para moderar la política comercial proteccionista del presidente de EU.
mar 06 marzo 2018 11:23 PM
Gary Cohn
Gary Cohn El ex número dos de Goldman Sachs llegó a defender el comercio libre, justo y recíproco. (Foto: KEVIN LAMARQUE/REUTERS)

El anuncio repentino la semana pasada por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, de la adopción de fuertes tarifas a las importaciones de acero y aluminio fue apoyado por sus consejeros en materia de comercio, a excepción de Gary Cohn, quien dimitió este martes.

Cohn deja vía libre a los proteccionistas fieles al lema America first (Estados Unidos primero) del mandatario.

Gary Cohn, el moderado

Llamado por Donald Trump a su llegada a la Casa Blanca para dirigir el influyente Consejo Económico Nacional, Gary Cohn, de 57 años, finalmente renunció este martes tras la confirmación del presidente de Estados Unidos de gravar las importaciones de acero y aluminio.

Cohn ya había aparecido aislado de la mayoría en los últimos días durante los debates sobre las medidas a tomar en materia de comercio internacional.

Publicidad

En público, el exasesor defendió "el comercio libre, justo y recíproco".

Lee: Trump se queda sin su economista estrella

"Nos gustaría que la Comisión Europea termine sus aranceles sobre muchos productos que nos gustaría exportar desde Estados Unidos", afirmó en enero a los periodistas en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Gary Cohn, ex número dos del banco de inversión Goldman Sachs, durante meses se esforzó, junto al secretario de Defensa Jim Mattis y el exasesor Rob Porter (quien renunció recientemente), para moderar la política comercial.

Los aranceles no fueron el primer desencuentro entre Cohn y el presidente.

Cohn fue descartado como posible presidente del poderoso Banco Central de Estados Unidos (Fed) tras criticar abiertamente a Trump por ser demasiado blando con los supremacistas blancos durante las manifestaciones racistas en Charlottesville, en Virginia, en agosto de 2017.

Pero decidió quedarse cerca del Ejecutivo para aprobar la gran reforma de impuestos que quería el presidente y que finalmente vio la luz a finales de diciembre.

Los erupción proteccionista de Donald Trump, que la semana pasada anunció su intención de imponer aranceles de 25% sobre las importaciones de acero y de 10% sobre el aluminio, fue la gota que colmó el vaso.

Peter Navarro, el asesor principal

Recomendamos: Trump ahora advierte a la Unión Europea sobre aranceles

Uno de los pocos economistas en respaldar las políticas comerciales de Trump, Navarro, de 68 años, se encontraba al lado del presidente cuando la semana pasada anunció las nuevas tarifas para el aluminio y el acero ante directivos de la industria en la Casa Blanca.

Este economista es el autor de decenas de libros, entre ellos Death by China: how America lost its manufacturing base (La muerte por China: cómo América perdió su base industrial), donde critica la guerra económica llevada a cabo por Pekín y sus ambiciones de dominar Asia.

Peter Navarro es partidario de la imposición de derechos de aduanas a todos los países importadores sin distinción.

Wilbur Ross, la línea dura

A 80 años, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, es el artesano de las propuestas drásticas presentadas a Donald Trump para limitar las importaciones de acero y de aluminio.

En sus informes entregados en enero, Ross concluía que la imposición de tasas en estos sectores estratégicos era imperativa y argumentaba una cuestión de seguridad nacional.

Este hombre de negocios, que hizo su fortuna reformando empresas en dificultades, sobre todo del sector siderúrgico, dijo claramente al llegar al gobierno que su prioridad era reducir el gigantesco déficit comercial estadounidense.

Lee: Trump dice que Obama ordenó el Rusiagate para desacreditarlo

Robert Lighthizer, representante de Comercio

El representante especial de Comercio, Robert Lighthizer, de 70 años, fue representante de Comercio adjunto en la administración Reagan en los años 80 y es miembro, por la posición que ocupa, del gabinete presidencial.

Actualmente renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México que Trump quiere modificar en beneficio de las empresas y trabajadores estadounidenses.

Además de la negociación de acuerdos comerciales, Robert Lighthizer representa a Estados Unidos en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y gestiona la complicada tarea de conciliar las voluntades proteccionistas de Trump con los deseos generalmente más liberales de la mayoría republicana en el Congreso.

Publicidad
Publicidad