Publicidad
Publicidad

Líder norcoreano, ultraprotegido a reunión con Moon Jae-in

En su encuentro para un acuerdo de paz, Kim Jong Un estaba rodeado por un grupo de escoltas elegidos por su condición física, su puntería, sus conocimientos de artes marciales y su apariencia.

Cuando el líder norcoreano Kim Jong Un bajó las escaleras para cruzar al frontera para reunirse con el presidente surcoreano estaba rodeado por un grupo de escoltas cuidadosamente elegidos por su condición física, su puntería, sus conocimientos de artes marciales y también su apariencia.

Los hombres vestidos con elegantes trajes y corbatas azules todas iguales, marcharon muy cerca del líder norcoreano, a medida que éste se acercaba a la línea que demarca la frontera donde lo esperaba su homólogo surcoreano, Moon Jae-in.

Corea del Norte es una de las sociedades más controladas del mundo, pero aún así la seguridad que rodea a su líder es férrea y el gobierno deja nada al azar.

Los extranjeros que asisten a algún evento donde Kim pueda estar presente deben pasar por controles de seguridad que pueden durar horas y entregar todos sus aparatos electrónicos, incluyendo sus teléfonos móviles.

La unidad que se encarga de la seguridad del líder, es una institución de élite muy cercana al núcleo del poder norcoreano.

Todos los años, son los encargados de las piezas maestras de los festivales de las flores de kimjongilia y de kimilsungia, que honran la memoria del abuelo y del padre de Kim.

Publicidad

Lee: Corea del Norte y Corea del Sur se comprometen a poner fin formal a la guerra

Ri Yong Guk, un desertor norcoreano que sirvió como guardaespaldas de Kim escribió en su libro de memorias publicado en 2013 que en sus viajes por el país para inspeccionar unidades militares, fábricas o granjas, el líder norcoreano está resguardado por hasta seis capas de centinelas que lo protegen.

"Es uno de los escudos más protectores de todo el mundo, a través del cual no puede pasar ni una hormiga", dijo el exguardia.

Según la prensa, las medidas de seguridad fueron reforzadas más aún cuando Kim asumió el poder.

Durante el desfile militar que marcó el 70 aniversario de la creación de las fuerzas armadas regulares en febrero pasado, Pyongyang desplegó tres tipos de unidades diferentes que ejercían como capas de protección de Kim.

El líder norcoreano suele caminar acompañado de un fornido militar armado.

Publicidad

El lugar más aterrador de la tierra

El expresidente estadounidense, Bill Clinton, describió la Zona Desmilitarizada que divide a la península "como el lugar más aterrador de la Tierra".

Pese a su nombre, la Zona Desmilitarizada donde se encontraron este viernes Kim y Moon , es uno de los lugares más fortificados del mundo.

Situada a unos 50 kilómetros al norte de la capital surcoreana, Seúl, esta franja de 4 kilómetros se extiende por los 250 kilómetros de frontera entre las dos Coreas, con vallas eléctricas, campos minados y barreras antitanque.

En la zona de seguridad anexa del lado surcoreano, en la localidad de Panmunjom, donde se firmó el armisticio de 1953, un conjunto de guardias de Seúl, con una mirada severa y elegidos también en función de su porte, permanecen inmóviles a pocos metros de las posiciones norcoreanas.

Publicidad

En el lugar los soldados sólo tienen permitido cargar con armas de fuego cortas, pero en los hechos es un secreto a voces las dos partes disponen de reservas de armamento más impresionantes, en caso de emergencia.

En noviembre pasado, un soldados norcoreano desertó desatando una ráfaga de disparos de sus compañeros que intentaban impedirlo.

En 1984, un turista soviético de 22 años escapó de Corea del Norte por el paso de Panmunjom desatando un tiroteo en el que tres soldados norcoreanos que lo perseguían murieron, al igual que un guardia surcoreano que también fue alcanzado por las balas. El desertor Vasily Matuzok salió ileso.

Publicidad

¿Qué acordaron Corea del Norte y Corea del Sur?

Los dirigentes de las dos Coreas firmaron este viernes la Declaración de Panmunjom, tras una cumbre histórica entre los dos países vecinos, que técnicamente siguen en guerra.

Publicidad

Trump elogia reunión histórica

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió este viernes la reunión entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el mandatario surcoreano Moon Jae-in, reconociendo lo histórico de la cumbre, aunque sembró algunas dudas sobre cuánto tiempo durarán las buenas relaciones diplomáticas.

"Después de un furioso año de lanzamiento de misiles y ensayos nucleares, está teniendo lugar una reunión histórica entre Corea del Norte y Corea del Sur. Están pasando cosas buenas, ¡pero solo el tiempo nos dirá! ", escribió Trump en Twitter.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad