Publicidad
Publicidad

La crisis política amenaza al gobierno español de Mariano Rajoy

El gobierno de Mariano Rajoy vive uno de los momentos más críticos después de que su fuerza política, el Partido Popular, fue condenado en un megaproceso de corrupción.
En una encrucijada
En una encrucijada Rajoy enfrenta la presión del Partido Socialista y de Ciudadanos, aunque ambos partidos tienen complicado conseguir una moción de censura. (Foto: AFP/PIERRE-PHILIPPE MARCOU)

¿Una moción de censura rechazada, un gobierno socialista con una inestable "mayoría Frankestein" o elecciones anticipadas? Estos son los principales escenarios de la crisis política española que amenaza al gobierno de Mariano Rajoy.

¿Una moción bloqueada?

Presentada el viernes pasado por el Partido Socialista (PSOE) luego de que el Partido Popular (PP) de Rajoy fuera condenado en un megaproceso por corrupción, la cuarta moción de censura desde el restablecimiento de la democracia en 1977 tendrá difícil alcanzar la mayoría absoluta indispensable de 176 votos. Las tres precedentes fracasaron.

Publicidad

El PSOE, principal fuerza de oposición que propone a su líder Pedro Sánchez para reemplazar a Rajoy, dispone sólo de 84 diputados sobre 350 en el Congreso de los Diputados.

Lee: Mariano Rajoy descarta impunidad para ETA

Por ahora, cuenta solo con el apoyo del partido de izquierda radical (67 diputados) y debe convencer a otras fuerzas políticas en el debate que tendrá lugar entre jueves y viernes.

De su lado, el partido liberal Ciudadanos (32 diputados), con el viento a favor según las encuestas, no tiene ninguna intención de facilitar la llegada al poder de los socialistas.

Publicidad

Así, Sánchez tendrá que buscar los votos de los pequeños partidos regionales, incluyendo a los separatistas catalanes y a los nacionalistas vascos.

Los mismos independentistas catalanes contra los que el PSOE hizo frente común con el PP y Ciudadanos.

El nuevo presidente catalán, Quim Torra, ya condicionó el apoyo de su grupo a la excarcelación de los líderes separatistas en prisión preventiva.

Si fracasa la moción de censura, Rajoy se mantendría en el poder, pero aunque "sobreviva al voto, el país se sumirá en el bloqueo ya que Ciudadanos no estará dispuesto a seguir brindando su apoyo" necesario para el gobierno en minoría del PP, y la oposición podría verse tentada "a volver a intentar sacar al jefe de gobierno este año", advirtió Antonio Barroso, del gabinete Teneo Intelligence.

Publicidad

Recomendamos: Enrique Peña Nieto realiza visita a España

Un gobierno inestable de Sánchez

Si pese a todo, el PSOE logra una "coalición Frankestein", le será imposible gobernar con ella, previene el consultor político Ignacio Varela.

Publicidad

Los socialistas prevén convocar a los españoles a las urnas, pero luego de gobernar "unos meses", precisó una de sus portavoces, la exministra de Cultura Carmen Calvo.

Un tiempo para "hacer modificaciones suficientes" en cuanto a salarios, jubilaciones o educación, precisó. Todo ello con el objetivo de aumentar su popularidad luego de registrar en 2016 el peor resultado electoral de su historia reciente.

¿Elecciones inmediatas?

Publicidad

Es lo que reclama Ciudadanos, que rechaza por igual continuar apoyando al gobierno de Rajoy o respaldar la moción socialista.

Su líder, Albert Rivera, que declaró que "la legislatura está liquidada por la condena por corrupción", se mostró este lunes dispuesto a discutir con Rajoy una "salida ordenada" fijando "fecha y hora" para nuevas elecciones, que a su juicio deberían convocarse para el otoño (boreal).

En caso contrario, su partido de centroderecha es partidario de un "plan B", que consistiría en una nueva moción de censura, pero con un "candidato independiente" en vez de Sánchez, que haga aprobar definitivamente el presupuesto 2018 contra el que votaron los socialistas, y convocar elecciones.

Ciudadanos no posee los 35 diputados necesarios para presentar su propia moción de censura.

Publicidad

Pero estas elecciones anticipadas son resistidas por los nacionalistas vascos del PNV, que temen la llegada al poder de un partido como Ciudadanos, dispuesto a reducir los privilegios del País Vasco.

Las elecciones serían "un despropósito que le pondría a Ciudadanos la situación en bandeja y no arreglaría nada", explicó el domingo el presidente del PNV, Andoni Ortuzar.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad