Publicidad
Publicidad

Beijing aumenta la militarización del mar del Sur de China

A bordo de un avión de reconocimiento de la Marina de EU, CNN obtuvo acceso a 16,500 pies de altura sobre uno de los territorios más disputados del mundo.
Retírense
"Retírense". La tripulación de la aeronave estadounidense recibió seis advertencias separadas de los militares chinos, diciéndoles que estaban dentro del territorio chino.

Muy por encima de una de las regiones más disputadas del mundo, CNN logró dar un vistazo este viernes a la creciente militarización del mar del Sur de China por parte del gobierno chino.

A bordo de un avión de reconocimiento P-8A Poseidón de la Marina de Estados Unidos, CNN obtuvo una vista desde 16,500 pies de arrecifes de coral de poca altura convertidos en guarniciones con edificios de cinco pisos, grandes instalaciones de radar, centrales eléctricas y pistas lo suficientemente sólidas para recibir grandes aviones militares.

Durante el vuelo, la tripulación recibió seis advertencias separadas de los militares chinos, diciéndoles que estaban dentro del territorio chino e instándoles que se fueran.

Recomendamos: EU delinea un plan para crear una fuerza espacial para el año 2020

Publicidad

El avión de la Armada estadounidense sobrevoló cuatro islas artificiales clave en la cadena Spratly donde China construyó fortificaciones: Subi Reef, Fiery Cross Reef, Johnson Reef y Mischief Reef.

En Subi Reef, los sensores del Poseidon detectaron 86 embarcaciones, incluidas naves de guardacostas chinas, atracadas en una laguna gigante, mientras que en Fiery Cross Reef había una larga pista de aterrizaje.

"Fue sorprendente ver aeropuertos en el medio del océano", dijo la teniente Lauren Callen, quien dirigía el equipo de combate aéreo a bordo del vuelo de la Armada.

Cada vez que el avión fue desafiado por militares chinos, la respuesta de la tripulación de la Marina de Estados Unidos fue la misma.

Publicidad

"Soy un avión naval inmune soberano de los Estados Unidos que realiza actividades militares legales más allá del espacio aéreo nacional de cualquier estado costero", dijeron.

Lee: China pide propuestas de experimentos para su estación espacial

"Al ejercer estos derechos garantizados por el derecho internacional, estoy operando con la debida consideración de los derechos y deberes de todos los estados".

CNN se comunicó con el Ministerio de Asuntos Exteriores de China para hacer comentarios.

Publicidad

La disputa

El gobierno chino mantiene incondicionalmente que grandes áreas del Mar Meridional de China han sido parte del territorio del país "desde la antigüedad".

La "línea de nueve líneas" de Beijing se extiende por más de 1,000 kilómetros de su provincia más meridional, abarcando más o menos la totalidad de las aguas, a través de las cuales las Naciones Unidas estiman que pasa más un tercio del transporte marítimo global.

Publicidad

También se cree que el Mar del Sur de China contiene abundantes reservas de petróleo y gas natural que aún no se han explorado por completo.

Lee: Se aviva la batalla comercial: China alista arancel de 25% a productos de EU

Vietnam, Filipinas, Taiwán, Indonesia, Malasia y Brunei todos reclaman partes superpuestas del mar abarcan 3.6 millones de kilómetros cuadrados (1.4 millones de millas cuadradas), pero China ha hecho los mayores reclamos.

Las afirmaciones de soberanía de Beijing son consideradas por la mayoría de los demás países como infundadas, una opinión respaldada por un tribunal internacional en 2016.

Publicidad

Sin embargo, a pesar de esto, poco ha cambiado en el enfoque de China hacia la región en los últimos años.

Para reforzar sus reclamos de soberanía, Beiijing ha estado reclamando tierras en arrecifes y bajíos y sus alrededores para construir islas artificiales que luego son militarizadas con aeródromos y equipos de radar.

China ha pasado gran parte de los últimos dos años fortificando estas islas, incluida la colocación de misiles en la cadena de islas Spratly durante los ejercicios navales en abril.

Esto a pesar de la promesa hecha por el presidente Xi Jinping al entonces presidente estadounidense Barack Obama en 2015 de que el gobierno chino no militarizaría las islas artificiales.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad