Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Menor guatemalteco muere tras haber estado en custodia de autoridad fronteriza

Se trata del segundo fallecimiento que se registra de un menor bajo la custodia de autoridades de la Patrulla Fronteriza.
Patrulla Fronteriza
La muerte del menor será investigada.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) dijo que un niño de ocho años de nacionalidad guatemalteca que había sido aprehendido por las autoridades fronterizas murió en un hospital de Nuevo México poco después de la noche de Navidad.

Según un comunicado de prensa, el niño, acompañado por su padre, fue llevado al hospital en la víspera de Navidad después de manifestar signos de enfermedad, ser tratado y dado de alta.

El niño regresó al hospital esa noche después de que sus síntomas fueran más severos y murió después de media noche.

La CBP dice que la causa de la muerte es desconocida. La agencia dice que habrá una investigación independiente para averiguar lo que ocurrió.

El comunicado no indica durante cuánto tiempo el niño y el papá estuvieron en custodia.

Se trata del segundo niño guatemalteco que muere bajo la custodia de CBP este mes.

Publicidad

El niño, que estuvo detenido junto a su padre, murió poco después de la medianoche en el Gerald Champion Regional Medical Center en Alamogordo, Nuevo México, a unos 145 kilómetros al norte del cruce fronterizo de El Paso, Texas.

"El niño fue retenido por 90 minutos adicionales para observación y luego fue dado de alta en el hospital a media tarde el 24 de diciembre con recetas de amoxicilina e ibuprofeno", dijo CBP en un comunicado de prensa.

La amoxicilina es un antibiótico comúnmente recetado.

Lee: La Corte propina otro revés a Trump sobre su política antiinmigrante

El lunes por la noche, el niño comenzó a vomitar y fue trasladado al hospital para su evaluación. Murió horas después, dijo el CBP.

La causa oficial de la muerte es desconocida. La CBP está realizando una revisión y dará a conocer más detalles a medida que estén disponibles, dijo.

Publicidad

El comunicado de prensa de CBP dice que el Departamento de Seguridad Nacional está experimentando "un aumento dramático en los niños no acompañados y las unidades familiares que llegan a nuestras fronteras de manera ilegal o sin autorización", y según la ley, retiene a dichas personas en instalaciones federales hasta que sean deportadas o liberadas en el Estados Unidos con un aviso para comparecer ante el tribunal.

"Durante su período de detención, recibieron exámenes médicos y tratamiento adicional según fue necesario", dijo.

Lee: México no deportará a las personas que buscan asilo en EU

Una niña de 7 años, Jakelin Caal Maquin, huyó de Guatemala con su padre, y luego de sobrevivir al viaje de más de 3.200 kilómetros a Nuevo México, murió el 8 de diciembre, menos de 48 horas después de que CBP la detuvo a ella y a su padre.

Su cuerpo fue repatriado este domingo a Guatemala, y sus restos debían ser transportados a la comunidad indígena de Raxruha.

Su muerte marcó otro punto crítico en el debate sobre el enfoque de línea dura de la Casa Blanca para hacer cumplir la ley de inmigración, y muchos, incluida la familia de Jakelin, se preguntaron si una mejor atención médica podría haberla salvado.

Publicidad

Felipe González Morales, el relator especial de la ONU sobre los derechos humanos de los migrantes, dijo este lunes que las autoridades estadounidenses "deben garantizar que se lleve a cabo una investigación independiente y profunda".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad