Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Londres tendrá la primera zona de cobro por contaminación las 24 horas

La capital de Reino Unido será pionera urbe en implementar una Zona de Emisiones Ultra Bajas en el mundo. En esto consiste.
Continuación.
Continuación. La implementación de la zona de emisiones ultra bajas es la siguiente etapa de un plan para limpiar el aire de Londres.

LONDRES (CNN)— Londres es la primera ciudad del mundo en la que se implementará una Zona de Emisiones Ultra Bajas (ULEZ, por sus siglas en inglés) las 24 horas, los siete días a la semana, dentro de la cual los vehículos tendrán que cumplir con estándares muy estrictos de emisiones o pagar una cuota.

El lunes se implementó la zona ULEZ con el objetivo de reducir la contaminación del aire y proteger la salud pública, según un comunicado de prensa de la oficina de Sadiq Khan, alcalde de Londres.

Los vehículos son responsables de alrededor de la mitad de las emisiones nocivas de óxido de nitrógeno en la capital británica y contribuyen a una crisis sanitaria por la calidad del aire, que incrementa el riesgo de desarrollar asma, cáncer y demencia, además de que causa miles de muertes prematuras al año, según el comunicado.

Lee: 5 documentales de Netflix para crear consciencia por el Día de la Tierra

"Este es un día memorable para nuestra ciudad. Nuestro aire tóxico es un asesino invisible, responsable de una de las mayores emergencias nacionales de salud de nuestra generación", dijo Khan en el comunicado.

"La ULEZ es el eje de nuestro plan para limpiar el aire de Londres, el plan más ambicioso de todas las ciudades del planeta; el mundo está atento a nosotros".

Publicidad

Según las nuevas reglas, que se implementaron el 8 de abril, se desincentivará la entrada de vehículos contaminantes a la ULEZ gracias a un cobro diario de 12.50 libras esterlinas (unos 300 pesos) a algunos automóviles, vagonetas y motocicletas y de cien libras (unos 2,400 pesos) a los camiones y a los autobuses. La zona abarcará la misma superficie que la actual zona de Cargo por Congestión (que se cobra a los conductores en el centro de la ciudad) hasta el 2021, año en el que se extenderá y abarcará la superficie que está entre los circuitos conocidos como North y South Circular.

Los conductores podrán revisar si su vehículo cumple los estándares de emisiones para la ULEZ a través de la herramienta electrónica que proporciona la autoridad de transporte de Londres.

Lee: Cuatro inventos tecnológicos que pueden salvar a la Tierra

La ULEZ es la siguiente etapa de un plan para limpiar el aire de Londres, que comenzó con el llamado T-charge, un cargo adicional para vehículos muy contaminantes en el centro de la ciudad que se implementó en febrero de 2017. Desde entonces, la cantidad de vehículos que entran a esta zona ha caído en alrededor de 11,000 al día, según cifras oficiales, y ha habido un incremento del 55% en la circulación de vehículos que cumplen los requisitos en la zona.

La famosa flota de autobuses rojos de Londres también se actualizará como parte de estos esfuerzos; los 9,200 vehículos cumplirán o superarán los estándares de la ULEZ a octubre de 2020, según la alcaldía.

Actualmente, unos dos millones de londinenses viven en zonas en las que los niveles de dióxido de nitrógeno superan los límites legales de la Unión Europea. Sin embargo, estas medidas servirán para que la contaminación del aire esté dentro de los límites legales en seis años, según el análisis de los académicos del King's College de Londres.

La contaminación del aire afecta desproporcionadamente a los citadinos menos acaudalados, de acuerdo con Khan.

Recomendamos: 9 estrategias para hacer ciudades más resilientes en América Latina

"Este es también un tema de justicia social: la gente de las partes más desfavorecidas de Londres, que tienen menos probabilidades de tener un automóvil, sufren los peores efectos de la contaminación nociva del aire".

Además, también habrá beneficios importantes para la salud de los niños pequeños.

"La contaminación del aire puede tener implicaciones importantes en la salud de los niños en desarrollo; está demostrado que la exposición temprana incrementa el riesgo de desarrollar asma e infecciones pulmonares que pueden poner en riesgo su vida", señaló el profesor Johathan Grigg, del Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil, en el comunicado.

Sin embargo, en un estudio de noviembre de 2018 se puso en duda la efectividad de las zonas de emisiones bajas que se implementaron en Londres en 2008 porque no se encontraron pruebas de que hubiera disminuido la cantidad de niños con capacidad pulmonar reducida o con síntomas de asma desde su implementación.

Los autores pidieron que se apliquen medidas de control más ambiciosas para mejorar la salud respiratoria de los niños.

Recomendamos: Por qué estos activistas contra el cambio climático quieren que los arresten

Además, Daniela Fecht, catedrática de Salud Geoespacial del Imperial College de Londres, quien trabajó en un estudio sobre el asma y la contaminación del aire en la ciudad por encargo de la Autoridad de la Zona Metropolitana de Londres, dijo a CNN que se espera que la ULEZ tenga beneficios, pero que hay que vigilar los resultados muy de cerca.

"La ULEZ es una iniciativa muy buena que se necesita para reducir la contaminación del aire relacionada con el tránsito en Londres", señaló Fecht en un correo electrónico.

"La efectividad tendrá que evaluarse cuidadosamente, ya que otros esquemas que se implementaron en Londres e internacionalmente no redujeron la concentración de la contaminación del aire tanto como se esperaba debido a factores diversos".

Fecht cree que hasta las personas que no viven ni pasan mucho tiempo en la ULEZ sentirán los beneficios, particularmente las poblaciones vulnerables como los niños que van a la escuela en el centro de Londres, las personas que tienen padecimientos preexistentes que empeoran con la contaminación del aire y las personas que trabajan, transitan o hacen ejercicio en el interior de Londres.

Bill de Blasio, alcalde de la ciudad de Nueva York, y Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York, también están trabajando en un modelo de cuotas por congestión con el que se pretende reducir el tránsito y financiar las mejoras a la red de transporte público metropolitano. Los detalles se dieron a conocer en febrero pasado.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad