Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Por qué estos activistas contra el cambio climático quieren que los arresten

Los miembros de la organización ambientalista Extinction Rebellion violan la ley deliberadamente para llamar la atención sobre la amenaza del calentamiento global.
Provocadores.
Provocadores. Extinction Rebellion afirma que sus actos se basan en investigaciones sobre el uso "de la desobediencia civil no violenta para lograr cambios radicales".

A principios de abril, un grupo de activistas contra el cambio climático se desvistieron hasta quedar en ropa interior en el Parlamento británico y se pegaron las manos al cristal de la galería pública de la Cámara de los Comunes. ¿Para qué? Para que los arrestaran.

Extinction Rebellion , una organización ambientalista comunitaria de Reino Unido, es la responsable de una serie de actos en los que se viola la ley deliberadamente para llamar la atención sobre la amenaza del cambio climático.

Desde que empezaron a operar, en 2018, han causado perturbaciones con su "Funeral de nuestro futuro" afuera del Palacio de Buckingham —en donde se detuvo a 14 personas—, derramaron 200 litros de sangre artificial en las oficinas de la primera ministra en Downing Street y paralizaron Londres al cerrar cinco puentes .

Hasta ahora, Extinction Rebellion lleva 22 arrestos y miles de personas han declarado que están dispuestas a que los arresten e incluso a que la encarcelen para exigir acciones contra el cambio climático.

Método en la locura

Publicidad

Extinction Rebellion afirma que sus actos se basan en investigaciones sobre el uso "de la desobediencia civil no violenta para lograr cambios radicales".

Estiman que habrá que arrestar a cantidades considerables de personas y causar perturbaciones al gobierno para que presten atención a sus demandas. Entre ellas están que el gobierno británico declare una emergencia por el cambio climático y la reducción de las emisiones netas de gases de efecto invernadero a cero para el 2025, así como la creación de una asamblea ciudadana.

"La gente que toma decisiones tiene que poner atención a una masa de personas que sale a las calles a exigir acción de cara a esta crisis que vivimos", dijo Roman Paluch-Machnik, activista de Extinction Rebellion al que han arrestado más de una vez.

"Pones al policía en un dilema", explicó Nuala Gathercole Lam, otra activista. "Si hay miles de personas que se niegan a moverse, te tienen que dejar —cosa profundamente perturbadora en términos económicos— o tienen que arrestarte".

Según el grupo, las investigaciones muestran que los levantamientos no violentos en los que el 3.5% del público participa en actos de desobediencia civil fuerzan una reacción política porque no se pueden ignorar.

"Cada levantamiento no violento desde 1900, si logra ese umbral, tiene éxito en sus objetivos", dijo Paluch-Machnik. "Uno de nuestros principios básicos es movilizar a este 3.5%".

Para ello, sería necesario que en Reino Unido se involucraran dos millones de personas.

Dispuestos a que los arresten

Al 8 de abril de 2019, casi 10,000 personas de todo el mundo habían declarado que están "dispuestas a que las arresten", según la organización. De ellas, unas 3,000 están en Reino Unido.

Más del 80% de estas personas están "dispuestas a ir a prisión". El grupo organiza talleres sobre prisión y sesiones de entrenamiento para preparar a los participantes en caso de que terminen en la estación de policía.

"Nada se ha logrado tras 30 años de campañas ambientales regulares", dijo Paluch-Machnik. "La gente está tan motivada por lo que está pasando ahora porque en realidad no hay otra opción".

"Siempre me han preocupado mucho las noticias continuas sobre que el gobierno no está abordando la situación", dijo Alanna Byrne, activista de Extinction Rebellion. "Me sentía muy aislada en mi sentir".

Junto con 25 personas más, Paluch-Machnik, Lam y Byrne renunciaron a sus empleos para trabajar de tiempo completo con Extinction Rebellion.

¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar para exigir acción?

Desde que se advirtió en el Panel Intergubernamental de la ONU sobre el Cambio Climático , el año pasado, que solo faltan once años para que el calentamiento global alcance niveles desastrosos, Extinction Rebellion no ha sido el único grupo que se embarca en el activismo climático radical.

Estudiantes de todo el mundo han faltado a clases para exigirles a los líderes mundiales que tomen medidas contra el cambio climático.

El movimiento se extiende a más de cien países y 1,500 ciudades; los adolescentes están dejando a un lado su educación para demostrar lo preocupados que están por esta amenaza a su futuro.

En respuesta a las críticas sobre que Extinction Rebellion está causando perturbaciones innecesarias y provocando que la policía pierda el tiempo, los activistas dicen que "la emergencia climática y ecológica" les exige que actúen.

"Creo que cualquier sufrimiento que surja de pasar unas cuantas horas en un embotellamiento es incomparable a lo que pasará en unos cuantos años", dijo Paluch-Machnik.

El Servicio de la Policía Metropolitana de Londres dijo a CNN que está consciente de varias protestas y manifestaciones que Extinction Rebellion tiene planeadas para las próximas semanas y que "se implementarán los planes de protección adecuados". Agregó que "siempre ofreceremos un plan de protección proporcionado para equilibrar el derecho a una protesta pacífica con garantizar que la perturbación para la comunidad se mantenga al mínimo".

Este lunes, 15 de abril, el grupo cerró Londres en su acción más grande hasta la fecha. El plan era reunirse en cinco lugares de Londres y obstruir el tránsito con música en vivo, diálogos y plantones en la calle. Los manifestantes bloquearon el puente de Waterloo con árboles y paneles solares.

La organización afirma que cientos de personas han tomado vacaciones para acampar por el tiempo que sea necesario para que el gobierno atienda sus exigencias.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad