Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Esta es la relación del secretario del Trabajo de EU con Jeffrey Epstein

Cuando Alex Acosta era fiscal en Florida, permitió que el empresario, acusado en Nueva York de tráfico sexual, librara las denuncias en su contra.
jue 11 julio 2019 05:04 AM
Defensa
Alex Acosta defendió la forma en la que manejó el caso contra Epstein en 2007.

(CNN)- Hace diez años, cuando Alex Acosta era fiscal federal en Florida, decidió permitir que Jeffrey Epstein librara las denuncias por tráfico sexual que se le levantaron. Esta decisión acecha al hoy secretario del Trabajo de la administración Trump y tal vez le cueste el empleo.

Los demócratas, incluida la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, están pidiendo su renuncia luego de que el lunes , los fiscales del tribunal federal del Distrito Sur de Nueva York anunciaran que se emprenderían dos acciones penales en su contra por tráfico sexual en Nueva York y Palm Beach, Florida, entre 2002 y 2005. Epstein, de 66 años, se declaró no culpable de estas imputaciones y podría recibir una condena de 45 años de prisión si se lo hallara culpable.

Publicidad

Acosta vuelve a estar en el centro del escenario por el acuerdo de no emprender acción penal al que llegó con Epstein —un multimillonario con contactos en las más altas esferas de la política y los negocios de Estados Unidos— en 2007, cuando era fiscal federal del Distrito Sur de Florida.

Lee: Las claves del caso Nxivm: Once mexicanos implicados

El acuerdo no tenía igual. Abarcaba no solo a Epstein, sino a cuatro mujeres que, de acuerdo con las víctimas, estaban involucradas en su red de tráfico sexual. En cuatro expedientes judiciales se revela que Epstein también estaba bajo investigación por una presunta manipulación de testigos, luego de que uno de sus investigadores privados presuntamente sacara de la carretera al padre de una de las víctimas.

Las tácticas agresivas de Epstein y su equipo de abogados estrella parecieron chocar con la aversión al riesgo del fiscal, lo que desembocó en este acuerdo que destacó entre los demás casos de tráfico sexual que litigaron los fiscales de Acosta.

"Creo que simplemente se sintieron abrumados. Evadieron su responsabilidad. No estaban a la altura del desafío. Tenían miedo", dijo Spencer Kuvin, abogado de tres de las víctimas de Epstein, refiriéndose a los fiscales de Acosta.

Keith Raniere, culpable

El martes, 9 de julio, Acosta defendió la forma en la que manejó el caso y tuiteó que le complace que "los fiscales estén avanzando".

"Los crímenes que Epstein cometió son horrorosos y me complace que los fiscales de Nueva York estén avanzando con un caso basado en pruebas nuevas", escribió Acosta en una serie de tuits el martes.

Publicidad

El 'mejor trato de la vida'

Estas acusaciones de tráfico sexual han sido del dominio público desde hace años. Los fiscales federales de Florida acusaron a Epstein de solicitar servicios sexuales en julio de 2006. Las víctimas demandaron a Epstein poco después de afirmar que las obligó a ejecutar actos sexuales. Luego, la oficina de Acosta declinó emprender acción penal.

El Miami Herald dio a conocer en noviembre pasado los detalles y la intervención de Acosta en el "mejor trato de la vida".

Lee: Harvey Weinstein debe enfrentar denuncia de actriz británica por tráfico sexual

Según el diario, Acosta se reunió en privado y negoció directamente con Jay Leftkowitz, uno de los abogados de Epstein y socio del despacho Kirkland & Ellis, del que Acosta fue socio. Epstein también reclutó a Ken Starr, otro de los abogados de Kirkland que investigó a Bill Clinton.

Tras meses de negociaciones, la oficina de Acosta declinó emprender acción penal contra Epstein por las denuncias federales de entablar actos sexuales con menores de edad, lo que le permitió evitar una condena de varias décadas en prisión. A cambio, el banquero se declaró culpable de dos cargos estatales de solicitar servicios sexuales, incluso con una menor, en 2008. Epstein tuvo que registrarse como infractor sexual y purgó una condena de 13 meses en prisión, pero pudo trabajar afuera de la prisión doce horas al día, seis días a la semana.

Publicidad

Al final, el borrador del acta de sujeción a proceso, de 53 páginas, quedó a un lado y Epstein evadió los cargos federales. Según el Herald, los fiscales habían identificado a poco menos de 40 víctimas, quienes se enteraron del trato con la fiscalía hasta que se había consumado.

Lee: Alexander Acosta, el exfiscal y exbanquero latino nominado al gabinete de Trump

El lunes, 8 de julio, los fiscales de Nueva York revelaron información adicional sobre el acuerdo con base en expedientes judiciales. Escribieron en un oficio, en el que se solicita la detención de Epstein, que los fiscales de Florida también consideraron sujetar a Epstein a proceso por obstrucción a la justicia o manipulación de testigos porque, entre otras cosas, sus investigadores sacaron al padre de una de las víctimas de la carretera.

"Los fiscales discutieron con los abogados del acusado en ese entonces sobre la posibilidad de que el acusado se declarara culpable de cargos relacionados con 'obstrucción', así como 'acoso'", según la carta que presentaron el lunes los fiscales de Nueva York.

Además, los fiscales de Florida también propusieron que Epstein se declarara culpable de violar la protección de las víctimas menores de edad y de los testigos menores de edad. "Hablaron también de una posible declaración de culpabilidad por obstrucción que 'podría basarse en el incidente en el que los investigadores privados del Sr. Epstein siguieron al padre de [suprimido] y lo obligaron a salirse de la carretera", según la carta del lunes.

Lee: EU va por el dinero de "El Chapo": pide decomisarle 12,666 mdd

Comienza la investigación, pero las víctimas no saben nada de su acuerdo

La investigación de Florida comenzó cuando el padre de una de las víctimas —una niña de 14 años— denunció a Epstein ante la Policía local en 2005. La Policía llamó al FBI. El estado presentó una denuncia contra Epstein en julio de 2006. Kuvin, el abogado de la niña, dijo que sus clientes colaboraron con el FBI, pero que nunca le dio la impresión de que los fiscales quisieran emprender acción penal.

"Les dijimos que hablaríamos con ellos con gusto. Mis clientes estaban dispuestos a hablar con ellos. Nadie se esforzó por hablar con ellos, nadie quería hablar con ellos. Negociaron el acuerdo [de no emprender acción] sin siquiera hablar con nosotros", dijo Kuvin, quien también representó a dos víctimas más.

Opinión: Aunque se dice un 'ganador', Trump está lleno de fracasos

Kuvin dijo que Epstein y sus abogados "eran implacables", pero agregó que sus clientes estuvieron dispuestos a declarar en deposiciones tanto de demandas civiles contra Epstein como en la denuncia penal en Florida. Sus clientes más tarde llegaron a un acuerdo en la demanda civil.

Epstein contrató a los abogados más prestigiosos de Washington, Nueva York y Florida y emprendió una campaña de presión contra las víctimas: apostaba camionetas con vidrios oscurecidos afuera de sus casas y trataba de conseguir sus expedientes médicos, de acuerdo con Kuvin, quien sospecha que también usaron tácticas agresivas con los fiscales.

Según el Herald, "Acosta explicó, en 2011, que los abogados radicales de Epstein —Leftkowitz; Alan Dershowitz, profesor de Harvard; Jack Goldberg; Roy Black; Guy Lewis, exfiscal federal; Gerald Lefcourt, y Kenneth Starr, el fiscal especial que investigó las relaciones sexuales de Bill Clinton con Monica Lewinsky— lo presionaron excesivamente".

Las autoridades señalaron que no todos los testigos estuvieron dispuestos a cooperar. En un expediente judicial de 2017, los fiscales dijeron que en las investigaciones previas, a muchas víctimas les preocupaba que sus identidades se hicieran públicas. "Algunos se mostraron renuentes a hablar con el gobierno y algunos se negaron a hablar con el gobierno", dijeron los fiscales.

"Con base en estas circunstancias y en las fortalezas y las debilidades del caso contra Epstein, la fiscalía federal pretendió zanjar la cuestión a su discreción, de forma que se garantizara la sentencia de encarcelamiento para Epstein, que no se sometiera a las víctimas al escrutinio y a las penurias relacionadas con un juicio, que otorgara a las víctimas el equivalente a una restitución indiscutible de parte de Epstein y que garantizara que Epstein quedara registrado en la lista de infractores sexuales, lo que protegería en adelante a otros menores en todo el país", dijeron los fiscales en 2017.

Otros casos de tráfico sexual

El trato destaca entre otros casos de tráfico sexual que se litigaron bajo la tutela de Acosta. En 2007, el mismo año en el que negoció el acuerdo con Epstein, la oficina de Acosta sujetó a proceso a un residente de Florida por tráfico sexual con un menor. El acusado, Demond Levail Osley, recibió una sentencia de 30 años de prisión.

Otros dos hombres fueron acusados de tráfico sexual con un menor para obtener beneficios económicos ese mismo año y a ambos se los sentenció a prisión. En ninguno de estos casos hubo tantas víctimas.

La defensa de Acosta

El acuerdo con Epstein ha acechado a Acosta recientemente. Durante la confirmación de Acosta como secretario del Trabajo, en marzo de 2017, le preguntaron sobre un artículo del Washington Post en el que se detalla una audiencia de una demanda civil en la que se cuestionaba el acuerdo con el que se decidió no emprender acción contra Epstein.

"A final de cuentas, con base en las pruebas, los profesionales de la oficina del fiscal deciden si un acuerdo —que garantice que alguien vaya a prisión, que garantice que alguien se registre en lo general y que garantice otros desenlaces— es algo bueno", dijo Acosta los legisladores en ese entonces.

El martes, 9 de julio, Trump salió en defensa de Acosta y dijo que "muchas" personas estuvieron involucradas en el caso de 2007, además de Acosta. "He oído que hubo mucha gente involucrada en esa decisión, no solo él".

Trump agregó: "Pero estamos hablando de hace mucho tiempo y la decisión la tomó, creo, no él, sino muchas personas. Entonces, vamos a analizarlo muy cuidadosamente".

Acosta también rompió el silencio desde que se anunció la nueva acción. El martes, dijo que estaba "complacido" de que los fiscales hayan tomado el caso "a la luz de las pruebas nuevas".

También defendió el actuar previo de los fiscales en Florida. Dijo que "con las pruebas que había hace más de una década, los fiscales federales insistieron en que Epstein fuera a prisión, se registrara como infractor sexual y se diera a conocer al mundo que es un depredador sexual".

En febrero, un juez federal determinó que el Departamento de Justicia había violado la ley al no notificar a las víctimas sobre el acuerdo. La Oficina de Responsabilidad Administrativa de la dependencia está estudiando si los fiscales incurrieron en responsabilidad.

Curt Devine y Evan Perez, de CNN, contribuyeron con este reportaje.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad