Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

George Floyd, el "gigante bueno" que se convirtió en símbolo del antirracismo

El ciudadano negro de 46 años, que murió a manos de la policía el 25 de mayo, será enterrado este martes en Houston, la ciudad en la que creció.
mar 09 junio 2020 12:25 PM
Asistencia
Aproximadamente 6,000 personas asistieron al velatorio de George Floyd el lunes.

George Floyd, el afroestadounidense de 46 años cuya muerte a manos de un policía blanco lo transformó en símbolo global de la lucha contra el racismo y la brutalidad policial, será inhumado este martes en Houston, la ciudad en la que creció.

Con un físico imponente de 1.93 m de altura, este padre de tres era considerado por su familia y sus amigos un "gigante bueno" que profesaba la paz, el deporte y el amor a Dios a pesar de sus antecedentes penales y sus problemas de adicción.

Publicidad

Nació en 1973 en Carolina del Norte, pero poco después se mudó junto a su madre a Houston, en Texas.

"Black Lives Matter", Washington rebautiza la calle que conduce a la Casa Blanca

Creció en el Third Ward, el tercer distrito de la ciudad, un barrio pobre y de población mayoritariamente negra.

Floyd se destacó en su juventud como deportista, y también incursionó en la música como rapero.

"No teníamos mucho, pero siempre nos tuvimos unos a otros", dijo su prima Shareeduh Tate durante una reunión en su memoria, la semana pasada en Minneapolis.

Su maestra de segundo grado, Waynel Sexton, dijo a la AFP que Floyd soñaba con convertirse en juez de la Suprema Corte, según un texto que George escribió en su clase cuando tenía unos 7 años.

En la secundaria Jake Yates hacía las veces de hermano mayor de muchos niños, a quienes defendía gracias a su estatura.

"Ves que un amigo tuyo sale en la televisión por todas las razones equivocadas y sabes que no lo verás nunca más", dice Mallory Jackson, uno de sus compañeros, quien lleva una camiseta roja con una inscripción del nombre de Floyd y de sus últimas palabras: "I can't breathe" ("No puedo respirar").

Se destacaba en el fútbol americano y era excelente jugando basquetbol, deporte que practicó luego como universitario.

"Era un monstruo en la cancha", dijo su hermano Philonise Floyd. "Pero en la vida, en general, hablando con la gente, era una gigante bueno".

Publicidad

Un "don para las palabras"

Floyd abandonó la universidad para regresar a Houston y ayudar a su familia.

En la década de 1990 se incorporó al circuito subterráneo de hip-hop, donde era conocido como "Big Floyd" y gozó de relativo éxito.

Galería: El resurgimiento del Black Lives Matters

Protestas en todo el país

Protestas en todo el país

La muerte de Geroge Floyd ha sido el detonante de las mayores protestas por los derechos de la población negra en Estados Unidos.
FOTO: AFP/Chandan Khanna
Un símbolo

Un símbolo

"Esa rodilla en el cuello de George Floyd es en muchos sentidos la rodilla de Estados Unidos en el cuello del Estados Unidos negro. Es un símbolo", explicó a la AFP el profesor de derecho de la Universidad del Sur de California (USC), Jody David Armour.
FOTO: AFP/Chandan Khanna
Una historia

Una historia

Las protestas tras la muerte de Floyd han sido comparadas con los disturbios ocurridos tras el homicidio de Martín Luther King.
FOTO: AFP/Chandan Khanna
Otro antecedente

Otro antecedente

Las manifestaciones también recuerdan las protestas en Los Ángeles tras la muerte de Rodney King en 1992.
FOTO: AFP/Chandan Khanna
Un lema

Un lema

Pero un motivo que se repite en casi todas las manifestaciones a los largo de Estados Unidos es "Black Lives Matters" (Las vidas negras importan).
FOTO: AFP/Mark Felix
Un movimiento que va más allá de las fronteras

Un movimiento que va más allá de las fronteras

Además de Estados Unidos, se han hecho protestas en otros lugares del planeta, como esta en Londres, Reino Unido.
FOTO: AFP/Daniel Leal-Olivas
De un HT a un movimiento

De un HT a un movimiento

El movimiento comenzó en 2013 con el uso del hashtag #BlackLivesMatter en las redes sociales, después de la absolución de George Zimmerman por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin a causa de un disparo.
FOTO: AFP/Chandan Khanna
Las vidas negras importan

Las vidas negras importan

Black Lives Matter comenzó a ganar reconocimiento a nivel nacional por sus manifestaciones después de la muerte de dos afroamericanos en 2014.
FOTO: Reuters/Dylan Martinez

Sin embargo, no logró escapar de la violencia de los bajos fondos de Houston, y fue arrestado en varias oportunidades por robo y tráfico de drogas.

Según medios locales, a comienzos de la década de 2000 fue condenado por robo a mano armada y debió cumplir una condena de cuatro años.

Tras su estadía en la cárcel, se volcó a la religión, y apeló a su carisma y a su amor por la estrella de la NBA Lebron James para atraer a los jóvenes a una iglesia en su barrio.

"Él era poderoso, tenía un don para las palabras", dijo Philonise.

En 2014, Floyd se mudó a Minneapolis, en Minnesota, en busca de un "cambio de paisaje" y de un empleo estable que le permitiera sostener a la madre de su hija Gianna, que acababa de nacer.

Trabajó como conductor de un camión de la ONG Ejército de Salvación y como portero en un bar, trabajo que perdió debido a la pandemia de coronavirus.

"Tengo mis limitaciones y mis defectos, y no soy mejor que nadie", admitió en un mensaje en Instagram en 2017, pidiendo el fin de la violencia por armas de fuego. "Te amo, y Dios te ama, hombre. Baja las armas".

Publicidad

"Justicia para él"

El 25 de mayo, Floyd murió por asfixia con la rodilla de un oficial aplastando su cuello.

Su asesinato fue registrado en video por un transeúnte, y se volvió viral al instante en todo el mundo.

Lo habían detenido y esposado por comprar cigarrillos con un billete presuntamente falso de 20 dólares. Su autopsia reveló que había tomado fentanilo, un poderoso opioide.

Las últimas palabras que pronunció, "No puedo respirar", y su imagen han dado vuelta al globo, y han activado un movimiento que pide terminar de una vez con el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos.

"Quiero justicia para él, y quiero justicia para él porque era bueno. No importa lo que cualquiera piense, él era bueno", dijo Roxie Washington, madre de su hija Gianna, que ahora tiene 6 años.

Un símbolo

Floyd será enterrado el martes junto a su madre, Larcenia, conocida como "Cissy", quien murió en 2018. Floyd tenía su apodo tatuado en el pecho. Un día antes, miles de personas asistieron a su velatario.

El lunes cerca de 6,000 personas asistieron a la iglesia Fountain of Praise en esta ciudad de Texas para despedirlo ante su ataúd dorado, en una jornada en la que el policía blanco que enfrenta cargos por asesinato en segundo y tercer grado por asfixiarlo en Minneapolis compareció ante un juzgado que fijó una fianza de un millón de dólares.

Los dolientes se acercaron a los restos persignándose y otros se inclinaron colocando una rodilla en el suelo --un signo de protesta contra la brutalidad policial-- para homenajear a Floyd, de 46 años, cuya muerte dio paso a las movilizaciones más importantes en Estados Unidos desde el asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968.

"Ya basta. Cualquier persona que tenga hijos y que tenga corazón pueden sentir este dolor. Tienen que haber cambios. Todo el mundo tiene que ser tratado igual", dijo a la AFP Shiara DeLoach una residente de Houston que no podrá asistir a la ceremonia de despedida.

La ceremonia —que comenzará a las 11:00 hora local y es transmitida por internet— incluirá "demandas de justicia y de reformas sociales", dijo a la cadena CNN Mia K. Wright, una de las líderes de la congregación de iglesia que acoge la ceremonia.

Se espera que asistan 500 personas —un número limitado por la crisis del coronavirus-- incluyendo el alcalde de Houston, Sylvester Turner, y el actor Jamie Foxx.

Según la cadena ESPN, el campeón de boxeo Floyd Mayweather pagará todos los gastos de la ceremonia.

Después, los restos serán trasladados en una carroza hasta el cementerio donde Floyd será enterrado junto a su madre, concluyendo una serie de despedidas que llevaron sus restos desde Minneapolis a Carolina del Norte, su localidad natal.

Con informaición de AFP

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad