Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un gran incendio afecta el puerto de Beirut un mes después de la explosión

Una columna de humo negro es visible desde toda la capital del Líbano, que aún vive los estragos de un estallido que dejó 190 muertos el 4 de agosto.
jue 10 septiembre 2020 10:29 AM
Trauma
Beirut aún tiene fresco los recuerdos de un incendio en los almacenes del puerto, que dejó más de 6,000 muertos y revivió las protestas contra el gobierno.

Un gran incendio se produjo el jueves en el puerto de Beirut, enviando una enorme columna de humo sobre la capital libanesa semanas después de que una enorme explosión devastó el puerto y el área residencial circundante.

El incendio estalló en la zona franca del puerto, enviando una enorme columna de humo sobre una ciudad aún traumatizada por la explosión del 4 de agosto que mató a unas 190 personas e hirió a 6,000.

Publicidad

"Se produjo un incendio en un almacén de aceites y neumáticos de coches en el mercado libre de impuestos del puerto de Beirut", afirmó el Ejército libanés en su cuenta de Twitter.

Equipos de la Defensa Civil y helicópteros del ejército intentaba apagar las llamas, según un corresponsal de la agencia AFP. Las fuerzas de seguridad cerraron la circulación de las carreteras cerca del puerto.

Una fuente militar, que pidió no ser identificada, aseguró a la agencia EFE que se trata de "dos fuegos, separados uno del otro" y, según los primeros indicios, "no son por causas naturales", apuntó.

Asimismo, indicó que un fuego se ha desatado en el interior de un almacén con neumáticos, mientras que el otro se ha originado en uno que contenía ropa.

Manifestantes enfrentan a policías en Beirut acusando negligencia en explosión

El secretario general de la Cruz Roja libanesa, George Kettaneh, aseguró a la cadena libanesa Al Jadeed que no hay heridos, aunque aclaró que algunas personas sufrían dificultad para respirar como resultado. Katanneh también indicó que no había riesgo de una explosión como la del 4 de agosto.

El fiscal general del Líbano, Ghassan Oueidat, ordenó una investigación "inmediata" para esclarecer las causas del "repentino incendio" ocurrido en el puerto.

"En conformidad con nuestra llamada telefónica a la Policía militar e Inteligencia del Ejército (...), decidimos asignar a todas las agencias de seguridad la tarea de realizar las investigaciones necesarias para conocer las causas del incendio repentino", dijo en un comunicado el Ministerio de Justicia.

Publicidad

Subrayó que los resultados de la investigación deben ser anunciados "en la mayor brevedad" debido a "la gravedad de la situación" respecto a la seguridad pública, según la nota.

Se trata del segundo incendio que se registra en el puerto en dos días, después de que el 8 de septiembre los bomberos apagaran un fuego originado entre los escombros mezclados con restos de basura, madera y neumáticos, según un comunicado del Ejército.

"No podemos lidiar con un nuevo trauma"

Este incendio recuerda a los libaneses la jornada del 4 de agosto, cuando se produjo una explosión en el puerto, provocada por un incendio en un depósito que almacenaba nitrato de amonio.

Este jueves, uno de los trabajadores del depósito afectado por el incendio describió los primeros momentos del siniestro.

Además de vidas, las explosiones de Beirut destruyeron joyas arquitectónicas

"Estábamos trabajando y, de repente, hubo gritos para decirnos que saliéramos", explicó Haitham a la agencia AFP. "Se estaban realizando trabajos de soldadura, y luego empezaron las llamas, no sabemos qué pasó", añadió.

En las redes sociales numerosos videos mostraban una gigantesca bola de fuego y una espesa humareda negra. "No podemos lidiar con un nuevo trauma", reaccionó una internauta.

"¿Dónde vivimos? ¡Es el escenario de un crimen que tuvo lugar hace un mes! ¿Dónde está la justicia?", se indignó Omar Nachaba, investigador en criminología y defensor de los derechos humanos, entre temores que la investigación por la explosión del 4 de agosto se haga de cualquier manera.

Publicidad

La enorme explosión fue provocada por una cantidad importante de amonio de nitrado almacenado desde hace seis años sin medidas de seguridad. En el depósito había unas 2,750 toneladas de este fertilizante químico, también utilizado como componente de explosivos.

Los principales dirigentes del Estado, empezando por el presidente Michel Aoun y el primer ministro Hassan Diab, que ya dimitió, estaban al corriente del peligro que representaba este material.

La tragedia atizó la indignación de la población, que desde hacía tiempo ya denunciaba la incompetencia y la corrupción de la clase dirigente.

En total, cerca de 25 personas fueron detenidas tras la devastadora explosión, entre ellas altos dirigentes de la administración y de la seguridad del puerto.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad