Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Francia prohíbe a los supermercados vender productos no esenciales

El primer ministro francés, Jean Castex, dijo que esta medida estará vigente a partir del 3 de noviembre para evitar la competencia desleal con los pequeños comercios.
dom 01 noviembre 2020 04:41 PM
comercio-francia.jpg
El ministro de Economía, Bruno Le Maire, prometió 100 millones de euros para que los pequeños comercios desarrollen operaciones en línea y evitar que empresas como Amazon se vuelvan las ganadoras de la pandemia.

El primer ministro francés, Jean Castex, anunció que a partir del 3 de noviembre, los supermercados del país no podrán vender productos no esenciales para evitar una competencia desleal con los pequeños establecimientos comerciales, los cuales se han visto obligados a cerrar para combatir el coronavirus (COVID-19).

La decisión fue adoptada por el Gobierno local tras entrevistarse con asociaciones de pequeños comerciantes, quienes temen perder sus negocios ante gigantes internacionales como Amazon. Esto sucede dos días después de que el Ejecutivo prohibiera la venta de libros en supermercados para no perjudicar a las pequeñas librerías independientes.

Publicidad

Castex indicó que "por equidad" prohibirán que se vendan en los grandes establecimiento productos que los pequeños comercios no pueden distribuir por el cierre, aunque saben que con esta medida los grandes beneficiados serán las webs de venta por internet.

El primer ministro francés indicó que, por ahora, no pueden responder a la demanda de las tienditas independientes de abrir sus puertas, porque la ola de COVID-19 es todavía muy fuerte, aunque prometió que en dos semanas revisarán la situación y, si es favorable, se puede autorizar una apertura paulatina.

“Estamos tomando estas medidas para proteger al pueblo francés”, dijo Jean Castex en una entrevista para el canal de televisión TF1.

El mandatario prometió 20,000 millones de euros de ayudas suplementarias a los comerciantes obligados a bajar las cortinas.

El primer ministro aseguró que el nuevo confinamiento está previsto hasta el 1 de diciembre próximo, pero que su fin depende de que se respeten las medidas de distanciación social preconizadas por el Ejecutivo.

Europa abre sus fronteras después de meses de aislamiento

Publicidad

La batalla entre grandes y pequeñas

El ministro de Economía, Bruno Le Maire, dijo que permitir que las pequeñas tiendas abran sus puertas es un acto irresponsable y que representa un riesgo para la salud de los franceses, por lo que prometió unos 100 millones de euros para ayudarlas a desarrollar operaciones en línea.

“No debería ser que Amazon, digamos, emerja como el gran ganador de esta crisis a expensas de las tiendas locales”, mencionó el funcionario. Por eso, el gigante global del comercio electrónico anunció el sábado que retiraba su publicidad de los descuentos previos al Black Friday en Francia.

Una víctima de alto perfil de COVID-19 es la famosa librería parisina de habla inglesa Shakespeare and Co, que ha suplicado a los clientes que hagan pedidos en línea y recojan libros de su puerta.

Escritores, figuras literarias y editoriales franceses han lanzado peticiones en línea pidiendo al gobierno que permita que las librerías permanezcan abiertas.

Los organizadores del prestigioso premio literario Prix Goncourt dijeron la semana pasada que no anunciarían un ganador para este año, como estaba previsto el 10 de noviembre, si se ordenaba el cierre de las librerías.

Con información de EFE y Reuters

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad