Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La vacuna de Sinovac tiene una efectividad de 67% para prevenir el COVID-19

De acuerdo con un estudio masivo realizado en Chile, Coronavac mostró una efectividad de 85% para prevenir la hospitalización y 80% para prevenir muertes de la enfermedad.
vie 16 abril 2021 06:56 PM
La vacuna de la china Sinovac contra el COVID-19 tiene una efectividad del 67% para prevenir la infección del virus, según mostró el viernes un estudio con datos del mundo real realizado por las autoridades chilenas, tras dos meses de vacunación masiva en el país.
El estudio sobre Coronavac convierte a Chile en uno de los pocos países en usar su avanzado y masivo programa de vacunación para aportar información sobre las vacunas fuera de ensayos clínicos.

La vacuna de la china Sinovac contra el COVID-19 tiene una efectividad del 67% para prevenir la infección del virus y de un 80% para evitar las muertes, según mostró el viernes un estudio con datos del mundo real realizado por las autoridades chilenas, tras dos meses de vacunación masiva en el país.

"Esto significa que de 100 personas que hubieran tenido COVID_19, solamente habría 33 casos si todos estuviéramos vacunados", explicó el jefe del estudio, Rafael Araos.

Publicidad

El informe elaborado por el gobierno chileno indica además que la vacuna del laboratorio Sinovac previene el 85% de las hospitalizaciones y el 89% de los ingresos en unidades de cuidados intensivos dos semanas después de haber sido aplicada la segunda inyección.

El análisis basado en 10.5 millones de personas pertenecientes al sistema público de salud, entre el 2 de febrero y el 1 de abril, midió el efecto de la vacuna luego de 14 días de aplicada la segunda dosis requerida.

Europa inicia la evaluación de vacunas covid para jóvenes de entre 12 y 15 años

"Son resultados que son bastante seguros en el sentido de que probablemente en relación al tamaño del estudio que estamos realizando nos están dando resultados que son confiables", dijo Araos.

"Estas cifras deben transmitir tranquilidad al país", dijo el ministro de Salud, Enrique Paris, tras presentar los resultados del estudio.

El estudio convierte a Chile en uno de los pocos países en usar su avanzado y masivo programa de vacunación —iniciado en febrero— para aportar información sobre las vacunas fuera de ensayos clínicos.

La efectividad es la protección que entrega una vacuna en condiciones de la vida, en contraste con la eficacia que es lo que evalúa en los estudios clínicos.

"Dos semanas después de la primera dosis vemos un efecto que es significativamente menor que el de la segunda dosis, pero también va en la dirección positiva", dijo Araos.

Los datos son consistentes con los ensayos clínicos elaborados por la Universidad de Chile y el Instituto brasileño Butanan que arrojan que la vacuna de tipo de virus atenuado tiene una efectividad del 54% y del 62.3%, respectivamente.

Publicidad

Pero el estudio brasileño daba a la vacuna una efectividad de 100% para evitar casos graves y muertes.

Brasil es el primer país en fase final de pruebas de vacuna contra COVID-19

"Hay una decepción naturalmente" frente a esa comparación pero "siempre es esperable que los resultados en la vida real sean inferior en alguna magnitud a los resultados de un estudio clínico", que son más acotados y hay criterios de exclusión, explicó Rafael Araos, en una posterior rueda de prensa.

El índice mínima de eficacia general recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es del 50%.

Adicionalmente, durante los dos meses en que se realizó el estudio fue vacunada principalmente la población de más de 60 años, que tiene una probabilidad de morir más alta solo por la edad.

 

"Pero un 80% (de efectividad) es un número significativo", agregó el experto.

El estudio también entregó datos para personas que han recibido solo una dosis. Transcurridos 14 días, se registró un 16% de efectividad para evitar una infección sintomática; un 36% de hospitalización, un 43% del ingreso a la UCI y de 40% para prevenir muertes.

"Dos semanas después de la primera dosis vemos un efecto que es significativamente menor que el de la segunda dosis pero también va en la dirección positiva", dijo Araos.

Las autoridades chilenas informaron el jueves que se alcanzó a vacuna con al menos una dosis al 50% de la población objetivo. 7.6 millones de personas en el país sudamericano han recibido al menos una dosis de las inmunizaciones.

Publicidad

El objetivo de las autoridades es vacunar, antes del 30 de junio, a un 80% de la población chilena, esto es, 15.2 millones de personas.

En base a estos registros, se hace difícil estimar la fecha en Chile podría alcanzar la anhelada "Inmunidad de rebaño", prometida por el gobierno al término de la vacunación del 80% de la población antes del 30 de junio.

"Es súper difícil de decir cuándo va a suceder, pero en la medida que una mayor fracción de personas estén vacunadas, vamos a estar más cerca de una situación mejor a la que estamos hoy", concluyó Araos.

Cerca del 86% del total de vacunados lo ha sido con la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac, mientras un 13% lo hizo con la vacuna de la alianza estadounidense-alemana Pfizer/BioNtech, de acuerdo a los cifras oficiales actualizadas hasta este viernes.

El proceso de vacunación en Chile arrancó el 24 de diciembre con el personal médico. A inicios de febrero empezó de forma masiva, primero con los mayores de 90 años, y luego con el resto de la población bajando progresivamente en edad.

Esta semana eran vacunados los adultos sanos entre 48 y 49 años.

"El proceso de vacunación (en Chile) ha ocurrido en un contexto de una situación epidemiológica importante y eso hay que considerarlo para analizar los resultados", apuntó Araos, en referencia al agravamiento de la pandemia que vive el país desde diciembre.

Publicidad

Chile, que se encuentra en su peor momento de la pandemia, alcanzó un récord de de más de 9,000 nuevas infecciones por día la semana pasada. Además, se ha comprobado la circulación de al menos dos nuevas variantes del virus, la brasileña y la británica.

Las autoridades chilenas no especificaron si la vacuna protege de las variantes brasileña, británica y sudafricana, que ya están presentes en el país, que suma más de 1,1 millón de infectados desde marzo del año pasado y cerca de 24,800 muertos.

El ensayo clínico del Instituto Butantan sí demostró, sin embargo, que la Coronavac es eficaz en la protección contra las variantes brasileñas P.1. (Amazonas) y P.2. (Río de Janeiro).

"Los datos que tenemos consideran los linajes que están predominando ahora, sean cuales sean. Por lo tanto, si hay mucho P1 (variante brasileña), como efectivamente es la sospecha, es cierto que estamos considerando eso dentro del diseño (de estudio)", explicó Araos.

Precisamente la circulación de nuevas variantes, así como el relajamiento de las restricciones durante las vacaciones estivales, han sumido a Chile en su peor momento desde el inicio de la pandemia, con los hospitales al borde del colapso, un promedio de 7,000 casos diarios, más del 90% de la población en estricto confinamiento domiciliario y las fronteras cerradas hasta mayo.

Para el ex ministro de Salud Jaime Mañalich, quien renunció en plena primera ola en junio de 2020, el estudio "es muy esperanzador y relevante para el mundo".

"Los resultados son muy alentadores, pero es importante robustecer los estudios de efectividad, con un número de personas mayor y en un período de tiempo más largo, ya que llevamos solo dos meses y medio", afirmó Alexis Kalergis, de la Universidad Católica.

En la misma línea se pronunció el secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, quien aseguró que los resultados son "muy buenos", aunque dijo que "se necesita más que nunca el control fronterizo en el aeropuerto y la identificación comunitaria de cepas".

El estudio del gobierno chileno se da a conocer días después de que el director de los Centros chinos de Control de Enfermedades, Gao Fu, dijera que el gigante asiático estudia aumentar las dosis y el intervalo entre sus vacunas para aumentar su efectividad, lo que generó un gran revuelo mediático y llevó al funcionario a matizar sus controvertidas declaraciones.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad