Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vacunar a los niños contra el COVID-19 en los países ricos puede traer problemas

Canadá aprobó el usó de la vacuna de Pfizer para adolescentes y Estados Unidos y la Unión Europea están en evaluaciones, pero puede ser contraproducente.
jue 06 mayo 2021 05:04 AM
Canadá aprobó el miércoles el uso de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 a partir de los 12 años, convirtiéndose en el primer país en autorizarla para personas tan jóvenes. Estados Unidos y la Unión Europea también está evaluando aprobar la vacunación para adolescentes.
Los datos de un ensayo clínico en Estados Unidos en el que participaron más de 2,000 jóvenes que recibieron dos dosis mostraron que es tan segura para adolescentes como para adultos.

Canadá aprobó el miércoles el uso de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 a partir de los 12 años, convirtiéndose en el primer país en autorizarla para personas tan jóvenes.

"Esta es la primera vacuna autorizada en Canadá para la prevención de COVID-19 en niños y marca un hito significativo en la lucha de Canadá contra la pandemia", dijo en conferencia de prensa Supriya Sharma, asesora médica en jefe de Health Canada, el ministerio de salud del país.

Publicidad

Aunque es el primer país que autoriza esto, Canadá no estará solo por mucho tiempo. La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) tiene previsto autorizar la próxima semana el uso de Pfizer y BioNTech en niños de 12 a 15 años, según informó el lunes The New York Times.

El gobierno de Joe Biden anunció el martes que está trabajando en un programa con farmacias y pediatras de todo el país para llegar a los 17 millones de jóvenes de 12 a 15 años que se calcula que hay en el país antes de la reapertura de las escuelas en otoño.

Según prometió el presidente estadounidense, cuando la FDA apruebe la vacunación con Pfizer para menores de entre 12 y 15 años el gobierno se pondrá en marcha para garantizarla cuanto antes y pondrá a disposición de las familias 20,000 farmacias para vacunar sin cita.

Se permitirá además que los menores puedan recibir durante el verano la segunda dosis en un sitio distinto a la primera.

Europa inicia la evaluación de vacunas covid para jóvenes de entre 12 y 15 años

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) comenzó este lunes a evaluar la solicitud de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech para incluir a los menores de entre 12 y 15 años en la vacunación con su preparado contra el COVID-19. Espera comunicar el resultado de la evaluación en torno a junio.

 

En un comunicado, la agencia, con sede en Ámsterdam, explicó que llevará “evaluación acelerada de los datos presentados por la empresa que comercializa Comirnaty (nombre comercial de la vacuna de Pfizer)”, incluidos los datos de un "gran ensayo clínico en adolescentes" de más de 12 años.

¿Hay datos suficientes para autorizar?

Para juzgar la eficacia y la seguridad de las vacunas anticovid entre los menores de edad, son necesarios ensayos específicos, puesto que hasta ahora los laboratorios concentraron sus pruebas entre la población adulta.

"En general, los niños tienen una mejor respuesta inmunitaria (a las vacunas) que los adultos", explicó a la AFP la infeccióloga Odile Launay, miembro del comité sobre vacunas del covid creado por el gobierno francés.

Pero la cuestión de la seguridad no está tan clara, según Launay: los más jóvenes podrían sufrir una reacción excesiva a la vacuna, por ejemplo, con fiebre o dolor en la zona de la inyección.

Los datos de un ensayo clínico en Estados Unidos en el que participaron más de 2,000 jóvenes que recibieron dos dosis mostraron que es tan segura para adolescentes como para adultos, afirmó la funcionaria.

No se registraron casos de COVID-19 entre los niños vacunados. En adultos, se ha demostrado que tiene una eficacia de al menos un 95% en la prevención de infecciones.

 

La vacuna fue además "bien tolerada y los efectos secundarios fueron generalmente coherentes con los observados" entre las personas de entre 16-25 años, agregaron.

Otros estudios en menores están en curso, pero todavía no hay datos disponibles sobre el empleo de estas vacunas en menores de 12 años.

La estadounidense Moderna anunció en marzo el lanzamiento de ensayos de su vacuna entre 6,750 niños, de entre 6 meses y 11 años, en Estados Unidos y Canadá.

Pfizer/BioNTech también realizan pruebas entre niños de 5 a 12 años y esperan obtener resultados en julio.

La anglosueca AstraZeneca lanzó en febrero un ensayo entre menores de 6 y 17 años, pero su socio, la Universidad de Oxford, lo suspendió el 6 de abril, a la espera de que finalice la investigación sobre el riesgo raro de trombosis atípicas observado entre los adultos vacunados.

“Un terrible error”

Varios especialistas, sin embargo, señalan que el hecho de países ricos como Estados Unidos piensen iniciar pronto la vacunación de adolescentes puede ser contraproducente para la lucha contra la pandemia.

"Sabemos que la inmensa mayoría de los jóvenes de 15 años no corren un alto riesgo de sufrir complicaciones graves a causa del covid", declaró a la AFP el médico de urgencias Craig Spencer, director de Salud Global en Medicina de Urgencias de la Universidad de Columbia.

 

"Está haciendo estragos en todo el mundo y estamos hablando de cómo vamos a vacunar a una población de muy bajo riesgo, cuando la abrumadora mayoría de los trabajadores de la salud en todo el mundo tienen cero protección", dijo.

Priya Sampathkumar, jefa de Prevención y Control de Infecciones de la Clínica Mayo de Minnesota, añadió que, más allá de ser una cuestión ética, exportar más vacunas era lo mejor para Estados Unidos.

"Vacunar a más personas en Estados Unidos no nos va a ayudar si las variantes en India, Nepal y el sur de Asia se descontrolan y llegan a nuestras costas", explicó a la AFP.

Estados Unidos se ha comprometido a liberar hasta 60 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, pero los expertos creen que se puede hacer mucho más.

"Creo que si se vacuna a los niños de 12 a 15 años en Estados Unidos antes de vacunar a los de 70 años en todo el mundo, se está cometiendo un terrible error", declaró Vinay Prasad, médico y epidemiólogo de la Universidad de California en San Francisco.

Para Beate Kampmann, profesora de enfermedades infecciosas pediátricas en la London School of Hygiene and Tropical Medicine, vacunar a los menores puede ser beneficioso "en países donde la circulación viral todavía es muy elevada. Pero no creo que tenga sentido en países donde el virus ya apenas circula”.

En ese caso, "se evitaría más sufrimiento dejando las vacunas a los países donde todavía hay mucha gente gravemente enferma o que se muere de covid, como en India, que vacunando a nuestros adolescentes", dijo a la AFP.

Inmunidad colectiva

La experiencia de Israel ha demostrado que es posible lograr una "notable reducción" de los casos sin dirigirse a los adolescentes, agregó Prasad.

Los niños y adolescentes son menos susceptibles de enfermar gravemente de COVID-19 y por eso su vacunación no ha sido hasta ahora una prioridad. La ciencia tiene claro que los niños se contagian menos, pasan una enfermedad más suave y son menos contagiosos, de acuerdo con un artículo del diario El País.

Hay excepciones, no obstante, sobre todo entre niños con leucemia y déficits inmunitarios, y "necesitamos protegerlos", según Launay.

Pero el principal motivo de vacunar a los jóvenes es ante todo proteger al resto de la población.

Los datos disponibles muestran que "la vacunación con el inmunizante Pfizer reduce muy probablemente la transmisión" y "podemos formular la hipótesis de que es también el caso para el resto de vacunas de ARN mensajero", como la de Moderna, indicó a la AFP Alain Fischer, presidente del consejo de orientación de estrategia de vacunación en Francia.

En el caso de la variante británica, por ejemplo, "probablemente habría que vacunar al 75% de la población, incluidos los niños" para alcanzar la inmunidad colectiva, es decir, el nivel en que el virus no puede seguir contaminando, agregó.

Pero si no se vacuna a los menores, esto implica vacunar "al 80-85% de los adultos, un objetivo ambicioso puesto que todavía no sabemos hasta qué punto los jóvenes adultos querrán vacunarse", según el inmunólogo.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad