Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dos razones por las que la crisis de COVID-19 en India afecta a todo el mundo

La propagación de la variante india del coronavirus y la restricción a las exportaciones de vacunas de este país dificultarán el combate global a la pandemia.
mar 11 mayo 2021 05:04 AM
Las infecciones y muertes por el COVID-19 en India se mantenían cerca de máximos diarios récord el lunes, lo que aumento los pedidos para que el gobierno del primer ministro de Narendra Modi imponga un confinamiento nacional en el segundo país más poblado del mundo.
India registra 22.66 millones de casos y 246,116 muertes. Expertos dicen que las cifras reales de India podrían ser mucho más altas de lo que se informó.

Las infecciones y muertes por el COVID-19 en India se mantenían cerca de máximos diarios récord el lunes, lo que aumento los pedidos para que el gobierno del primer ministro de Narendra Modi imponga un confinamiento nacional en el segundo país más poblado del mundo.

Los 366,161 nuevos contagios y 3,754 decesos reportadas por el Ministerio de Salud se alejaron un poco de últimos máximos. El país registra 22.66 millones de casos y 246,116 muertes ante la falta de oxígeno y camas en hospitales y el desborde de morgues y los crematorios se desbordaron.

Publicidad

Expertos han dicho que las cifras reales de India podrían ser mucho más altas de lo que se informó y citan los datos de los crematorios.

Las víctimas no contabilizadas son especialmente numerosas ahora que el actual brote epidémico se ha propagado fuera de las grandes ciudades, en las zonas rurales donde los hospitales son escasos y llevan poco al día sus registros.

La virulencia de la pandemia ha doblegado el frágil sistema sanitario de este país de 1,300 millones de habitantes. La personas contagiadas de coronavirus continúan muriendo a las puertas de los hospitales colapsados, pese a la ayuda internacional. Y lo peor está por llegar, según los especialistas, que esperan un pico a finales de mayo.

La situación en India, que se ha convertido en una crisis humanitaria, no solo afecta al país gobernado por Narendra Modi, ni solo a país cercanos como Nepal, Vietnam o Pakistán. La variante detectada en India y la caída de producción de vacunas del principal fabricante del mundo complicarán la lucha contra la pandemia.

El 'tren del oxígeno' recorre la India para enfrentar la ola de COVID-19

La variante detectada en la India

Una variante del coronavirus SARS CoV-2 detectada en India, la B.1.617, es una de las múltiples razones que explican la explosión del coronavirus en el país asiático.

La nueva variante del coronavirus detectada en India es más contagiosa y tiene características que podrían hacer a las vacunas menos efectiva, advirtió la jefa científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, en entrevista con la agencia AFP.

Publicidad

La variante B.1.617 "presenta mutaciones que aumentan la transmisión y que además pueden, potencialmente, volverla resistente a los anticuerpos desarrollados mediante la vacunación o la contaminación natural", explicó.

Este lunes, la OMS calificó como preocupante” la variante del virus COVID-19 por ser más resistente y contagiosa.

"Hay informes de que la B.1.617 es más contagiosa", pero también hay indicios de que tiene un grado de resistencia a las vacunas, y "por lo tanto, lo clasificamos como una variante preocupante", dijo la doctora Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la lucha contra el COVID-19 en la OMS.

Además, el nivel de la epidemia en India aumenta el peligro de aparición de nuevas variantes todavía más peligrosas.

"Cuanto más se replica, se difunde y se transmite el virus, más aumenta el peligro de mutaciones y adaptaciones", subrayó la científica. "Las variantes que sufren un gran numero de mutaciones podrían eventualmente volverse resistentes a las vacunas que tenemos en la actualidad", sentenció Swaminathan. "Éste será un problema para todo el mundo”.

Pero, no se puede señalar sólo a esta variante del aumento espectacular de casos en India, que parecería haber bajado la guardia demasiado temprano, con "grandes concentraciones masivas", indicó Swaminathan.

En un país tan vasto como India, el contagio puede continuar en forma silenciosa durante meses. "Esas primeras señales fueron ignoradas hasta que (las transmisiones) alcanzaron un punto de despegue vertical", continuó.

Publicidad

Van Kerkhove dijo este lunes que faltarían muchas investigaciones sobre esta variante, especialmente por la vía de la mayor secuenciación, "para saber la cantidad de ese virus que circula" y también el grado de "intensidad" con que atenúa la eficacia de las vacunas.

India alerta sobre la cepa "doble mutante" del coronavirus

Por ahora, es muy difícil combatir al virus "porque la epidemia afecta a miles de personas y se multiplica a un ritmo muy difícil de detener", señaló Swaminathan, advirtiendo que sólo la vacunación no sería suficiente para recuperar el control de la situación sanitaria.

"No tenemos nada que sugiera que nuestros diagnósticos, medicamentos y vacunas no están funcionando. Y eso es importante", subrayó Van Kerkhove, insistiendo en que hay que seguir aplicando las medidas sanitarias como la distancia social, el uso de la máscara y la reducción de los contactos.

Las vacunas contra el COVID-19

India es conocido como la farmacia del mundo por su enorme producción de medicamentos. Es el principal productor mundial de vacunas, incluida la del COVID-19. A pesar de esto, hasta el domingo India solo había inoculado con dosis completas a poco más de 34.8 millones de personas, un 2.5% de una población de alrededor de 1,350 millones, según los datos del gobierno.

El Ministro de Salud de Delhi dijo que la ciudad se estaba quedando sin vacunas, que sólo quedan tres o cuatro días de suministros del compuesto AstraZeneca —que es fabricado por el Serum Institute of India (SII)—, informó el canal de noticias NDTV.

Para tratar de satisfacer su demanda interna, desde el mes pasado las autoridades de India relajaron las normas proteccionistas sobre su industria farmacéutica para permitir la entrada de vacunas hechas fuera del país.

India también restringió desde finales de marzo las exportaciones de las dos vacunas que el país produce contra el COVID-19: Covaxin de Bharat Biotech; y Covishield, del laboratorio británico-sueco AstraZeneca.

Latinoamérica y África son las regiones que se puede ver más afectadas por estas medidas del gobierno indio.

Los ministros de Salud de la Unión Africana (UA) tuvieron el sábado una reunión en línea para debatir este asunto.

"La situación de las vacunas es ahora extremadamente compleja debido a la situación en India" afirmó el virólogo camerunés John Nkengasong, director del Centro africano de prevención y control de enfermedades, organismo de vigilancia de salud de la UA.

"Esperamos que sigan suministrándose vacunas desde India a través del programa Covax, pero estamos viendo con horror e incrédulos lo que está ocurriendo en ese país, y no creemos que esas vacunas puedan ser enviadas desde India a corto plazo", agregó.

En Latinoamérica, se puede reducir la oferta de vacunas disponible gracias a la crisis en India, dijo el 5 de mayo el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa.

Los más perjudicados podrían ser Haití, Nicaragua y Bolivia, que tenían previsto recibir a finales de mayo dosis del SSI.

Además, si India sigue obstaculizando la exportación de vacunas, podría haber un impacto en las campañas de inmunización de otros países de Latinoamérica en mayo y junio, informó Barbosa.

El Instituto Serum de la India tiene un contrato para fabricar y entregar millones de vacunas al mecanismo Covax, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y creado para garantizar el acceso a la vacuna a los países de bajos ingresos.

Barbosa dijo que existe una negociación de "alto nivel" con el gobierno de la India para llegar a un acuerdo que permita que parte de la producción del Instituto Serum sea enviada al exterior mediante el mecanismo Covax, mientras que la otra parte de la producción se destinaría a necesidades internas.

Por el momento, la situación en la India ya ha provocado un déficit de 90 millones de dosis en Covax solo durante el mes de abril, detalló este viernes en un comunicado la Alianza para las Vacunas GAVI, uno de los grupos que apoya ese mecanismo.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad