Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Putin admite ante el jefe de la ONU que la situación de Mariúpol es "trágica"

El secretario general del organismo, Antonio Guterres, pide a Ucrania y a Rusia trabajar coordinadamente para abrir corredores humanitarios.
mar 26 abril 2022 11:54 AM
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asiste a una ceremonia para reconocer a los medallistas rusos que ganaron en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de invierno Beijing 2022 en el Kremlin, Moscú, Rusia.
Putin asegura que casi 1,300 soldados ucranianos en Mariúpol depusieron las armas y se rindieron.

El presidente ruso, Vladímir Putin, admitió hoy que la situación en la ciudad ucraniana de Mariúpol, brutalmente asediada durante semanas por el Ejército ruso, es "trágica", al reunirse con el secretario general de la ONU, António Guterres.

"Allí la situación es difícil y, puede ser, que incluso trágica", dijo Putin durante la reunión celebrada en el Kremlin.

Publicidad

Putin subrayó que en la conversación telefónica mantenida el martes con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, este le espetó que en Mariúpol "tienen lugar acciones militares".

"Allí no hay acciones militares. Se han terminado", insistió, y recordó que casi 1,300 soldados ucranianos depusieron las armas y se rindieron.

Ucrania a punto de perder Mariúpol, recibe un fuerte respaldo de occidente

Destacó que la acería de Azovstal, el último bastión de resistencia donde se encuentran refugiados unos 1,000 civiles y un número indeterminado de combatientes, está "completamente aislada".

"He dado la orden de no llevar a cabo ninguna acción de asalto", señaló.

Además, recalcó que el Ejército ruso ha pedido a los combatientes en Azovstal que se entreguen y recordó que con los soldados de Mariúpol que se rindieron "no ha pasado nada".

"Es un crimen retener a civiles en calidad de escudos humanos, si es que los hay", afirmó.

Ayudar a la población civil

Rusia está "dispuesta a cooperar" con la ONU para "aliviar" a la población civil en Ucrania, donde Moscú lleva a cabo una ofensiva militar, afirmó este martes el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov.

"Nuestro objetivo principal es proteger a la población civil. Estamos dispuestos a cooperar con nuestros colegas de la ONU para aliviar el sufrimiento de la población civil", indicó Lavrov en una conferencia de prensa con el secretario general de la ONU Antonio Guterres en Moscú.

 

"Propuse la creación de un grupo de contacto que reúna a Rusia, Ucrania y Naciones Unidas para buscar las posibilidades de apertura de corredores humanitarios", declaró Guterres en la conferencia de prensa.

"Es urgente" crear esos corredores de evacuación de civiles "realmente seguros y eficaces", agregó.

Guterres mencionó específicamente la situación de los civiles aun atrapados en el complejo metalúrgico de Azovstal en Mariúpol (sureste), asediado por el ejército ruso. Propuso un grupo de trabajo coordinado con la Cruz Roja para poder evacuar a los civiles.

Naciones Unidas está "dispuesta a movilizar plenamente sus recursos humanos y logísticos para ayudar a salvar vidas en Mariúpol", afirmó. "Miles de civiles necesitan con urgencia asistencia humanitaria para salvar vidas, y muchos han sido evacuados".

Putin rechazó que, como dijo Guterres, los corredores humanitarios abiertos por Rusia no funcionen.

"Le han informado mal. Funcionan. De Mariúpol han salido con nuestra ayuda más de 100,000. Unos 130,000 o 140,000 han salido. Y pueden ir a donde quieran", dijo.

En cuanto a las informaciones sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania, Guterres se mostró preocupado y dijo que es necesaria una investigación independiente.

Con información de AFP, EFE y Reuters

 
Publicidad
Publicidad