Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Quién es Narendra Modi, el gobernante más popular del mundo?

El primer ministro de India busca ganar un tercer mandato en las elecciones, una victoria que tiene asegurada gracias a la enorme popularidad de su gobierno.
mié 17 abril 2024 04:05 AM
Narendra Modi, ¿quién es?
La organización Freedom House señala que la elección en India se desarrollará en un contexto de deterioro de los derechos políticos y de las libertades civiles.

Ni Andrés Manual López Obrador ni Nayib Bukele. El gobernante más popular del mundo se encuentra en India. Se trata del primer ministro Narendra Modi, quien pondrá a prueba sus altos niveles de aprobación en las elecciones que comenzarán el próximo 19 de abril.

Una encuesta de 2023 del laboratorio de ideas Pew, con sede en Estados Unidos, indicó que Modi era visto de manera favorable por casi 80% de los indios, incluido 55% que tiene una opinión muy favorable.

Publicidad

"Ha hecho algo que no había ocurrido antes en la política india entre todos nuestros primeros ministros, ha creado voluntariamente un culto a su propia personalidad” dijo Saba Naqvi, autora de The Saffron Storm: De Vajpayee a Modi a la cadena CNN.

Con estos niveles de popularidad, retener el poder será pan comido para Modi, como marcan las tendencias.

De acuerdo con una encuesta de YouGov realizada en febrero entre votantes urbanos, el Bharatiya Janata Party (BJP), el partido de Modi, ganaría cómodamente las elecciones con 47% de los votos, mientras que el Congreso quedaría en segundo lugar, con solo 11% de los sufragios.

Pero esa popularidad no está libre de polémica. Modi enfrenta acusaciones de favorecer en exceso a la población hindu y de tomar medidas discriminatorias contra miembros de otros grupos étnicos y religiosos, como los musulmanes o los maoístas.

La organización Freedom House señala que la elección en India se desarrollará en un contexto de deterioro de los derechos políticos y de las libertades civiles.

Esto es lo que sabemos sobre este político.

Biografía de Narendra Modi

La biografía oficial del partido de Modi cuenta la historia de un niño pobre, el tercero de seis hermanos, cuyo padre era un "chaiwallah" o vendedor de té, que atendía a los clientes en la estación de tren local para mantener a su joven familia.

Publicidad

La historia de sus orígenes humildes, promovida por el BJP, le hace cercano a cientos de millones de personas en el país, según analistas. Y contrasta con las generaciones de políticos indios de élite, educados en universidades privadas en el extranjero, y urbanitas que históricamente han llegado a lo más alto.

Modi, por el contrario, tuvo una educación modesta en la pequeña ciudad de Vadnagar, lejos del ambiente político de la capital, Nueva Delhi, de acuerdo con ilanjan Mukhopadhyay, autor de Narendra Modi: The Man, The Times.

Modi conoció la idea del nacionalismo hindú cuando era un niño en las clases de la rama local de la Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS), una organización paramilitar de derechas que aboga por el establecimiento de la hegemonía hindú en la India.

Fundada en 1925 por Keshav Baliram Hedgewar, un activista que se había separado del partido del Congreso —el antiguo partido poderoso de India— por lo que consideraba "un trato demasiado indulgente a los musulmanes", su misión central es "nutrir a la cultura hindú", según el sitio web del grupo.

A los 17 años, Modi abandonó a su familia y a su esposa, dejó su pueblo y recorrió la India con el grupo en busca de un despertar espiritual, según su biografía. Se dedicó al RSS, nunca volvió a casarse y aprendió a "dejar todos los placeres de la vida", según una entrevista que concedió en 2019.

Publicidad

Se convirtió en “pracharak" —alguien designado a difundir la causa— del RSS en 1972.

El “tratamiento de choque”, que la primera ministra Indira Gandhi impuso en 1975 a través de un estado de emergencia, de un mayor control gubernamental y la persecución a la disidencia, fue clave para el joven Narendra Modi.

El joven de entonces 25 años se unió al movimiento de restauración de la democracia.

Modi se afilió al BJP, considerado el brazo político de la RSS, en 1987, cuando este partido político marginal empezó a ganar adeptos impulsado por el auge del nacionalismo hindú en la India.

El BJP adquirió relevancia en esa década cuando abogó por la destrucción de Babri Masjid, una mezquita del siglo XVI que, según los hindúes, se construyó en el lugar donde nació Rama.

En 1992, los partidarios hindúes de la línea dura, alentados por miembros del BJP, atacaron la mezquita, la destrozaron con sus manos y desencadenaron una ola de violencia sectaria que repercutió en el país.

Ese incidente desencadenó los peores disturbios religiosos desde la independencia en 1947, que dejaron unos 2,000 muertos, la mayoría musulmanes, y sacudieron los cimientos del presunto secularismo del Estado.

Modi aún abraza con orgullo ese incidente y en enero de 2024 inauguró un templo hindú en el lugar en el que se encontraba la mezquita.

"El 22 de enero de 2024 no es simplemente una fecha en el calendario, sino que anuncia el advenimiento de una nueva era", declaró Modi ante el templo dedicado al dios hindú Rama.

Modi avanzó en el partido y en 2001 fue nombrado ministro principal del rico estado de Gujarat.

Bajo el gobierno de Modi, el estado introdujo una oleada de infraestructuras, industria e innovación en su árido paisaje, convirtiendo el "modelo Gujarat" en sinónimo de desarrollo y eficacia gubernamental.

La violencia estalló en Gujarat en 2002, cuando los hindúes culparon a los musulmanes de incendiar un tren en un incidente en el que murieron decenas de peregrinos hindúes, y buscaron venganza atacando viviendas y tiendas de propiedad musulmana.

Según cifras del gobierno, murieron más de 1,000 personas, en su mayoría musulmanes.

Modi tuvo prohibida la entrada a Estados Unidos tras este incidente.

La Corte Suprema de India lo absolvió de complicidad por el hecho y, meses después, fue reelecto por una mayoría aplastantes.

El "modelo de Gujarat" de Modi se había convertido en un modelo para la India y, en 2014, el BJP ganó por una amplia mayoría, aplastando al Congreso, la peor derrota del partido en sus más de 100 años de existencia.

Los logros de Modi

Desde su llegada al poder, hace 10 años, Modi ha modernizada la anticuada red de transportes de la India, aunque, lamentablemente, accidentes en las redes ferroviarias que dejan cientos de muertos aún ocurren de cuando en cuando.

El gobierno ha construido nuevas centrales eléctricas y proyectos marítimos y, según declaraciones recientes del propio Modi, ha subvencionado la construcción de unos 40 millones de viviendas de concreto para familias sin recursos.

Modi también ha reforzado las capacidades militares del país. Y ha invertido dinero en deportes, ciencia y tecnología punta, lo que ha permitido a India prosperar en la escena mundial.

La economía de India tuvo un crecimiento de 7.1% en 2022, de acuerdo con datos del Banco Mundial. Y a lo largo del siglo XXI, la clase media en India se ha duplicado para abarcar 31% de la población.

En agosto de 2023, el país se colocó en la carrera por alcanzar la luna, pues logró alunizar una nave no tripulada en el polo sur del satélite natural de la Tierra, algo que ningún otro programa espacial había logrado. Quiere enviar a un indio a la Luna hacia 2040.

De acuerdo con los índices de gobernanza del Banco Mundial, ha dado claros pasos adelante en su eficacia en múltiples criterios, como la eficacia de gestión, regulatoria o anticorrupción.

Las decisiones polémicas de Modi

Al principio de su primer mandato, Modi impulsó una ley para reformar el sistema de selección de jueces del Supremo, tocando un área sensible para los equilibrios democráticos.

Años después, hizo aprobar una ley que favorece la concesión acelerada de la condición de ciudadanos a migrantes sin papeles que profesan las principales religiones de la región, menos la musulmana, una medida que es considerada una violación al espíritu secular e inclusivo de la Constitución india.

La organización Reporteros Sin Fronteras ubica a India en el puesto 142 de 180 de su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Modi ha sido nombrado un “depredador” para la libertad de prensa.

La manera en la que ha ahogado a la oposición también ha generado preocupación. En 2023, líder de la oposición, Rahul Gandhi, fue condenado a dos años en prisión por la presunta difamación contra Modi. Gandhi fue despojado de su acta de parlamentario. Pero el Supremo ha suspendido la sentencia.

Vida familiar

Modi es soltero y no tiene hijos. Su vida privada es celosamente vigilada por su equipo de relaciones públicas, por lo que no se sabe mucho de Modi más allá del ámbito público.

Tags

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad