Publicidad
Publicidad

La Auditoría detecta pagos indebidos por 1,775 mdp en el tren México-Toluca

El órgano fiscalizador advierte que en 2016 hubo ajustes y precios no acordados en el proyecto. La SCT dice que el gobierno de la CDMX es el que debe aclarar la mayor parte del monto.
A máxima velocidad
A máxima velocidad Las autoridades aseguran que el tren permitirá a los usuarios hacer en menos de una hora un recorrido de 57.7 kilómetros. (Foto: © ARTEMIO GUERRA BAZ/CUARTOSCUR)

La construcción del Tren Interurbano que correrá de la Ciudad de México a Toluca registró pagos indebidos en 2016 por 1,775 millones de pesos, advierte el más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la Cuenta Pública de ese año.

El documento —presentado esta semana a la Cámara de Diputados— señala que, de ese monto, 1,532 millones de pesos corresponden a recursos que no fueron ejercidos y que no se comprobó que fueran devueltos a la Tesorería de la Federación (Tesofe).

A esta irregularidad se suma un pago de 117 millones de pesos a un proyectista que hizo ajustes innecesarios a la obra, que se espera cubra un trayecto de 57.7 kilómetros entre el poniente de la capital del país y la del Estado de México.

Ve el informe completo aquí

El órgano fiscalizador también detectó otra anomalía por 51 millones de pesos, derivada de que se pagaron precios no contemplados en el catálogo de la construcción, y una más por 38 millones de pesos, derivada de que se pagó a una empresa por labores de logística, administración, planeación y desarrollo de trabajos de las que estaba encargado el gobierno capitalino.

A raíz de estas irregularidades, la Auditoría emitió 21 observaciones a las autoridades responsables de la obra. De ellas, dos ya fueron solventadas y, de las 19 restantes, 18 se convirtieron en solicitudes de aclaración y la otra en una promoción de responsabilidad administrativa.

Publicidad

Después de la difusión del informe, el director de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Guillermo Nevárez, aseguró que la dependencia federal atenderá las peticiones de la ASF y que éstas no son “resultados definitivos”.

Además, señaló que la mayor parte del monto en cuestión debe ser aclarada por las autoridades capitalinas, no por la SCT.

“La cifra de 1,532 millones de pesos de recursos administrados que no fueron devengados, ni se comprobó que se hayan reintegrado a la Tesorería de la Federación, corresponde a una solicitud de aclaración dirigida al gobierno de la Ciudad de México”, dijo el funcionario, de acuerdo con un reporte del diario Milenio.

Al respecto, las autoridades capitalinas aseguran que sí efectuaron la devolución de ese dinero a la Tesofe, según reportó el diario Reforma este sábado.

Observaciones reiteradas

Publicidad

No es la primera vez que la Auditoría detecta irregularidades en la construcción del tren México-Toluca, una de las grandes obras de infraestructura del sexenio de Enrique Peña Nieto.

En la revisión de la Cuenta Pública de 2015, el órgano fiscalizador encontró erogaciones indebidas por 137 millones de pesos , debido a que la SCT pagó por servicios que no se ejecutaron o que correspondían a obras que en ese momento estaban suspendidas.

Dentro de su fiscalización a la Cuenta Pública de 2016, la ASF también ha encontrado anomalías en el Paso Exprés de Morelos, en la edificación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) y en contratos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con la constructora brasileña Odebrecht.

Lee: La Auditoría pone bajo la lupa 600 mdp gastados en el Paso Exprés en 2016

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad