Publicidad
Publicidad

La ONU dice que detenidos por el caso Ayotzinapa fueron torturados

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que un grupo de personas fueron detenidas de manera arbitraria, y que tiene motivos sólidos para creer eso.

Naciones Unidas dijo este jueves tener sólidos motivos para creer que un grupo de personas investigadas en el conocido caso de los 43 estudiantes desaparecidos en México hace tres años, fue detenido arbitrariamente, torturado para obtener confesiones y que esas "graves violaciones" fueron encubiertas.

La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) divulgó un informe en el que llamó a las autoridades a excluir o declarar nula y sin efecto cualquier prueba sobre la que haya fundamentos para pensar que fue obtenida bajo tortura, como es definida por la legislación mexicana vigente y normas del derecho internacional.

Lee: Revictimización y trauma las consecuencias del caso Ayotzinapa, según un estudio

Los hallazgos muestran, según ONU-DH, la necesidad de que las autoridades actúen para evitar la práctica institucional de la tortura "así como de su tolerancia y encubrimiento". Y recomendó una pesquisa para hallar a los responsables de violaciones dentro del caso Ayotzinapa, que cimbró al país.

El organismo dijo que "cuenta con fuertes elementos de convicción" para concluir que al menos 34 personas habrían sido torturadas, de un total de 129 imputadas en la primera fase de la pesquisa por la desaparición en septiembre de 2014 de los estudiantes, que habían tomado autobuses para participar de una protesta en la capital cuando fueron atacados por policías.

ONU-DH cree que las formas de tortura identificadas son consistentes con las reportadas durante años en México por otros organismos internacionales como golpes, patadas, toques eléctricos, vendaje de ojos, intentos de asfixia, agresiones sexuales y diversas formas de tortura psicológica.

Publicidad

Lee: El fiscal del caso Ayotzinapa dice que tiene pruebas sobre el móvil del crimen

En el informe se destaca además la existencia de una serie de declaraciones auto inculpatorias "libres y espontáneas" hechas por personas detenidas que presentaban múltiples lesiones que constan en los partes médicos y que en muchos casos fueron justificadas de manera poco creíble como "autogolpes, lesiones anteriores a la detención, estados de ebriedad o caídas".

Los casos documentados ocurrieron desde octubre de 2014, cuando la PGR, la fiscalía federal, tomó la investigación hasta entonces llevada por la Fiscalía de Guerrero, donde los jóvenes desaparecieron. Los arrestos fueron hechos por miembros de PGR, de la Policía Federal y de la Secretaría de Marina, según el informe. La representación de México en Ginebra dijo que el embajador no estaba inmediatamente disponible para comentar el reporte.

Lee: La ONU dice que la Ley de Seguridad Interior incumple con los derechos humanos

La PGR dijo horas después de la difusión del reporte de Naciones Unidas que le "preocupaba" que el informe arroje conclusiones de situaciones bajo investigación, y agregó que no aporta elementos nuevos que permitan avanzar en la pesquisa que ha registrado "avances importantes recientes".

En un comunicado, la PGR agregó que todas las presuntas violaciones e irregularidades que aborda el informe están siendo investigadas y que las pesquisas en marcha y "pruebas en dichos expedientes aportan indicios que no sustentan las conclusiones a las que arriba el informe".

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad