OPINIÓN: Las nuevas oportunidades para el comercio exterior de México

Un nuevo reto se ha presentado en los últimos meses en la forma de tendencias proteccionistas provenientes de algunos de los principales mercados del mundo, señala Emilio Granados.
Nuevos horizontes  Algunos mercados del Medio Oriente también representan una oportunidad para México.  (Foto: Shutterstock)
Emilio Granados Franco

Nota del editor: Emilio Granados Franco es director general de Cooperación y Relaciones Económicas Bilaterales de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) – México está pasando por un momento histórico que representa una oportunidad.

Después de la crisis financiera de 2008, perdieron fuerza los factores que impulsaban el crecimiento de las economías emergentes. Las tasas anuales de crecimiento de China y Estados Unidos cayeron de 10.1 y 2.8% entre 1999 y 2008, a 8.2 y 1.5% entre 2009 y 2016, lo que afectó la demanda por bienes y servicios exportados por las economías emergentes como la mexicana. El precio del petróleo bajó de 140 dólares por barril en junio de 2008 a 28 dólares en diciembre de 2016 (West Texas Intermediate).

Ve aquí todos los materiales del Especial #DiálogosExpansión

Esto representó un choque comercial para los países petroleros como México que, no obstante, estaba bien preparado para sortear estos obstáculos, con una agenda de Reformas Estructurales que permitió reducir la dependencia de las finanzas públicas en el petróleo y sentar las bases para impulsar la productividad.

Un nuevo reto se ha presentado en los últimos meses en la forma de tendencias proteccionistas provenientes de algunos de los principales mercados del mundo, pero de la magnitud del reto es el potencial de la oportunidad.

La actual Administración desarrolla una política de Estado para redefinir las prioridades de política exterior, diversificar el comercio y las inversiones, e identificar nuevas oportunidades de cooperación internacional.

En Centroamérica, el gobierno busca aprovechar más asertivamente el TLC único con esa región, mercado natural con gran potencial para las empresas mexicanas.

Algunos mercados del Medio Oriente también representan una oportunidad. Con un valor global de 2,300 millones de dólares, el mercado Halal (certificado para consumo en países musulmanes) es una alternativa para los productos mexicanos. Las mexicanas Cemex, Kidzania y TenarisTamsa ya están presentes en Medio Oriente.

La relación económica entre México y África ofrece un futuro prometedor. Así lo demuestran las exportaciones de SuKarne hacia Egipto y la adquisición por Grupo Bimbo de Grupo Adghal, una empresa de pan en Marruecos.

Lee: A dónde voltear si se buscan nuevos mercados

Para las empresas que quieran exportar, un primer paso es asesorarse con las instituciones y cámaras empresariales que fomentan el comercio exterior y la internacionalización de las inversiones (como ProMéxico o el COMCE).

ProMéxico y las cámaras empresariales difunden las oportunidades de negocio identificadas por la red de oficinas en el exterior de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), con el apoyo de las Embajadas y Consulados de México.

Cuando una empresa decide sobre el mercado en el cual incursionar, puede aprovechar los incentivos que ofrecen ProMéxico o las cúpulas empresariales, además de participar en las misiones empresariales, exposiciones o ferias que organizan estas instituciones en todo el mundo (por ejemplo el Foro de Cancún o la Hannover Messe).

Varias cadenas productivas están expandiéndose, en especial la aeronáutica, la automotriz y la electrónica. La industria automotriz es un ejemplo de la importancia de que otras empresas se integren a estas cadenas productivas y evolucionen hacia industrias con mayor valor agregado: la automotriz evolucionó a la industria aeroespacial.

El siguiente cuadro muestra las 10 industrias en México que más han crecido desde la crisis financiera de 2008. Muchas son industrias intensivas en tecnología (transporte, maquinaria o computación) o capital humano especializado (servicios financieros, información en medios o corporativos).

En cuanto a mercados, destacan:

  • Costa Rica y Panamá, por su crecimiento esperado de 3.9 y 6.1% en promedio para 2017-2021 (FMI);
  • Brasil, del que se anticipa saldrá de las dificultades económicas con un crecimiento anual de 1.9% en 2017-2021;
  • España, que registró un crecimiento de 3.2% y
  • La India, que se estima crecerá 7.9% en 2017-2021.

En esas industrias y en esos mercados, las PyMEs pueden integrarse como proveedores de empresas más grandes.

México trabaja en la ampliación, modernización y profundización de otros tratados de libre comercio, además del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). De manera notable, con la Unión Europea (TLCUEM) y con la Asociación Europea de Libre Comercio (TLC-AELC); los Acuerdos de Complementación Económica con Brasil (ACE 53) y Argentina (ACE 6); y la participación de México en la Alianza del Pacífico (junto con Chile, Colombia y Perú).

Sobre el TLCAN

El comercio entre México y Estados Unidos ha seguido una trayectoria sólida, incluso después de la toma de protesta del presidente Donald Trump. Desde la crisis financiera de 2008 (enero de 2009 vs junio de 2017), las exportaciones mexicanas a Estados Unidos crecieron 18.6% cada año. Entre enero y junio de 2017, sumaron 160,000 millones de dólares, un crecimiento de 9.4% en comparación con el mismo periodo de 2016.


Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
El presidente de Francia Emmanuel Macron reprende a un estudiante
Te Recomendamos
×