Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Desafortunadamente, 'la Fuerza' tal vez no esté contigo

Las cintas entran en el género de ciencia ficción y eso significa que los científicos no podemos evitar preguntarnos si la ciencia y tecnología que vemos en pantalla son posibles, opina Don Lincoln.

Nota del editor: Don Lincoln es físico en jefe en Fermilab, en donde hace investigaciones con el Gran Colisionador de Hadrones. Escribió el libro The Large Hadron Collider: The Extraordinary Story of the Higgs Boson and Other Stuff That Will Blow Your Mind y produce una serie de videos de divulgación científica. Síguelo en Facebook . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Con un retumbar de trompetas imperiales y la ya conocida marcha de letras en la pantalla, Star Wars, los últimos jedi llegó con todo a los cines de todo Estados Unidos y de muchos países más.

Aunque todavía no se ha emitido el veredicto respecto al lugar que ocupa esta cinta en el panteón de Star Wars, no se puede negar que esta serie ha dejado huella en la sociedad. (Nota: aquí no les vamos a contar nada sobre la película).

OPINIÓN: Pensando en la iniciación de 'Star Wars' para nuestros hijos

Publicidad

Las películas de Star Wars nunca han tratado sobre ciencia ni tecnología. Se centran más en cuestiones espirituales y en la historia de una familia que aparentemente está destinada a decidir el destino de la galaxia.

Sin embargo, las cintas entran en el género de la ciencia ficción y eso significa que los científicos como yo no podemos evitar preguntarnos si la ciencia y la tecnología que vemos en la pantalla son remotamente posibles.

Echemos un vistazo.

'Droides'

Publicidad

Los droides (abreviación de "androides") son una de las tecnologías más importantes y factibles del universo de Star Wars. La tecnología robótica actual tiene aplicaciones mayormente industriales (con consecuencias considerables para nuestra economía, aunque esa es otra historia). Sin embargo, en Star Wars, los robots no solo se usan en la industria. Empezando por el icónico C-3PO y por R2-D2 (y ahora con la compañía del adorable BB-8), estos robots tienen personalidad y capacidades muy parecidas a las de la gente.

Lee: ¿Qué tanto sabes de Star Wars?

Los ingenieros de la actualidad ya lograron que los robots hagan piruetas y han logrado avances extraordinarios en el campo de la inteligencia artificial.

Publicidad

Realidad: Sí, definitivamente existirán.

Sables de luz

Tal vez no haya nada más icónico en la serie Star Wars que los sables de luz. Los jedis heroicos se abren paso a través de una pared de robots, soldados imperiales y uno que otro sith con un manejo de la espada diestro y colorido.

Publicidad

Se ha escrito mucho sobre cómo funcionaría un sable de luz y se le ha dado atención seria a la tecnología necesaria. Desde La amenaza fantasma, pudimos deducir que el sable de luz de un jedi debe contener al menos 20 megavatios de potencia —que es más o menos la energía que se necesita para alimentar a 14,000 hogares en Estados Unidos—, almacenados en un dispositivo lo suficientemente pequeño como para que se pueda sostener con una mano. No se conoce ninguna fuente de energía con tal capacidad, salvo tal vez la antimateria. Ni siquiera la energía nuclear serviría.

nullPasando por alto este problema de energía, se han propuesto varias tecnologías para un sable de luz, pero la mayoría se centran en la posibilidad de usar plasmas, probablemente con un núcleo de cerámica.

También está la cuestión de por qué el inmenso calor de estos plasmas no achicharran las manos de los jedis. En resumen, los sables de luz y las posibles soluciones técnicas dejan más preguntas que respuestas.

Realidad: Lo siento, Luke; Han tenía razón cuando dijo que las armas antiguas no eran rival para un buen cañón.

Publicidad

Viajes a velocidades mayores que la de la luz

Star Wars comenzó con una historia sobre el conflicto entre un grupo rebelde y un imperio que abarca una galaxia. Para tener un imperio galáctico, necesitas poder viajar largas distancias en un tiempo razonable.
Podemos tomar nuestra Vía Láctea como punto de comparación. Su diámetro es de 100,000 años luz , lo que significa que un rayo de luz tardaría 100,000 años en cruzarla y la mitad en volar del centro al borde.

Hay razones para creer que el centro de la galaxia sería hostil para las civilizaciones tecnológicas. Esto se debe a la proximidad de las estrellas y a los peligros de la radiación de las supernovas cercanas. Así que tal vez el Imperio "solamente" se extienda unas cuantas decenas de miles de años luz. No obstante, es un volumen inmenso. Atravesar estas distancias inmensas en un tiempo razonable exigiría un nuevo descubrimiento, como el hiperespacio de Star Wars. En teoría, esto requeriría que las naves espaciales viajaran en dimensiones alternas de espacio y tiempo para llegar a su destino. Desafortunadamente, no hay ninguna prueba de la existencia de esta clase de dimensiones y probablemente no existan.

Publicidad

Lee. El adiós de Leia en Star Wars: Los últimos jedi

Realidad: No es muy probable que lo veas, aunque vivas tanto como Yoda.

La Fuerza

Publicidad

Incluso la gente que nunca ha visto Star Wars ha escuchado la frase "que la Fuerza te acompañe". Se dice que la Fuerza es un campo de energía que permea el universo.

Según el canon de Star Wars, la gente tiene en sus células organismos inteligentes llamados " midiclorianos ". Quienes tienen más midiclorianos pueden usar la Fuerza para lograr proezas sobrehumanas, como la telequinesis (manipular objetos con la mente) o anticipar las intenciones y los movimientos de un adversario.

Dejando de lado el hecho de que nunca ha habido reportes de telequinesis ni eventos que se puedan reproducir, aquí hay algunos problemas físicos. Por ejemplo: cuando se levanta un objeto de una forma común (digamos, cuando tú o yo levantamos una pelota), las fuerzas deben equilibrarse, lo que significa que conforme levantas una pelota, tu peso aumenta.

Pero cuando ves a un maestro de la Fuerza, como Yoda o Darth Vader, levantando un objeto pesado, el peso no se transfiere a ninguna parte. Aunque los científicos hablan de campos energéticos en el universo, que tienen nombres como energía oscura y campo de Higgs , no son nada parecido a los que se describen en Star Wars.

Publicidad

nullLee: 'Star Wars' tendrá nueva trilogía

Realidad: Desafortunadamente, es muy improbable que la Fuerza te acompañe.

La Estrella de la Muerte/base Starkiller

Publicidad

En la trilogía original de Star Wars se decía que había dos estaciones de combate del tamaño de la Luna que tenían el poder de destruir un planeta. En El despertar de la Fuerza, de 2015, un planeta móvil de hielo, llamado Base Starkiller, podía destruir varios sistemas planetarios en la galaxia de un solo disparo.

¿Sería posible?

Se puede calcular la energía que necesitaría una Estrella de la Muerte para destruir un planeta. Para destruir la Tierra, necesitarías tomar la energía que emite nuestro Sol durante toda una semana. Eso ya es desafiante, pero la Base Starkiller absorbió la energía almacenada en una estrella, que usualmente se emite a lo largo de miles de millones de años.

Sea como sea, es mucha energía que hay que controlar, pero es particularmente difícil imaginar lo segundo. De alguna manera, la Base Starkiller absorbió y almacenó la energía de una estrella en algún lugar en un planeta.

Publicidad

Lee: J.J. Abrahams será el director del Episodio IX de Star Wars

Realidad: No hay manera. ¡Es una locura!

Hay que ser justos. No vemos películas como Star Wars para aprender sobre ciencia o el espacio. Las vemos para divertirnos; Los últimos jedi son la más película reciente en una serie que ha entretenido a los cinéfilos y a sus hijos desde hace cuatro décadas.

Así que no sufras por la ciencia. Consigue unas palomitas, relájate y disfruta el espectáculo. Y que la Fuerza te acompañe.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad