Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Inteligencia artificial a la velocidad de un pestañeo

Las implicaciones en el abuso de Facebook y WhatsApp que hoy nos aquejan serán nimiedades entonces: llegarán los días en los que la cotidianidad humana quede a expensas de un pestañeo.
IA
IA Faltan varios años para que este tipo de avances tecnológicos se adopten en nuestro día a día, aunque de alguna manera la tecnología existente ya apunta hacia esa dirección. (Foto: gece33/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Javier Murillo Acuña es fundador y presidente del Consejo de Metrics. Síguelo en Twitter en @JavierMurillo y en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Es como un capítulo de la serie Black Mirror, pero más impresionante. Científicos de la Universidad de Kyoto, liderados por Yukiyasu Kamitani, responsable del departamento de Neuroinformática, aseguran que lograron recrear imágenes de nuestro cerebro usando machine learning la tecnología base de la inteligencia artificial.

Lo concluyeron a través de un experimento en el que usaron Imagen por Resonancia Magnética Funcional o fMRI (por sus siglas en inglés) para escanear la actividad cerebral de los sujetos de la prueba, quienes primero fueron expuestos a imágenes para después recrearlas, a partir de las lecturas cerebrales, mediante Inteligencia Artificial (IA).

Es decir, como si con un solo pestañeo, guiño u orden mental los ojos humanos pudieran retener y salvar en una computadora imágenes fijas o en movimiento.

Aunque el experimento aún no ha sido revisado y validado por otros grupos de investigación, es un hecho que la ciencia se está moviendo en ese sentido. Por ejemplo, Elon Musk (creador de Tesla, SpaceX y SolarCity) y Neuralink -otro de sus emprendimientos- se ha puesto como misión crear dispositivos con IA que se puedan implantar en un humano y le permitan expandir sus capacidades neuronales.

Lee: ¿Cómo sobrevivir a la inteligencia artificial?

Publicidad

Faltan varios años para que este tipo de avances tecnológicos se adopten en nuestro día a día, aunque de alguna manera la tecnología existente ya apunta hacia esa dirección. No olvidemos que la televisión, en sus inicios, transmitía una serie de imágenes borrosas, apenas perceptibles, y años después se convirtió en el principal medio de comunicación.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con Oliver Tan, el CEO y co fundador de ViSenze, empresa fundada en 2012 en Singapur, dedicada al reconocimiento visual con el uso de inteligencia artificial, en un concepto que llaman visual search, que encuentra coincidencias visuales sobre una imagen o un video, una especie de Shazam -la app que identifica canciones con unas cuantas notas- de objetos.

El impacto de esto tiene un alcance mayúsculo. Por ejemplo, en el campo de la moda transformará a las industrias del vestido y del retail, ya que podremos comprar el guardarropa con base en las prendas que vemos en la vida real y no en lo que esté disponible en el piso de ventas.

OPINIÓN: Inteligencia Artificial al Servicio de los Consumidores

No es de extrañar que Samsung esté trabajando con ViSenze en el desarrollo de su marketplace visual, basado en comercio electrónico. Quienes tengan un Samsung ya pueden entrar a Bixby y experimentar la tecnología de reconocimiento de imágenes; hoy todavía no tiene un uso práctico, pero la idea del gigante coreano es intermediar el comercio electrónico basado en imágenes, ofreciendo la posibilidad de fotografiar algo, reconocerlo y guiar al usuario al portal de comercio electrónico que ofrece ese producto… todo en tiempo real.

Las posibilidades que se vislumbran cuando combinamos ambos avances y le sumamos el de la realidad aumentada, que promete romper la barrera entre el mundo real y digital, o la realidad virtual que propone una inmersión en un mundo totalmente digital, transformarán nuestra experiencia humana y su conexión con la tecnología en el mediano y largo plazo, lo que en algunos casos parece un futuro intimidante.

Publicidad

OPINIÓN: La inteligencia artificial no escribió esta columna

Imaginen un tiempo en el que ya no tengamos que cargar con un teléfono en la mano para documentar nuestras vacaciones o una junta de negocios. El momento en el que, a voluntad, seamos capaces de ver una imagen o un video de cualquier experiencia y guardarlo, ya sea para compartirlo con nuestros seres queridos o para la posteridad, con solo verlo con nuestros ojos.

Las implicaciones en el abuso de Facebook y WhatsApp que hoy nos aquejan serán nimiedades entonces: llegarán los días en los que la cotidianidad humana quede a expensas de un pestañeo.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad