Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: La inteligencia artificial no escribió esta columna

La solución ante la llegada de la inteligencia artificial no es impedir la marcha del progreso, sino prepararnos con inversiones vanguardistas en educación, capital humano y políticas públicas.
Robots vs empleados
Robots vs empleados Estos temores por la obsolescencia provocada por las computadoras no son nuevos. (Foto: Devrimb/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Arun Vishwanath estudia el factor humano del problema de la seguridad cibernética. Es docente asociado del Centro Berkman Klein de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Amazon Go, la primera tienda totalmente automatizada del minorista en línea, inició operaciones en Seattle a mediados de enero. A través de una combinación de cámaras inteligentes, aprendizaje automático profundo y algoritmos de inteligencia artificial (IA), los compradores simplemente pueden recoger los productos que les gustan e irse. El cargo se hace automáticamente a su cuenta, lo que elimina totalmente la necesidad de contar con cajeros y de hacer fila. Pese a que todavía se usan empleados para llenar los estantes, es muy probable que los robots los reemplacen pronto.

Esto es revolucionario y es probable que todas las tiendas funcionen así en el futuro cercano. Las tiendas no tendrán que invertir en empleados (salarios, capacitación, horas extra, seguro médico). A los clientes también les gustará: no más espera en filas aburridas ni interacción con empleados indiferentes.

Publicidad

Lo que estamos viendo seguramente será el futuro del sector de las ventas al menudeo; sin embargo, hay una desventaja que exige nuestra atención. Dos de las ocupaciones más comunes en Estados Unidos son cajero y empleado de tienda minorista; alrededor de ocho millones de personas trabajan en esto y muchos suelen ser mujeres blancas jóvenes que ganan ingresos modestos de entre 20,000 y 25,000 dólares al año (entre 380,000 y 475,000 pesos al año). Para la mayoría de estos empleos no se necesita gran educación formal , así que el sector mantiene a muchas personas de relativamente poca preparación, a quienes probablemente les cueste mucho prepararse y adaptarse para otro sector laboral. La mayoría probablemente se quede sin trabajo.

Claro que este no sería el único sector que la IA diezmaría. Ya se están probando camiones sin conductor en las principales autopistas . También tienen muchas ventajas para el sector del transporte: funcionan las 24 horas, los siete días de la semana y nunca se cansan, no necesitan descansos obligatorios, no más combustible desperdiciado. Los camioneros representan una tercera parte del costo de esta industria de 700,000 millones de dólares y en Estados Unidos hay más de un millón de camioneros, en su mayoría hombres blancos de mediana edad. Su trabajo se volverá obsoleto. Es probable que estas cifras aumenten cuando los automóviles sin conductor reemplacen a todos los taxis y a los servicios de mensajería

OPINIÓN: Recursos Humanos digital, una historia de transformación

Publicidad

Estos temores por la obsolescencia provocada por las computadoras no son nuevos. En 1964, pocos años después de que IBM presentara la primera computadora de unidad de estado sólido, La dimensión desconocida incluyó un episodio titulado El Centro de Control de Whipple's. El Sr. Whipple, propietario de una gran empresa manufacturera, reemplaza a todos sus obreros con una computadora del tamaño de una sala. La justificación económica del Sr. Whipple para su "máquina X109B14 modificada, transistorizada y totalmente automatizada" bien podría aplicarse a la IA: "cuesta dos centavos por hora… tiene una duración indefinida… no le salen arrugas, no le da artritis, no se le obstruyen las arterias… dos reemplazan a 114 hombres y no toman descansos, no se enferman, no hay vacaciones pagadas". En el programa, la máquina de Whipple reemplaza pronto a todos los empleados de la planta, desde los obreros hasta las secretarias.

Lee: ¿Los robots te quitarán tu empleo?... aún hay esperanzas

Esta historia fue premonitoria y muchos de los temores que presentaba se hicieron realidad: la mayoría de las plantas manufactureras grandes cerraron; las secretarias y las mecanógrafas se volvieron obsoletas. Y los empleos que dieron lugar a la clase media estadounidense finalmente se delegaron en terceros. Gran parte de esta automatización provocada por las computadoras reemplazó las funciones poco especializadas.

Publicidad

Pero la IA es diferente. Recurre a algoritmos de aprendizaje profundo y adquiere habilidades, así que puede ejecutar funciones complejas rutinariamente.

nullTomemos por ejemplo al periodismo, tarea que siempre han desempeñado los humanos. Luego de comprar el diario estadounidense The Washington Post, Amazon puso a prueba Heliograph, un programa de escritura basado en la IA que automatiza la redacción de reportajes con base en plantillas narrativas y frases predefinidas. Desde las Olimpiadas hasta las elecciones, el programa ha publicado automáticamente cerca de mil artículos.

En vista de que son capaces de procesar prácticamente cualquier cantidad de información y de escupir reportajes interminables instantáneamente, los bots noticiosos de la IA son mucho mejores que los humanos. No sorprende entonces que el USA Today, Reuters, BuzzFeed y muchos organismos financieros ya estén usando la IA para tareas tan diversas como la escritura de informes y la comprobación de información.

Publicidad

En el futuro cercano, la IA reemplazará a muchas otras profesiones supuestamente de alta especialización, ya sean chefs, pilotos o cirujanos. Regresar a la escuela a adquirir habilidades y herramientas nuevas tal vez no sea opción porque será imposible aprender tan rápido, ofrecer la clase de detalle que se obtiene a través del procesamiento de millones de terabytes o trabajar más rápido que la IA. Además, en el tiempo que les toma a los humanos aprender algo nuevo, la IA habrá aprendido a reemplazarlo

OPINIÓN: El valor estratégico de la Inteligencia Artificial en 2018

Si estas tendencias se materializan (puede ser que algunas no), seremos testigos de un cambio profundo en la economía estadounidense. Si las elecciones pasadas fueron una reacción a la globalización, imagínense cómo será la furia contra la IA. La solución, desde luego, no es impedir la marcha del progreso, sino prepararnos con inversiones vanguardistas en educación, capital humano y políticas públicas. Mientras Washington está ocupado limpiando el desastre que dejó ayer, la crisis del mañana es la que exige atención hoy.

Publicidad

Al final del acto del Sr. Whipple, él también terminó siendo obsoleto… por culpa de un robot. El ominoso mensaje final del guionista, Rod Serling, fue: "El hombre se vuelve listo en vez de volverse sabio; se vuelve ingenioso, no considerado; a veces, como pasó con el Sr. Whipple, puede crear su propia extinción". Esperemos que la IA no nos haga esto.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad