Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Trump podría ser el presidente más 'antimujeres' de la historia EU

Las mujeres de Estados Unidos se merecen algo mucho mejor que un hombre que dice que "las respeta" mientras defiende a los hombres que presuntamente han abusado de ellas, opina Dean Obeidallah.
Donald Trump
Apoyo Según las encuestas de salida de las elecciones de 2016, Trump contó con el apoyo del 41% de las electoras, 52% de las cuales eran mujeres blancas; pero ahora, parece que Trump está perdiendo el favor de las mujeres. (Foto: MANDEL NGAN/AFP)

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado; conduce el programa The Dean Obeidallah Show, que se transmite diariamente por la estación estadounidense SiriusXM, además de que es columnista del sitio The Daily Beast. Síguelo en Twitter como @DeanObeidallah . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Donald Trump quiere que creas que siente un " gran respeto " por las mujeres, pero sus palabras y sus actos cuentan una historia muy diferente. De hecho, Trump bien podría ser el presidente más antimujeres de la historia de Estados Unidos.

Para muestra un botón: el viernes 9 de febrero, Trump defendió a su antiguo asistente, Rob Porter, luego de que se diera a conocer la noticia de que Porter había abusado físicamente de sus dos exesposas, Colbie Holderness y Jennifer Willoughby. Para entonces, el país ya había visto la foto de Holderness con un ojo morado, consecuencia de que Porter presuntamente la golpeó. Ya habíamos oído a Willoughby, la segunda esposa de Porter, contarnos que mientras estuvo casada con él había sido abusivo con ella. "Me sacó de la regadera jalándome de los hombros, cerca del cuello, para seguir gritándome", contó . Porter ha negado las acusaciones.

OPINIÓN: Trump está bajando a todos a su nivel

Pero pese a los detalles, la declaración de Trump del viernes no da señas de que esté preocupado por Willoughby ni por Holderness, sino de que solo le preocupa Porter. Primero, Trump declaró que Porter "dice que es inocente, creo que habría que recordarlo". Luego, Trump agregó : "Ciertamente le deseo que le vaya bien. Evidentemente es un momento muy difícil para él… esperemos que tenga una carrera maravillosa".
¿Un momento difícil para Porter? ¿Qué hay de las mujeres que sufrieron abusos?

Luego, el sábado por la mañana —luego de que Trump recibiera críticas por sus comentarios sobre Porter— sorprendió a todos con un tuit en el que atacó directamente al movimiento #MeToo y dejó en claro que empatiza con los hombres acusados de haber hecho mal, no con las mujeres.

Publicidad

"Se está destruyendo la vida de la gente por una simple acusación. Algunas son ciertas, algunas son falsas. Algunas son viejas y otras son nuevas. Alguien a quien acusan falsamente no puede recuperarse. Su vida y su carrera están acabadas. ¿Ya no existe el debido proceso?". (Y hablando de debido proceso, los abogados de la Casa Blanca sabían de las acusaciones contra Porter desde enero de 2017, según el Washington Post . ¿La presidencia de Trump siquiera investigó al respecto a lo largo del año pasado?).

Pero esto no es nada nuevo para Trump. Tiene un largo historial de defender hombro a hombro a los hombres que se han comportado de forma incorrecta. En 1998, luego de que el escándalo de Monica Lewinsky acaparara los titulares, Trump defendió públicamente a su entonces amigo, Bill Clinton, y dijo que él era la verdadera "víctima", además de que dijo que sus acusadores eran "horribles" y "nada atractivos".

Más recientemente, en julio de 2016, Trump defendió al expresidente de Fox News, Roger Ailes, luego de que 25 mujeres revelaran que Ailes había abusado sexualmente de ellas, según declaraciones del abogado de una presunta víctima. Primero, Trump insinuó que las víctimas eran malagradecidas y dijo: "les puedo decir que algunas de las mujeres que se están quejando, yo sé cuánto les ayudó" y luego declaró que Ailes es "una persona muy, muy buena".

Lee: Donald Trump no entiende el movimiento #MeeToo y esto lo refleja

Trump hizo lo mismo en abril de 2017, cuando acusaron de acoso sexual y abuso verbal a otro de sus amigos de Fox News, Bill O'Reilly, escándalo que finalmente provocó su salida de la televisora. Después de que se diera a conocer que se había pagado una indemnización de 13 millones de dólares a las víctimas, Trump siguió defendiendo a O'Reilly, quien negó las acusaciones. Dijo que es "una buena persona" y agregó: "No creo que Bill haya hecho nada malo".

Publicidad

La lista sigue. En octubre de 2016, Trump llamó "mentirosas" a las muchas mujeres que lo acusaron de conducta sexual inapropiada, lo que suscitó la ovación de parte de sus partidarios en un mitin de campaña. Trump también defendió despreciablemente a Roy Moore durante su campaña para elegirse al Senado de Alabama en 2017 pese a que algunas mujeres lo acusaron de haber tenido encuentros sexuales con ellas cuando eran apenas unas adolescentes, cosa que Moore niega.

Pero no son solo las palabras. Los actos de Trump también son antimujeres. El 80% de los candidatos de Trump a los principales cargos de su gobierno han sido hombres. En comparación, tan solo el 60% de los cargos políticos del primer mandato de Obama estuvieron ocupados por hombres. Además, el 95% de los elegidos de Trump para las fiscalías federales y el 80% de sus candidatos al poder judicial han sido hombres, a diferencia de la proporción de menos del 60% en la presidencia de Obama. Además, el año pasado, Trump anunció el fin de una regla de la era de Obama, pensada para cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres que ocupan los mismos cargos.

OPINIÓN: Esto era lo que Trump debió decir y no lo hizo

Está claro que las mujeres cada vez le creen menos a Trump cuando dice que las respeta. Según las encuestas de salida de las elecciones de 2016, Trump contó con el apoyo del 41% de las electoras, 52% de las cuales eran mujeres blancas. Pero ahora, parece que Trump está perdiendo el favor de las mujeres. Una encuesta reciente de Marist indicó que no solo tiene un índice de aprobación de apenas el 33% entre las mujeres, sino que también el 50% de las mujeres desaprueba mucho el trabajo que está haciendo como presidente.

Las mujeres de Estados Unidos se merecen algo mucho mejor que un hombre que dice que "las respeta" mientras defiende a los hombres que presuntamente han abusado de ellas. Esperemos que en las próximas elecciones de noviembre, las mujeres usen su voto para enviar un mensaje poderoso a los republicanos sobre las palabras y los actos antimujeres del líder de su partido: Donald J. Trump.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad