Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Tras los ataques a Siria, ¿ahora qué sigue?

Más allá de responder al uso de armas químicas por parte del régimen sirio, ¿tiene el gobierno de Trump un plan para proteger a los civiles sirios, cuestiona Peter Bergen.
lun 16 abril 2018 11:30 AM

Nota del editor: Peter Bergen es analista de seguridad nacional de CNN, vicepresidente de New America Foundation y profesor de práctica de la Universidad Estatal de Arizona. Él está escribiendo un libro sobre las políticas de seguridad nacional del presidente Donald Trump. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - Los ataques militares en Siria liderados por Estados Unidos generan varias preguntas.

La primera, y la más básica, es ¿cuál es exactamente la política de Estados Unidos en Siria? El presidente Donald Trump dijo apenas hace dos semanas en un discurso en Ohio que Estados Unidos "saldría de Siria muy pronto". Ahora, Trump ha presidido una operación de bombardeo a gran escala dirigida contra varios objetivos en Siria, incluyendo Damasco, la capital siria.

OPINIÓN: Siria, una prueba a la línea roja de Trump

Primera

Publicidad

¿Así que cuál es la política del gobierno de Trump? ¿Es que el líder sirio Bashar al Assad tiene que irse, la cual ha sido la política establecida de Estados Unidos, desde los primeros días de la guerra civil siria, con el presidente Barack Obama? ¿O es que simplemente el uso de armas químicas por parte de Assad es una línea roja, pero no mucho más?

Lee: Donald Trump defiende el uso de la frase "Misión cumplida"

La respuesta está lejos de ser clara. Cuando el presidente Trump anunció el viernes los ataques liderados por Estados Unidos él subrayó la segunda, mientras que su embajadora en la ONU, Nikki Haley, dijo antes esta misma semana que no había ninguna solución política en Siria con Assad en el poder.

Segunda

Más allá de responder al uso de armas químicas por parte del régimen sirio, ¿tiene el gobierno de Trump un plan para proteger a los civiles sirios en una guerra que ha destruido gran parte de su país en los últimos siete años?

En la guerra, cerca de medio millón de sirios han muerto, de los cuales solo una pequeña fracción ha sido por las armas químicas. Durante la campaña, el candidato Trump promovió en ocasiones la idea de crear "zonas seguras" para los civiles sirios.

OPINIÓN: Es hora de que EU tome decisiones en Siria

¿Es el siguiente paso para el gobierno de Trump la creación de dichas zonas? ¿Y cómo funcionarían? Dichas zonas requerirían de "zonas de prohibición de vuelos", ya que la fuerza aérea siria hasta ahora ha disfrutado de una superioridad aérea total, lo que le permitió lanzar armas químicas, "bombas de barril" y otras municiones más o menos a voluntad. Imponer dicha zona de prohibición de vuelo es complicado por el hecho de que hay un número considerable de aviones rusos que vuelan sobre Siria.

Tercera

¿Podría la loable preocupación de Trump por las bajas civiles causadas por las armas químicas en la guerra civil cambiar su opinión sobre los refugiados sirios que entran a Estados Unidos? Hasta ahora, el gobierno de Trump ha prohibido efectivamente la entrada de refugiados sirios a Estados Unidos, a pesar del hecho de que la mayoría son mujeres y niños.

Lee: El Consejo de Seguridad de la ONU rechaza propuesta para condenar ataque a Siria

Cuarta

¿Marcan los ataques un tipo de punto de retorno entre Trump y Rusia? El presidente ha sido reacio a criticar al presidente de Rusia, Vladimir Putin, aunque el viernes tuvo duras palabras para los rusos: "A Rusia le pregunto: ¿qué nación quiere ser relacionada con el asesinato en masa de hombres, mujeres y niños inocentes?".

Quinta

Cuando el secretario de Defensa de Estados Unidos James Mattis habló en conferencia de prensa, el viernes en el Pentágono, dijo que la autorización legal para los ataques se encontraba en el Artículo 2 de la Constitución sobre la autoridad del presidente como comandante en jefe. Muchos expertos legales - así como varios miembros del Congreso - no estarían de acuerdo.

Atacar objetivos del régimen sirio, a diferencia de objetivos de ISIS, no ha sido autorizado por el Congreso, que se supone debe aprobar las acciones militares de Estados Unidos, aunque los últimos presidentes han tendido a minimizar el papel del Congreso en dicha materia.

Lee: El Kremlin espera 'un diálogo' con EU a pesar de ataques en Siria

Sexta

¿Hay algo de "cortina de humo" en todo esto? Esta fue la acusación, adaptada de la película "Wag the Dog", contra el presidente Bill Clinton quien, en medio del escándalo de Monica Lewinsky, lanzó ataques militares contra campos de entrenamiento de al Qaeda en Afganistán en agosto de 1998, luego de un bombardeo de al Qaeda contra dos embajadas estadounidenses en África.

Como supuestamente dijo Mark Twain, "La historia no se repite, pero rima".

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad