Publicidad
Publicidad

OPINIÓN. Dioses de la guerra: el acuerdo nuclear

Los rumores de guerra son evidentes y la posibilidad de que se siga la tendencia alcista del mercado petrolero se incrementa, opina Jhon Cisnero.

Nota del editor: Jhon Cisnero, economista venezolano, trabaja en asesoría financiera en Kapital Consultores. Es profesor de Contabilidad Financiera de la Universidad Católica Andrés Bello, así como articulista de Forbes, Investing.com y UCVEconoticias. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN Español) - Titanes con un acuerdo en común, mantener la paz y no destruir la Tierra. Un asunto simple, pero como en todo, siempre existe el deseo por el poder. Para los que no sepan del tema, el gobierno de Irán tiene un programa cuyo objetivo, según ellos, es el de generar energía nuclear con fines “pacíficos”.

Lee: El acuerdo con Irán o el temor a una guerra

Definitivamente, un programa de este tipo no es para ser tomado en juego, ni tampoco para desarrollarse sin ningún tipo de supervisión. Diversos países sospecharon que las verdaderas intenciones de Teherán eran dotarse de armamento nuclear, lo que ocasionó que en 2015 se firmara el Plan de Acción Conjunto Completo entre Irán y los P5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), con la participación de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

Publicidad

Hace pocos días, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, reveló varios archivos como prueba de que Irán trabajaba en un programa secreto de armas nucleares, asunto que en cualquier escenario encendería las alarmas. Es indiscutible que Irán ha ganado mucha influencia en la región desde que Estados Unidos invadió Iraq.

Sin embargo, yo no buscaría problemas con un país que dedica prácticamente el 5% de su producto interno bruto a la fabricación de armas. Definitivamente, Israel sigue siendo una potencia militar y solo hay que encender un fósforo para que empiece un conflicto.

Lee: Las empresas rusas se benefician del conflicto EU-Irán

Con respecto al mercado petrolero, se mantiene con tendencias alcistas, debido a que ya daba por hecho la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de salir del acuerdo nuclear con Irán. El asunto ahora es cómo se desarrollarán las variables, ya que no se puede pasar por alto que esta decisión es un mensaje claro a Corea del Norte con respecto a la desnuclearización.

Publicidad

¿Qué cartas jugará Kim Jong Un luego de este movimiento de Trump? Por los momentos, los dos se mantienen en conversaciones debido a la guerra de aranceles y considero que tratarán de mantenerse a distancia, aunque siguen siendo volátiles e impredecibles.

Continuamos con las sanciones, en este caso para Venezuela, país en donde se vive mucha tensión este año, por las próximas elecciones presidenciales. La producción de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) se ha hundido en unos 600,000 barriles diarios en el último año, cifras preocupantes, a las que hay que agregarle el cumplimiento de unos vencimientos de deuda que impiden invertir en su infraestructura.

nullEl presidente Donald Trump ya ha manifestado que también piensa imponer sanciones al gobierno de su colega Nicolás Maduro, y se presume que sean dirigidas a los suministros de petróleo, sector que se encuentra en condiciones críticas, debido al caos económico y político. ¿Podría cambiar este escenario?

Ni los oráculos sabrían qué pasará en los comicios del 20 de mayo, solo Dios. Sin embargo, ¿Qué pasaría si gana el principal contrincante Henri Falcón? ¿Se aplicarían de igual forma las sanciones? Considero que definitivamente quedarían sin efecto si se presentara este escenario. Aunque ya muchos desconocen al gobierno de Nicolás Maduro, dudo que mantengan la misma postura si Henri Falcón gana las elecciones.

Publicidad

Los riesgos geopolíticos que podrían impulsar al mercado petrolero no terminan aquí. Persisten los conflictos entre Arabia Saudita y los rebeldes hutíes en Yemen, quienes han incrementado sus ataques a las infraestructuras petroleras. Cabe destacar que estos rebeldes cuentan con el apoyo de Irán, el gobierno que tira la piedra y esconde la mano. Obviamente las cartas están sobre la mesa, es solo cuestión de tiempo para que alguno de estos titanes inicie el apocalipsis.

Lee: Trump demuestra el poder de su firma y golpea a la economía de Irán

Los rumores de guerra son evidentes y considero que la posibilidad de que se siga la tendencia alcista del mercado petrolero se incrementa. Aún así, la cotización podría mantenerse, si la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) así lo quisiera. Los niveles se encuentran casi normales, lo que se traduce en que el mercado debería volver al equilibrio este trimestre, por lo que surge el siguiente interrogante: ¿pondrán fin a los recortes?

Por los momentos, el ministro de Energía de Rusia y otros grandes productores de petróleo se han reunido para discutir su acuerdo de suministro, aunque ya el mercado presenta un escenario que amerita reducirlo. No obstante, ya varios miembros han manifestado sus intenciones de continuar con el recorte hasta finalizar el año, especialmente Arabia Saudita.

Publicidad

Lee: Quién pierde con el regreso de las sanciones de EU a Irán

Pero, ¿cuál es el interés en mantener los precios elevados a corto plazo? La salida de Saudi Aramco a la Bolsa se está preparando y claramente es conveniente que los precios se mantengan elevados para que la colocación se realice en las mejores condiciones. La empresa estatal de Arabia Saudita se prepara para colocar el 5% de sus acciones, y se estima que podría obtener unos 100,000 millones de dólares, lo que la haría la oferta pública inicial (OPI) de acciones más grande de la historia.

null¿Existen otras señales de posible incremento en los precios del crudo? Efectivamente, si observamos la estructura “backwardation”, podemos apreciar que la demanda inmediata de petróleo está rebasando la oferta, lo que hace que el precio del petróleo físico pase a niveles más elevados que los futuros, escenario originado por el incremento de la demanda y la dificultad que tienen esos países productores para cubrir esos encargos.

Definitivamente este podría ser el año del oro negro y considero que las tendencias son alcistas para el mercado petrolero, claramente si, y solo si, los riesgos geopolíticos mencionados mantienen su curso.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad