Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: El CFO del presente y del futuro debe saber manejar sus emociones

El puesto del director financiero está ganando prestigio en lo que respecta a la promoción profesional, señala Jorge Sánchez Tello.
sáb 26 mayo 2018 07:00 AM
CFO
CFO CFO (Foto: Mlenny/Getty Images)

Nota del editor: Director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros-FUNDEF A.C. Centro de Investigación independiente con sede en el ITAM. Síguelo en Twitter como @jorgeteilus . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) – “Todo se está volviendo digital y si tú no lo haces, simplemente dejas de ser competitivo y eso tiene un impacto sobre cómo los CEO y los CFO tienen que reflexionar sobre sus empresas.” Zorawar Biri Singh Cisco.

La globalización nos presenta un nuevo ambiente que tiene relación directa con los cambios en las empresas y en la alineación financiera para hacerlas más competitivas.

Es importante que las empresas asimilen claramente que las finanzas corporativas involucran decisiones de inversión, financiamiento, dividendos y directivas, en función de las cuales se basa el crecimiento y éxito de las empresas.

Lee: ¿Qué es lo que distingue a un director ejecutivo exitoso?

Las finanzas corporativas se asocian también con el gobierno corporativo de las empresas por medio de la interrelación de esta cuestión con los problemas de incentivos que subyacen a la toma de decisiones financieras.

Publicidad

En este contexto, el papel del director financiero (CFO) es el de actuar como intermediario entre las operaciones de la empresa, una cartera de activos reales, y los mercados de capitales en los que se negocian los títulos o activos financieros emitidos por la empresa para financiar su cartera de proyectos.

El rol del CFO demanda además tener fuerte control sobre los costos, conseguir líneas de crédito y que además sean a tasas razonables, lidiar con los precios y la inflación que los proveedores cargan a sus productos, y reformular constantemente el presupuesto.

Lee: Guía básica de liderazgo para jefes primerizos

El CFO asegura que las iniciativas estén alineadas con las directrices estratégicas y garanticen una contribución hacia el cumplimiento de los objetivos y logros de la empresa. Esto se podría entender como una postura de ambición personal en todo lo que hacen, pero los verdaderos profesionales son conscientes que esta nueva función forma parte de la responsabilidad del CFO.

El puesto de CFO está ganando prestigio en lo que respecta a la promoción profesional. En un tiempo los puestos directivos en el área de finanzas solían considerarse un trampolín hacia el puesto de Director Financiero. En la actualidad, los responsables financieros están consolidando su posición por derecho propio.

nullLos CFOs están bien posicionados para cerrar la brecha en las diferencias culturales a medida que trabajan en un entorno cada vez más global. Con la situación económica actual, la planificación y el análisis con base en escenarios se están volviendo cada vez más importantes y por lo tanto más difíciles.

OPINIÓN: Cómo afrontar el 2018 desde el liderazgo empresarial

En la era actual, los datos y la tecnología están adquiriendo un papel fundamental en las operaciones del día a día y en las estrategias de crecimiento de las empresas. La inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el big data pueden facilitar la emisión de informes financieros, el cumplimiento normativo, ayudar a controlar los movimientos del mercado, hacer un seguimiento de las ineficiencias de la cadena de suministro, permitir una subcontratación más inteligente, apoyar al personal y los esfuerzos en gestión del talento y predecir las tendencias futuras.

Cuando fallan estos factores, la tecnología moderna puede destruir una empresa y toda su reputación; la piratería informática y las intrusiones en la privacidad, están empezando a ser una de las principales preocupaciones de los directivos.

El CFO no solo debe aprender a interpretar estos datos del big data si no además el manejo de emociones y mantener un equilibrio en la vida, es un factor cada vez más importante.

Lee: 4 consejos para líderes que buscan motivar a su equipo

Es inevitable que nuestra vida personal tenga influencia en nuestro trabajo y la clave será el tener un balance entre ambos, es así que un CFO capaz de manejar esta situación, logrando una interacción fluida entre la vida personal y el trabajo tendrá un plus, un valor agregado muy apreciado por las organizaciones. Hoy se espera que las empresas sean cada vez más humanas. El director de finanzas tiene y tendrá relación con diferentes personas.

El CFO del presente y del futuro debe tener habilidades financieras, contables, económicas, análisis de datos pero sobre todo saber manejar sus emociones para la toma de decisiones.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad