Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Proyecciones posibles en un escenario volátil del peso

El escenario de Trump se podría volver a repetir en el mercado del dólar peso mexicano, opina Roberto Ruarte.
Cambio
Influencia Factores políticos han dominado la escena para que muchos analistas justifiquen los niveles actuales en que se encuentran las cotizaciones del peso mexicano. (Foto: zhuzhu/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Los primeros 8 días de junio han mostrado una gran volatilidad en las cotizaciones del dólar peso mexicano, y en este caso los factores políticos han dominado la escena para que muchos analistas justifiquen los niveles actuales de 20.45 en que se encuentran las cotizaciones de la moneda mexicana.

Decimos factores políticos porque el contexto de mercados se ha relajado, y lo que era viento de frente ahora es viento de cola. El dólar index, tan firme en mayo, se relajó en junio y corrige desde los niveles de objetivos de 95; la tasa de interés que alcanzó niveles de 3.11 volvió debajo del 3% y esos factores que antes potenciaban la debilidad del peso ahora ya no lo hacen, y solo los factores políticos lo han movido muy por arriba de los 20 pesos.

Lee: El peso mexicano cierra en su menor nivel ¡en 16 meses!

Publicidad

El factor técnico, precisamente la técnica que seguimos, Elliott Wave, una de las pocas predictivas nos avisaba allá en marzo y abril que el primer semestre firme del peso era un espejismo; aquellos que sostenían que todo lo malo del peso estaba en los precios de 18.50/17.90 sugiriendo 17/16.50, el mercado les ha hablado fuerte, y claro no era así.

En solitario decíamos que la composición de Chicago que llegó a 110,000 contratos especuladores apostando por el peso a comienzos de abril, para aprovechar el “carry trade” ya explicado en notas previas, era masivo y los importadores le vendían los pesos y compraban los dólares a estos especuladores, entendiendo que estaba en valores bajos el dólar.

En abril de este año el mercado estaba en las antípodas de su techo de enero del 2017 en 22 pesos cuando asumió Donald Trump en Estados Unidos, allí los especuladores cortos pesos, y los comerciales exportadores, largos pesos y corto dólares; en aquella oportunidad fue histórica la venta de dólares, de 22 se fue a 18 a pesar de pronósticos agoreros a 25 y 30, y en abril, con la composición inversa, fue histórica la oportunidad de compra de dólares.

Lee: El dólar está por las nubes, ¿qué hago con mis pesos?

Publicidad

Decíamos tanto en reportes como por este medio, que en el segundo trimestre veríamos la fortaleza del dólar y que en junio íbamos a estar por arriba de los 20 pesos. Podríamos sentirnos satisfechos con el pronóstico ya cumplido, algunos dirán que las noticias ayudaron, pero en realidad, para que ayuden las noticias, el mercado debe estar comprado en pesos, no vendido en pesos. En enero del 2017 NO ayudaron las noticias, pero el mercado ya había encontrado su saturación: todos tenían dólares y no había forma de subir.

El reporte de la última semana de Chicago dice que de los 110,000 largos solo quedan 18,000 largos, pero siguen largos; es decir, si hubiera pánico estarían como con Trump unos 70,000 cortos pesos, por eso las malas noticias políticas han encontrado en la composición técnica el caldo de cultivo para el gran rally que nos llevó desde comienzos de abril a junio, en apenas dos mese, desde 18 a 20.45 pesos.

Lee: Inversionistas prevén mejora para el peso y el real

Si el mercado se apanica, aún hay terreno para que los especuladores pasen de largo pesos, a corto pesos como sucedió con Trump, y allí sí con todos largos dólares un techo importante de corto y mediano plazo podría verificarse, no antes.

Publicidad

Haciendo un ejercicio de imaginación, que en término de ondas técnicas se ve muy probable, pero en términos de noticias son todas suposiciones, podríamos ver un escenario en los próximos meses como se plantea en el gráfico que se acompaña, repitiendo lo ocurrido entre noviembre del 2016 y enero del 2017 con el fenómeno Trump.

La composición técnica largo pesos puede ir a corto pesos en especuladores, si la incipiente guerra comercial México Estados Unidos se incrementa; algo posible teniendo en cuenta que ya hubo aranceles de Estados Unidos a México, y viceversa, que Estados Unidos planteó negociar por separado el tratado comercial con Canadá y Estados Unidos, algo que ha sido rechazado. Si la tensión se incrementa, el mercado puede llenarse de miedo y de dólares, como cuando salió electo Trump.

El otro elemento es el eleccionario, si las encuestas no se revierten y fueran indicativas de la realidad, el 1 de julio, el teóricamente candidato menos afín a los mercados podría ser el próximo presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, el fenómeno de Menem en Argentina 1989/1997, y el de Lula da Silva 2003/2011, y más moderados como Bachelet en Chile y Humala en Perú, recomiendan esperar a diciembre para ver el rumbo que tomará su presidencia. En el supuesto volvemos a repetir que no se reviertan las encuestas y el 1 de julio se confirme las tendencias actuales.

Publicidad

Lee: Pese a todo, el peso no está peor que en elecciones de 2012

Estas noticias que son suposiciones, que deben materializarse, están lejos de ser una certidumbre, solo probabilidades; que las malas noticias continúen, si así fuera, el escenario de Trump se podría volver a repetir en el mercado del dólar peso mexicano.

¿Como sería? en el gráfico que se acompaña se expone el mes de junio el peso seguirá muy presionado, y podemos ir a niveles de 21.40/22 en donde el avance desde 17.93 será 1.618 veces el avance de la onda 1) para allí terminar la onda 3) con la supuesta elección del 1 de julio, luego una onda 4) de ajuste, julio, agosto, septiembre y una onda 5) a nuevos máximos en octubre, noviembre y diciembre, para hacer techo el dólar en el momento de la asunción del nuevo presidente.

Lee: El peso mexicano, ¿romperá la maldición electoral?

Publicidad

Eso sería el patrón de Trump, observar la gráfica que se acompaña, cuando fue electo presidente, el mercado se llenó de dólares y llevó el mercado a 21.40 fin de la onda 3), luego regresó a 20.27 relajándose en onda 4) en noviembre diciembre del 2016 y en enero del 2017 hizo la onda 5) y techo final de la onda III en 22.03.

En este caso dependemos de dónde termine la 3), si 21.40 como pasó en la elección en Estados Unidos, o más cerca de 22 con la asunción de Trump; luego vendría una relajación por cualquier candidato que gane, y luego la subida final coincidente con la asunción del nuevo presidente mexicano electo por la población que jurará en la primera quincena de diciembre de este año.

Alli en diciembre debería terminar la onda 5) de V y la oportunidad para nosotros será histórica para la compra de activos mexicanos en medio del miedo y seguramente con muchos en el mercado corto pesos, largo dólares como en enero del 2017 y la historia se podrá volver a repetir.

¿Así será? veremos… son muchas las variables en juego.

Publicidad

Fuerte soporte el peso en 20.30/20 mientras no cerremos debajo de 20, los riesgos de un “overshooting” por miedos debe ser seriamente considerado.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad