Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: ¿Cómo interactuará Andrés Manuel López Obrador con Donald Trump?

Aunque López Obrador haya sido el mejor candidato de los que había, es poco probable que su presidencia produzca una relación funcional con Estados Unidos, opina Alice Driver.

Nota del editor: Alice Driver es periodista y traductora independiente, dedicada a la migración, los derechos humanos y la igualdad de género. Actualmente vive en la Ciudad de México. Escribió el libro More or Less Dead: Feminicide, Haunting, and the Ethics of Representation in Mexico. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — "Si Trump lanza un tuit ofensivo, yo me voy a hacer cargo de responderle", dijo el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador —conocido como AMLO— en un mitin de campaña en Oaxaca . López Obrador, quien fundó el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), sigue la tradición populista y se comprometió a combatir fuego con fuego en lo que respecta a Trump.

Esto preocupa a algunos mexicanos, que creen que López Obrador es impredecible, propenso a arranques emocionales, y rápido para cambiar de opinión . ¿Les suena conocido? Como presidente, bien podría ser el Trump al sur de la frontera, al menos en cuanto a temperamento.

Lee: AMLO, el ganador de las elecciones en México que critica a Trump

López Obrador, quien se postuló a la presidencia en todas las elecciones desde 2006, es de origen humilde, vuela en clase turista y dice que convertirá la residencia presidencial de México en un parque público.

Aunque sus planes políticos no tienen mucho en común con los de Trump, coincide en su reacción a las críticas y los medios, al igual que su falta de compromiso con los derechos de la comunidad LGBTQI y las mujeres . López Obrador dijo que como presidente tendrá que consultar a los millones de católicos, evangélicos y "librepensadores" a quienes representa para tomar decisiones sobre los matrimonios homosexuales y el aborto . En respuesta a estas declaraciones, la comunidad LGBTQI de México señaló que los derechos humanos fundamentales no deben someterse a consulta , sino garantizarse.

Publicidad

OPINIÓN. Consejo para Trump sobre López Obrador: no lo presione

En su plan de gobierno, de 641 páginas, no se mencionan para nada los derechos de la comunidad LGBTQI, mientras que solo se menciona una vez la igualdad de género, según una revisión del documento que llevó a cabo BuzzFeed . Cabe destacar que cuando López Obrador fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, entre 2000 y 2005, no promovió el matrimonio homosexual ni la despenalización del aborto.

Pero las similitudes entre ambos líderes no terminan ahí. Al igual que Trump, López Obrador se ha rodeado de personas que se han conducido con ética cuestionable. Por ejemplo: hizo una alianza con Elba Esther Gordillo, la antigua lideresa del sindicato magisterial de México, a quien acusaron de haber malversado alrededor de 2,600 millones de pesos y que era famosa por sus inversiones en prendas de diseñador, cirugías plásticas y un avión privado. (No se ha condenado a Gordillo por ningún delito y niega haber obrado mal).

OPINIÓN. Elección México 2018: una lección para la historia

Si se preguntan por qué López Obrador es tan popular, piensen en quiénes eran sus oponentes. El Partido Revolucionario Institucional, al que pertenece el presidente Peña Nieto, se vio asolado por los errores continuos en la investigación de la desaparición forzada de 43 estudiantes, como resumió John Oliver en su segmento reciente sobre las elecciones en México . Como informó Amnistía Internacional, las autoridades recurrieron a la tortura para obtener las confesiones en el caso de estos estudiantes.

También está el tema de la corrupción. En 2014, Aristegui Noticias dio a conocer que la familia del presidente era propietaria de una residencia lujosa registrada a nombre de una constructora que ganó licitaciones durante la presidencia de Peña Nieto, lo que provocó un escándalo por el conflicto de intereses. Peña Nieto ofreció disculpas públicamente por el escándalo y al mismo tiempo dio a conocer una ley para combatir la corrupción política, pero para muchos mexicanos, el daño ya estaba hecho.

Donald Trump y AMLO conversaron sobre acuerdos comerciales y temas fronterizos

No era probable que José Antonio Meade, candidato del Partido Revolucionario Institucional, obtuviera muchos votos por la asociación de su partido con la corrupción a largo plazo . Ricardo Anaya, quien renunció del Partido Acción Nacional para postularse como candidato de la alianza Por México al Frente (un grupo de varios partidos de oposición), fue un nerd de la política más conocido por su amor por las presentaciones de PowerPoint que por la gente. Y en último lugar tenemos a Jaime Rodríguez, El Bronco, candidato independiente que inspiró miles de memes porque prometió que les cortaría las manos a los funcionarios corruptos y a los delincuentes. Para resaltar la ironía, uno de los memes más difundidos sobre el candidato presenta al mismo Bronco sin manos .

OPINIÓN: La última alternancia

Pero López Obrador no solo era atractivo por lo que les faltaba a sus contrincantes. Al igual que Trump, durante la campaña proclamó que limpiaría el lodazal. En abril dijo : "Vamos a acabar con la corrupción. Se va a purificar la vida pública de México, ya no va a haber corrupción y que [Trump] no mantenga esa idea, que no se empecine en estar con la impresión de que los mexicanos somos corruptos". El mensaje anticorrupción de López Obrador llamó la atención de los electores hartos de los escándalos y la corrupción de la administración anterior. Le gusta decir: "Todo lo que estoy diciendo, se hará", que además de ser imposible, suena un poco al " Yo puedo arreglarlo solo " de Trump.

Lee: AMLO y Trump hablan sobre un posible acuerdo comercial bilateral

Al igual que Trump, López Obrador ha mostrado un desdén constante por la prensa. Durante la campaña, dijo que la prensa era "fifí", elitista. También ha estructurado su política de forma que da a entender que o estás con él o estás del lado de la mafia corrupta, lo que ha polarizado al país de una forma que a muchos estadounidenses les parecerá conocida.

La verdadera pregunta para los estadounidenses es cómo interactuará López Obrador con Trump y qué efecto tendrán sus políticas en Estados Unidos. Parece que la guerra en Twitter es inminente y que la segunda economía más grande de América Latina se resistirá al intento de Trump por deshumanizar a los mexicanos.

Lee: Los tuits de AMLO que lo describieron durante su campaña

El tema que podría tener impacto en los derechos humanos a nivel mundial es que ambos presidentes se dediquen a limitar los derechos de la comunidad LGBTQI y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. El progreso hacia el matrimonio igualitario y la autonomía de la mujer sobre su cuerpo podría retroceder décadas y desembocar en la represión de grupos marginados.

Aunque López Obrador haya sido el mejor candidato de los que había, es poco probable que su presidencia produzca una relación funcional con Estados Unidos. Habiendo dicho lo anterior, solo el tiempo —y Twitter— lo dirá.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad